DESCUBRIENDO UN GENIO - CABOLAFUENTE 1777

|


IMG 20190802 094510 (1)

Foto: Almudena Lanero Millán


Allá por el siglo XVIII, apareció en Francia una corriente de pensamiento llamada fisiocratismo. Básicamente venía a decir que la base del crecimiento económico debía estar en armonía con la naturaleza y, por tanto, este tenía que venir solo de actividades agrícolas, calificando de estériles todo tipo de actividades manufactureras. Pero el 2 de julio de 1777, nacía en Cabolafuente, alguien que iba a poner patas arriba esta teoría. Su nombre: Juan Polo y Catalina.

Fue Juan economista, teólogo, secretario de Hacienda, secretario del Rey, diputado y presidente de las Cortes de Cádiz. La obra principal de nuestro protagonista, escrita en 1804, lleva por título: “Introducción a las descripciones histórico-políticas de las fabricas e industria de España…”. Aunque la obra fue rescatada por el profesor Sánchez Hormigo bajo el título:” Informe sobre las fábricas e Industria de España".

Llama poderosamente la atención que un hombre nacido en un ambiente agrícola abogase de forma firme por la industrialización del país, siendo un azote contra los fisiócratas que hablábamos al principio. 

Juan Polo tuvo como compañero en la Secretaría de Hacienda a Bernardo de Iriarte. Este último falleció en Burdeos en 1814, sin descendencia. Rosarito, sobrina del finado, vendió la testamentaria y algunos documentos a la British Library en 1835. Entre esos documentos, apareció un manuscrito firmado por Juan Polo, fechado en 1804, al que hacíamos referencia anteriormente. Más tarde, dichos documentos pasaron a formar parte de la colección Egerton, legada al British Museum. Dos investigadores españoles, comprobaron los papeles de Polo y Catalina en dicho fondo, tal como afirma el biógrafo del genio aragonés, Sánchez Hormigo.

Además de defender la industrialización, fue un claro defensor de la abolición de los señoríos y de controlar las rentas monacales para obtener recursos. Pero si esto parece poco al lector, también fue el autor del Censo de frutos y Manufacturas de cada una de las provincias. Fue un adelantado en balanzas fiscales, tan de moda hoy en los asuntos autonómicos

Hacia 1803 se fue a Madrid y se hizo amigo de Tomás López, que tenía un gabinete cartográfico y Polo pensó que para potenciar la agricultura y economía tenía que saber la superficie real de nuestro país, pues casi no había datos. Así, el genio se puso manos a la obra con los mapas y ese trabajo quedó incluido en un volumen que se conserva en la Real Academia de La Historia titulado: “Planes que han servido para averiguar la superficie de las provincias y sus islas adyacentes “.

Parece ser que Juan murió en Cádiz entre 1813 y 1814, debido a una epidemia. Solo 36 años de vida le valieron, a este ilustre vecino de Cabolafuente, para dejar una huella impresionante, y hasta no hace tanto, bastante desconocida.


Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

WhatsApp Image 2021 10 23 at 17.56.28
POR
Redacción ,
 23 oct

Con motivo de la celebración de su 60 aniversario, acudimos a Restaurante Duque con nuestras mejores galas dispuestos a no mancharnos y disfrutar de un menú degustación que han diseñado específicamente para la ocasión. Antes de nada, voy a pedir perdón al lector. No pienso destripar nada, ni el número de platos, ni cuáles son, ni cuánto nos ha costado... (leer más)

Comenta