PÓNTELA, PÓNSELA

|

Yo siempre he oído a la gente mayor que dice que, que poco dura la alegría en casa del pobre. Pues eso es lo que nos ha pasado a los de Arcos. Estábamos disfrutando de la piscina, de nuestros amigos veraneantes, la Eurocopa, los bares hasta las tantas y de repente “nos hemos contagiao”. Ahora tenemos que hacer memoria para ver con quién nos hemos juntado, con quién hemos hablado, si llevábamos mascarilla, si no… Pero a ver, si hablamos todos con todos y a según qué horas, el que escucha no oye y el que habla necesita un logopeda. Esperemos que, en este despiste no llegue a ninguna desgracia para poder disfrutar de este verano que acaba de empezar. Ante la duda, acudiremos voluntariamente al centro médico para pedir un PCR.

Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

Añadir un título
POR
Antonio de Benito,
 13 ago

A mi amigo Pepe Cabrera; el sol de cada amanecer y el viento, sea gélido o cálido, nos trae tu recuerdo, cariño y amistad. Los personajes de esta novela son totalmente ficticios y cualquier parecido con la realidad es mera asociación del lector. El lenguaje usado es el propio de las novelas del clásico género novela del oeste. No recomendado para menores de 16 años. (leer más)

Comenta