ARCOS DE JALÓN SE VUELCA CON PARKINSON SORIA

|

WhatsApp Image 2022 08 08 at 3.51.27 PM


La Asociación Parkinson Soria consiguió recaudar ayer, lunes 8 de agosto, en el mercadillo de Arcos de Jalón, un total de 740,77 euros para su labor de atención a los enfermos de Parkinson del mundo rural. Los responsables de la asociación en la localidad soriana del Alto Jalón se mostraban, tras una fructífera mañana, agradecidos por las ventas y las donaciones conseguidas con las que "ayudarán a seguir haciendo que la vida de los enfermos sea de la mejor calidad posible", señalan.


El puesto de Parkinson Soria en el mercadillo de Arcos de Jalón resultó ayer un éxito y, además de vender los artículos realizados por sus socios y socias, y de recaudar numerosas donaciones, también recogieron una gran cantidad de corchos para su campaña "Tu corcho puede tapar algunos agujeros", en la que llevan ya cerca de 10.000 unidades de corchos de botellas recogidos en el Alto Jalón desde que comenzasen con la acción en la zona, durante el pasado mes de febrero. Por ello se mostraban también ayer también "agradecidos por la colaboración del Ayuntamiento de Arcos de Jalón" que les cedió un espacio en el mercadillo.


La campaña 'Tu corcho puede tapar algunos agujeros', mediante la cual se convierten los corchos en un dinero que sirve para financiar la labor de la Asociación de Parkinson de Soria y ayudandar a los enfermos del mundo rural a sufragar los gastos derivados de sus necesidades médicas y terapéuticas, sigue en marcha. Quienes lo deseen, pueden aportar sus corchos en las cajas de recogida situados en las tiendas Coaliment y Panadería Miranda (que también colabora recogiendo por los pueblos donde reparten) de Arcos de Jalón, y en Medinaceli, en Panadería De Diego.


También han realizado un llamamiento para que si algún establecimiento o entidad está interesada en colaborar, puede escribir al correo de la Asociación: parkinsonsoriayrural@hotmail.com

Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

Foto tejar (1)
POR
Antonio de Benito,
  4 oct

Pegado al aparato de radio, subiéndolo o bajándolo, sintonizando para escuchar mejor, solo escuchar una voz profunda, incluso un silencio tentador, un silencio acompañado por el sonido de un cigarrillo que se consume, algún verso conmovedor con el que ya cerrabas los ojos rumiando su sentido. (leer más)

Comenta