DONAR SANGRE, DONAR VIDA

|

Hola a tod@s. Mi nombre es Viki, es un placer para mí poder compartir estas líneas con vosotros. Por medio de estos artículos me gustaría poder tocar temas de interés general y que puedan servir de ayuda, de una manera sencilla. Esta semana voy a empezar con el tema de la donación de sangre.

A causa de la situación actual que estamos viviendo, muchos hospitales están viendo reducidos sus reservas de sangre, lo que supone un problema muy grande para todas aquellas personas que la puedan necesitar. El proceso de donar sangre es rápido y sencillo, sólo tienes que acercarte a tu hospital o centro más cercano reservado para esta función y en unos 10-15 minutos habréis terminado.


¿Qué requisitos debe de tener la persona que va a donar sangre?

. Tener entre 18 y 65 años. Personas que tengan más de 65 años y su médico considere que se encuentran en perfectas condiciones podrían seguir donando hasta los 75 años, si así lo quisieran. Las personas que decidan donar sangre a partir de los 60 años podrían hacerlo con el permiso de su médico.

. Estar sano.

. No estar en ayunas.

. Pesar más de 50kg.

. Las personas que se hayan hecho tatuajes podrán donar al haber pasado 4 meses o más de su realización.

. No haber tenido tos, fiebre o haber estado enfermo en los últimos 30 días. En el caso de enfermedades crónicas preguntar a su médico.


¿Es un proceso seguro?

Sí, antes de donar se te pasará un cuestionario en el que te peguntarán por enfermedades pasadas, enfermedades actuales, hábitos de vida que tengas, tensión arterial etc… y se te va a mirar con un test rápido si tienes la suficiente cantidad de glóbulos rojos para poder donar (este dato que miramos se le llama “cantidad de hemoglobina”).


¿Qué personas no podrían donar?

. Tomen determinadas medicaciones (persona que tomen medicación para la tensión, azúcar o antiinflamatorios si que pueden)

. Practiquen conductas de riesgo.

. Pesen menos de 50kg.

. Estén enfermas, que hayan tenido tos o fiebre en los últimos 28 días (por el covid), que hayan pasado determinadas enfermedades…

. Estén embarazadas.


¿Hace daño?

No. Se siente algo similar a cuando nos realizan una analítica de sangre.


¿Cuánta sangre me sacan?

Nos extraen una cantidad de sangre muy pequeña en proporción a la cantidad de sangre total que tenemos. En cada donación nos extraen en torno a 450ml y el cuerpo humano posee unos 5-6 litros.


¿Qué pasa luego con esa sangre?

Pues fijaos, esta es una parte muy importante. Tenemos que saber que por cada bolsa de sangre donada podemos ayudar a 3 personas. De ella podemos utilizar 3 de sus componentes y cada uno de ellos podría ir destinado a una persona diferente.

Estos componentes serían los siguientes:

- Plasma: es la parte líquida de la sangre, muy rica en agua, sales, anticuerpos (que nos protegen de que no nos ataquen gérmenes). También posee  factores de coagulación que ayudan a las personas con problemas de coagulación a que no se desangren.

- Glóbulos rojos: que son los encargados de transportar el oxígeno a todas las células del cuerpo (gracias a la HEMOGLOBINA que hemos nombrado antes) y así se tratarían las anemias.

- Plaquetas: que son las células sanguíneas encargadas de frenar los procesos de sangrado formando un tapón o coagulo.


¿Cuánto tardo en recuperar esa sangre otra vez?

El plasma se tardaría en recuperar entre 24 y 72 horas. La parte de los glóbulos rojos entre 4 y 8 semanas. Es importante beber abundantes líquidos tras la donación y llevar una dieta equilibrada que contenga hierro como por ejemplo legumbre, carnes rojas y cereales integrales.

Finalmente decir que, por noma general, los hombres podrían realizar hasta 4 donaciones al año y las mujeres 3. Como podéis ver, con este gesto sumamente altruista, sencillo y rápido somos capaces de ayudar a mucha gente a sobrevivir. Además, es un procedimiento completamente seguro y en el que se cumple con el protocolo COVID vigente en cada momento.


¡¡¡Así que animaos!!!!

DONAR SANGRE ES DONAR VIDA

Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

Foto tejar (1)
POR
Antonio de Benito,
  4 oct

Pegado al aparato de radio, subiéndolo o bajándolo, sintonizando para escuchar mejor, solo escuchar una voz profunda, incluso un silencio tentador, un silencio acompañado por el sonido de un cigarrillo que se consume, algún verso conmovedor con el que ya cerrabas los ojos rumiando su sentido. (leer más)

Comenta