MALESTAR EN EL AYUNTAMIENTO DE IBDES POR LA DECISIÓN DE IBERCAJA DE REDUCIR A LA MITAD SUS DÍAS DE APERTURA ESTE VERANO

|

172146224 5367759859964191 2201720448951575101 n


La exclusión financiera es un mal que está afectando cada vez más a todos los municipios de ambas vertientes del Alto Jalón, que ven como ni siquiera las cabeceras están siendo capaces de mantener para sus vecinos y vecinas el acceso a los productos y servicios financieros más elementales, como pueden ser cuentas de ahorro, medios de pago, créditos o seguros. Las entidades bancarias abandonan los pueblos y la población, sobre todo la más mayor, se ve obligada a introducirse en un mundo digital que desconocen y del que desconfían, o a viajar decenas de kilómetros simplemente para poder sacar su dinero o realizar gestiones cotidianas como consultar el estado de sus cuentas.


En Ibdes, desde hace mucho tiempo ya, cuentan con tan solo una entidad bancaria dando servicio a su población. La oficina de Ibercaja Banco, anterior Cai Zaragoza, abre en este municipio zaragozano del Alto Jalón tan solo un día a la semana. Los martes de 8 horas a 14 horas, vecinos y vecinas de Ibdes hacen cola para ser atendidos y poder realizar sus transferencias, actualizaciones de cartillas, comprobar el estado de sus planes de pensiones, gestionar sus seguros o algo tan básico y fundamental como poder retirar dinero de sus cuentas, ya que no disponen de cajero automático. "Si necesitas sacar dinero o realizar cualquier otra gestión un día diferente, te dirigen o al servicio online Ibercaja Directo, o tienes que irte hasta la oficina de Ateca", se quejan desde el Ayuntamiento de Ibdes.


El malestar y los inconvenientes que se producen entre la población ibdense no son ajenos a su Ayuntamiento, que se queja no solo del deficitario servicio bancario presencial, sino también del funcionamiento de la banca online, al que califican como "complicado de usar y entender ya para la gente joven, como para obligar a que lo usen los mayores en su día a día". Recientemente desde el consistorio han visto como una remesa de pagos que, ordenada un jueves a través del servicio online Ibercaja Directo, el lunes todavía no estaba ejecutada a falta de ser autorizada por el banco. "No había ningún motivo para que no se hubiera ejecutado y llamando por teléfono para solucionarlo, en la oficina de Ateca nos llegaron a decir que no sabían bien cómo funcionaba el servicio online", explica Ramón Duce, Alcalde de Ibdes, quien se lamenta de que "te obligan a usar la banca online y luego necesitas igualmente arreglar las cosas presencialmente desplazándote". 


"Si vas cualquier día a la oficina de Ateca, de la que dependemos, te encuentras que no dan abasto para atender a vecinos no solo de Ibdes, sino de otros pueblos como Nuévalos o Jaraba, con problemas similares", narra el alcalde de Ibdes preocupado porque "ahora en verano la situación va a ser todavía peor". Y es que Ibercaja Banco ha comunicado a sus clientes de Ibdes que durante los meses de julio y agosto tan solo abrirá un día cada dos semanas. En concreto, la oficina bancaria de esta localidad solo abrirá los días 5 y 26 de julio, y 9 y 23 de agosto. "Justo cuando más gente hay en el pueblo, vamos a ofrecer menos servicios", se queja el alcalde mostrándose comprensivo con que "todo el mundo tiene que tener vacaciones" pero solicitando que "no podemos dejar a los pueblos sin servicios esenciales como este, y menos en el momento en el que más población tenemos del año".


Hace una década, España era de los países más bancarizados, con un número elevado de oficinas y cajeros automáticos por ciudadano. La crisis económica, la reestructuración del sector y la práctica desaparición de las cajas de ahorros ha significado una reducción del número de oficinas en muchas zonas rurales. El Alto Jalón está sufriendo esta circunstancia y los ayuntamientos, asociaciones, empresas y habitantes de la zona no pueden más que quejarse a la espera de que el Gobierno de España y las administraciones regionales den los pasos necesarios para garantizar la prestación de los servicios financieros en el mundo rural. 


Algunos ya se han puesto en marcha para trabajar en solucionar esto, caso de la Diputación de Soria y Caja Rural de Soria, que preparan un plan con el que atender a todas las poblaciones mediante oficinas bancarias móviles. De momento en Ibdes "si por lo menos tuviéramos un cajero automático se solucionarían muchos de los problemas", se lamentan desde el Ayuntamiento viendo como este verano van a tener tan solo cuatro días abierta la oficina bancaria, por lo que deberán desplazarse a Ateca cada vez que necesiten retirar dinero de sus cuentas corrientes.

Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

Fran
POR
Fran Álvarez,
 27 jun

Las nuevas directrices de la Comisión Europea abren la puerta a bonificaciones del 20% de la Seguridad Social para las empresas de las provincias de Soria, Cuenca y Teruel, y aquí sale el que suscribe pidiendo que desde el Alto Jalón, los habitantes del mundo rural digamos "NO" a esta propuesta. (leer más)

Comenta