QUE NO NOS ROBEN MÁS EL MES DE ABRIL

|

Comenzamos una nueva semana, pasando el ecuador del mes, deseando que sea la última vez que alguien nos roba otro abril. Ya con este, es el segundo año que nos birlan, sin poder remediarlo, la libertad de vivir. Esperemos llegar a mayo con resultados similares de contagios y que la vacuna consiga despertarnos de esta pesadilla sin fin a la que coronavirus llamamos. 

Este fin de semana, otra vez protestamos por el ferrocarril. Queremos que vuelvan a abrir estaciones y apeaderos, que el tren pare en todos los pueblos y que nos sirva para unir a toda nuestra comarca. Esto se podría esgrimir como un argumento más del Alto Jalón con el que dejar de sufrir la despoblación que tanto nos amenaza. No es la única solución que hace falta y tendremos que luchar con más unión. En la vertiente soriana no ha habido nadie en ninguna estación. Parece que no hubiera razones para protestar en Santa María de Huerta, Arcos de Jalón o Medinaceli. Saldremos a criticar cuando nos veamos en situaciones que no tengan vuelta atrás... Estamos a tiempo y juntos somos más fuertes y mejores. Sumémonos todos a las movilizaciones, vengan de Aragón o de Castilla, pues no entendemos de fronteras los que vivimos en esta parte de España a la que todo se lo quitan. Igual alguien nos prefiere vacíos, para instalar aquí mega vaquerías, minas contaminantes o gigantes explotaciones solares que acaben con nuestra forma de vida sin que haya nadie para protestarles.

En nuestra comarca tenemos riqueza que podemos explotar para ganar esta guerra y dejar de despoblarnos. Tenemos tierras y agua para generar puestos de trabajo, patrimonio, historia y legado, y estamos rodeados de belleza natural que poco monetizamos. Dicho esto, emprendamos, seamos valientes y apostemos por quedarnos. Hay gente dispuesta a ayudarnos como la de la Biblioteca para Emprender que están montando en Arcos. 

Pero no es el único problema de nuestra comarca el del trabajo. La realidad es que el índice de paro es bajo y para contratar, nuestros emprendedores tienen problemas para encontrar y atraer al recurso humano. En Alhama hay un ejemplo de lo que estamos hablando. Hay trabajo para todos pero se están despoblando, porque la falta de vivienda está llevando a nuestros potenciales habitantes hacia otra tierra. Calatayud los está ganando. Acciones de llamada a la vida rural, a teletrabajar, a emprender o a desempeñar cualquier empleo, no nos van a valer de nada sin un buen Internet y sin una casa donde ponerlo. Es urgente proceder para solucionarlo. ¿A quién hay que convencer para que nos echen una mano? 

El futuro del país, el de Europa y del planeta, pasa por la vuelta a la vida rural y a la sostenibilidad de economías más pequeñas y autosuficientes, cuyo consumo de recursos naturales sea más aceptable y eficiente. No como ahora, que es un escándalo de gigantes proporciones y nos estamos cargando el medio ambiente hasta un punto en el que, o actuamos ya o nos quedaremos sin soluciones. Esto lo sabe ya gente que está trabajando para cambiarlo. Es el caso de la Asociación SocioCultural Alto Jalón de Ariza y de la plataforma Comarca KM0, que trabajan en dar formación a quien quiera verlo, para trabajar en sistemas de producción agrícola ecológicos y generar un mercado de productos del campo de kilómetro cero. Viendo esto, tan solo espero que seamos capaces de apoyar iniciativas así desde nuestros gobiernos y no caigamos en la tentación de aplastarlos en favor de los grandes mercados, que nos traen los tomates de marruecos mientras los nuestros los mandamos lejos para que se los coma algún sueco. Legislar en favor de todo esto sería de sabios. Mientras tanto, no sigamos viendo como nos roban de nuevo abril sin que levantemos la voz hasta recuperarlo.



Feliz semana 'altojaloneros'.


Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

WhatsApp Image 2021 10 23 at 17.56.28
POR
Redacción ,
 23 oct

Con motivo de la celebración de su 60 aniversario, acudimos a Restaurante Duque con nuestras mejores galas dispuestos a no mancharnos y disfrutar de un menú degustación que han diseñado específicamente para la ocasión. Antes de nada, voy a pedir perdón al lector. No pienso destripar nada, ni el número de platos, ni cuáles son, ni cuánto nos ha costado... (leer más)

Comenta