LA DPZ CONVOCA LOS PREMIOS SANTA ISABEL DE NARRATIVA Y POESÍA DOTADOS CON 5.000 EUROS CADA UNO

|

Ganadores 2020 (1)



La Diputación de Zaragoza ha convocado la XXXI edición de sus premios Santa Isabel de narrativa y poesía. Este año, la cuantía de los galardones aumenta en 2.000 euros hasta alcanzar los 5.000 en cada una de las dos modalidades. Los interesados tienen de plazo hasta el día 10 de junio para presentar sus creaciones.

La convocatoria ha salido publicada hoy martes en el Boletín Oficial de la Provincia (BOPZ) y en ella pueden consultarse las bases de los premios, a los que pueden presentarse todas las personas mayores de edad, nacidas o empadronadas en Aragón desde al menos un año antes de la fecha de publicación de la convocatoria.

Las obras deberán ser originales, inéditas, escritas en castellano y que nunca hayan sido premiadas en otros concursos. Cada autor podrá presentar como máximo dos distintas, cuya temática será libre. Las ganadoras serán publicadas por la Diputación de Zaragoza o a través de otra editorial.

A diferencia de años anteriores, en esta ocasión las obras que opten a ambos premios deberán presentarse exclusivamente en formato digital. En cuanto a la extensión, deberá ser de 125 a 250 páginas en el caso de las obras narrativas y de un mínimo de 350 versos en las poesías.


Ediciones anteriores

En ediciones anteriores, el premio de narrativa Santa Isabel ha recaído en autores como Alfredo Mozas, Dolan Mor, Jorge Ángel Deprá, Javier Oroz, María Luisa Frisa o Patricia Esteban. En la última edición fue ganadora 'La venus de las matrioskas', de César Ibáñez.

En el caso del de poesía, la lista de ganadores la engloban autores como Sergio Algora, Octavio Gómez Millán, Julio Espinosa, Miguel Ángel Ortiz, María Pilar Peris o Ángel Gracia. El año pasado, Miguel Serrano fue el ganador del XXX Santa Isabel de poesía por su obra 'El testaferro'. 

Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

Montse Martínez
POR
Montserrat Martínez,
 19 oct

Por eso en algunas ocasiones, cuando somos conscientes de que nuestra opinión no es la de la mayoría o no es “políticamente correcta”, de manera inconsciente tendemos a callarnos, dejando de ser asertivos, incluso en el peor de los casos, a renunciar a decir nuestras opiniones o a decir lo contrario… (leer más)

Comenta