JÓVENES DE CASTILLA Y LEÓN CONSIDERA INSUFICIENTE EL PLAN DE RETORNO DE JÓVENES DE LA JUNTA

|

Mapa diaspora jovenescyl


El colectivo Jóvenes de Castilla y León considera insuficiente el plan de retorno de jóvenes Pasaporte de Vuelta presentado por la Junta de Castilla y León porque el número de posibles beneficiarios es irrisorio en comparación con los datos de emigrados y porque solo contempla a los que están en el extranjero, cuando el mayor flujo es hacia otras comunidades de España.

Aunque Jóvenes de Castilla y León, desde su compromiso con la lucha contra la despoblación, valora como positivas las ayudas del plan, también las considera fugaces. Sin el respaldo de una matriz de iniciativas centradas en el empleo, el retorno está condenado a ser pasajero, resultado que no se corresponde con nuestro compromiso de construir un futuro sólido y a largo plazo en Castilla y León.

Tan solo en 2019 se fueron más de 30.000 personas de la comunidad según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), mientras que ese año solo regresaron 2.496.

A juicio del colectivo, las ayudas directas planteadas por la Junta en su plan de Pasaporte de vuelta presentan tres grandes problemas:

         Se deja de lado la emigración a otras comunidades autónomas al dirigirse exclusivamente a los emigrantes que viven en el extranjero, a pesar de que casi el 70% de los jóvenes que han dejado Castilla y León en los últimos tres años residen en otros lugares de España. En ese periodo, 62.394 se han mudado a otras autonomías, frente a los 27.577 que se han marchado fuera del país.

         Las ayudas directas son un parche a corto plazo pues no resuelven problemas estructurales ni tienen impacto en el desarrollo del tejido económico, eje fundamental para revertir la despoblación y obviado en este plan de medidas, condenadas a diluirse sin dejar efecto real.

         Estas ayudas no llegan a cubrir el 0,2% de los casos de emigración. Su partida presupuestaria, de 211.000 euros, es insuficiente, pues la horquilla a percibir por cada emigrante retornado va desde los 2.500 euros a los 5.500 euros. Esto implica que tan solo podrán beneficiarse de 50 a 60 personas frente a las casi 30.000 que cada año abandonan Castilla y León.


Jóvenes de Castilla y León ha reivindicado a través de sus iniciativas “Retos de Futuro ante la Covid-19” y “Propuestas al anteproyecto de la Ley de Dinamización Demográfica de la Junta de Castilla y León” la necesidad de un Plan Inclusivo de Retorno con objetivos específicos para personas en situación de vulnerabilidad y exclusión social que no se limiten al retorno del talento. Debe tenerse en cuenta a la población flotante. Su objetivo es lograr un reequilibrio territorial que permita regresar a Castilla y León a las personas emigradas con un #PasaporteDeIda sin vuelta.

Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

Emilio Casado
POR
Emilio Casado,
 27 oct

Roatta había establecido su cuartel general en Arcos de Jalón el 2 de marzo de 1937, en una fonda al pie de la carretera. Las escuelas del pueblo se convirtieron en centro de operaciones. Seis días después  empieza la batalla de Guadalajara (leer más)

Comenta