VERÓNICA VALLADARES: "ESTUDIAR EN EL INSTITUTO DE ARCOS ME DIO MUCHAS VENTAJAS"

|

IMG 20201207 WA0058

Tras su reciente triple nominación en el festival internacional de cortos de L'Hospitalet por su primer trabajo, "Blanca", la directora arcobrigense nos concede una entrevista en la que hace repaso de su vida en Arcos de Jalón, los cimientos de lo que hoy es una carrera prometedora como cineasta internacional. Verónica nos atiende al teléfono desde Barcelona, donde continúa formándose gracias a un Master en Dirección de Cine que está termiando. Entre grabaciones, ediciones y estudios nos dedica unos minutos para saludar a sus vecinos y amigos:

P- ¿Cómo fue tu infancia en Arcos de Jalón?

R- No puedo decir nada malo. Fue maravillosa. No me imagino una infancia mejor la verdad.

P- ¿Crees haber tenido alguna desventaja por haber sido de un ámbito rural y no haber tenido acceso a la cultura como la gente que se ha criado en grandes ciudades?

R- Más bien lo contrario. He tenido más beneficios que otra cosa. Era la única que hacía cosas de vídeo, montajes y demás. No había nada de cine, ni siquiera uno donde ir a verlo, pero he sido autodidacta y no creo haberme perdido nada que no haya podido aprender después con mis estudios.

P- ¿Cómo te las ingeniabas para hacer tus películas adolescentes?

R- Siempre he sido, hasta ahora, más del montaje artístico y los videoclips. Mi primer trípode por ejemplo, era una estantería… y me cargué una cámara! Lo hacía todo como podía, pero me iba saliendo bien y aprendí mucho. Ser autodidacta me ha servido para sacar recursos de donde no los hay. Eso es estupendo para mi profesión, en la que casi nunca hay dinero para todo lo que hace falta.

P- ¿Sentiste apoyo entre amigos y familia para desarrollar tu pasión?

R- Todo. Con mis padres he tenido mucha suerte. Jamás me han puesto ni un problema por querer dedicarme al mundo del arte. Me han apoyado en todo. Con mis amigos tampoco he tenido ningún problema. Empecé con Youtube y los tenía a todos de seguidores (risas). Es más, tengo dos amigas, María Navarro y Noelia Martínez, que eran mis secuaces y con ellas hacíamos los vídeos de mi juventud.

P- ¿Y en el Instituto?

R- Ahí tuve mucha suerte también. Coincidí con dos profesores, Alfredo y Andrés, que me lo incentivaron mucho. En otros institutos habría sido sólo un número. Quizá hasta mi pasión se habría quedado en una afición porque no habría tenido la oportunidad de ponerme ante el juicio público tan pronto y coger confianza.

P- Algún hándicap te habrá generado criarte en un entorno rural.

R- Quizá me habría faltado algún taller de cine, teatro o algo así en el pueblo. Pero como te digo, se me potenció mucho, tuve mucha visibilidad y gané confianza en mí misma gracias a estar aquí.

P- ¿Con cuántos años saliste de Arcos?

R- Bueno, eso sí ha sido algo que quizá… tuve que irme antes de tiempo porque no hay aquí bachillerato de artes escénicas. Tenía 16 años.

P- ¿Cuánto de importante es salir del pueblo para poder crecer artísticamente?

R- Es importante salir en general. Pero no sólo del pueblo, de todas partes. Estudiar, viajar, conocer mundo y gente, vivir experiencias…

P- ¿Cuando estás fuera, primero en Madrid y ahora en Barcelona, y te preguntan de dónde eres, qué dices?

R- Ya ha llegado un momento que digo que soy de Soria. Si digo de Arcos no lo conoce nadie. Si digo Medinaceli algo más. Pero ni siquiera diciendo Soria soy capaz de lograr que todo el mundo sepa dónde estamos. Hay mucha gente que no sabe ubicar Soria en el mapa.

P- ¿Es por eso quizá que aparece el arco Romano de Medinaceli en tu corto?

R- Siempre que puedo hago mención a mi tierra. El arco y Medinaceli en sí es de lo más bonito del mundo y de lo mejor que tenemos en la comarca.

P- Pero tú no eres de Medinaceli…

R- Ni de Soria, y la alabo. Mi padre es de La Puebla de Eca, mi madre y yo de Arcos de Jalón, pero todos somos de la misma zona y, sobre todo cuando estás fuera, te sientes identificada con todo.

P- Hablemos un poco de tu corto, con el que estás nominada a tres premios…

R- Todavía no me lo creo. Mi primer trabajo de ficción y tres nominaciones. Encima a mejor corto de la categoría LGTB, a mejor directora y a mejor actriz, los tres más importantes para cualquier directora.

P- ¿De qué trata Blanca?

R- Trata sobre la realidad y problemática de las chicas transexuales o de personas de género no binario. Va sobre el acoso y también sobre la mente humana, sobre frustraciones en los acosadores de este tipo de personas… tampoco quiero hacer mucho spoiler, pero trata sobre volver a los orígenes y los problemas que se encuentra.

P- ¿Cuánto tiene de autobiográfico?

R- Algo tiene. Siempre un trabajo tuyo tiene algo de ti y de tu vida. Hay muchas cosas que han surgido en conversaciones mías con amigas. Al final por desgracia muchas hemos tenido que sufrir que un hombre nos siga por la calle y cosas así.

P- ¿Por qué te gusta esta profesión?

R- Quiero contar historias de tinte social o comprometidas, aportar mi granito de arena a cambiar cosas. Gracias al cine podemos dar voz a gente que no la tiene. Es muy importante ya que las personas aprendemos a través de historias. La transmisión de conocimiento se ha hecho contando cuentos desde la antigüedad-

P- ¿Te consideras una cuenta cuentos?

R- Estoy empezando a serlo (risas). Es mi primera ficción pero voy a hacer muchas más, me ha encantado la experiencia.

P- ¿Cómo te ves dentro de 20 años, te plantearías volver a Arcos?

R- Espero que igual de feliz que ahora. De momento no me he planteado volver, pero seguro que si tuviera la posibilidad de trabajar desde allí lo haría.

P- ¿Y hacer algún corto o película sobre esta zona?

R- Me encantaría. Tengo un proyecto que se llama “Soria sobre ruedas” que trata sobre recorrer la provincia en patines. Me encantaría hacer esta serie de reportajes.

P- Pues ya sabes, ¿cuándo nos ponemos las ruedas?


R- Me gusta mucho patinar, pero creo que ese proyecto ahora sería imposible. Espero algún día hacerlo. Me encantaría aportar mi granito de arena para dar a conocer nuestra tierra que es maravillosa.



Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

Foto tejar (1)
POR
Antonio de Benito,
  4 oct

Pegado al aparato de radio, subiéndolo o bajándolo, sintonizando para escuchar mejor, solo escuchar una voz profunda, incluso un silencio tentador, un silencio acompañado por el sonido de un cigarrillo que se consume, algún verso conmovedor con el que ya cerrabas los ojos rumiando su sentido. (leer más)

Comenta