EMPRENDER EN TIEMPOS DE COVID

|

Montse Martu00ednez

Emprender, por mucha ilusión que nos haga, nunca es sencillo. Siempre supone un cambio, o lo que es lo mismo: significa tomar decisiones, pasar un duelo por todo lo que dejamos atrás y aprender a vivir en la aventura continua...

En ocasiones nos embarcamos en ella por decisión propia, pero en otras lo hacemos empujados por las circunstancias, obligados a preparar la mochila con un kit de supervivencia y a emprender el viaje.

Si ya hace tiempo que eres autónomo, sabes perfectamente a lo que me refiero…

Aunque también el emprendimiento lo podemos aplicar a nuestra vida personal, después de las vacaciones, de un divorcio, de un cambio de trabajo, etc.

Seguro que, a nivel profesional, ya dispones de todos los elementos necesarios y habrás invertido mucho tiempo en formación y en adquirir experiencia. Pero, ¿y a nivel emocional? ¿Has tenido la oportunidad de aprender a gestionar las emociones que se activan a la hora de emprender? ¿Estás realmente preparado para superar la montaña rusa emocional en la que estamos inmersos?


¿Dónde está el manual de instrucciones?


Sea cual sea tu caso, el objetivo es darte las herramientas necesarias para que disfrutes de este viaje. Pero, sobre todo, para que entrenes con ellas, te preparares para los altibajos y para los retos que tendrás que superar en cada uno los ciclos por los que, inevitablemente, tendrás que transitar.


Los ciclos de la aventura


Lo primero que debemos de asumir es que esta aventura se compone de un sin fin de ciclos sucesivos con un destino final. En cada uno de estos ciclos es necesario pasar por seis etapas diferentes, en las que el aprendizaje obtenido nos ayudará a prepararnos para avanzar en el siguiente ciclo (de estos ciclos iremos hablando en las próximas semanas).

Da igual el ciclo en el que te encuentres en estos momentos, lo importante es que tengas un mapa con las diferentes rutas alternativas por las que puedes viajar para llegar a tu destino. 

Así que prepárate ¡porque nos vamos de viaje!

¡Ah! Pero no olvides que te puedes quedar atrapado en uno de estos ciclos y no pasar al siguiente, por lo que el estancamiento y la decadencia de tu persona y/o de tu negocio se producirán de forma irremediable.

¿Qué podemos hacer para que esto no ocurra?


¡Preparar un buen “kit de supervivencia”!


Hay tres elementos imprescindibles que no pueden faltar en nuestro equipaje y que deben estar presentes en todo momento, ya que nos ayudarán a no quedar atrapados en un círculo vicioso. Estos elementos son: Fluir, influir y confluir.



En las próximas semanas, vamos a ver el significado de cada uno de ellos y las pautas para conseguir que estén en nuestra vida de forma continua, ya que serán las tres columnas que nos sostendrán en pie a lo largo esta ventura...



Montse Martínez. Formadora y Máster en Psicoterapia e Inteligencia Emocional.

Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

Fran
POR
Fran Álvarez,
 17 oct

Ejemplos tenemos en Medinaceli, Monteagudo de las Vicarías, Jaraba y muchos más que por acortar me dejo, son muestra viva de que si potenciamos lo que tenemos podemos vivir de ello. (leer más)

Comenta