MONTEAGUDO DE LAS VICARÍAS: REPRESENTACIÓN DE LA JUNTA Y LA DIPUTACIÓN EN EL DÍA GRANDE DE LAS FIESTAS

|

300598143 3242090556028105 221599398457870344 n


Monteagudo de las Vicarías vivió ayer, jueves 25 de agosto, el día grande de sus Fiestas Patronales en honor a la Virgen de Nuestra Señora de la Bienvenida. Tras una larga noche previa, con un recorrido de peñas que se alargó hasta la madrugada, la corporación municipal rayana acudió a la procesión y a la misa baturra arropada por representación de la Junta de Castilla y León, de la Diputación de Soria, y por los alcaldes de las localidades vecinas.


Yolanda de Gregorio, delegada territorial de la Junta de Castilla y León en Soria; Enrique Rubio, diputado de Cultura de la Diputación Provincial de Soria; y alcaldes de la zona como Ramiro Marco, alcalde de Almaluez; o los ediles como el de Torlengua, el también diputado Matías Ágreda, o el de Fuentelmonge, Ángel Lapuerta, no quisieron perderse una cita a la que no pudo acudir el alcalde de Arcos de Jalón, Jesús A. Peregrina, por encontrarse en las celebraciones de la pedanía arcobrigense de Montuenga de Soria.


Tras la celebración de la misa, la procesión y la subasta de banzos, la representación política disfrutó con los rayanos y rayanas de un vermú amenizado por gaiteros de Soria. Ya por la tarde, la programación se completó con un festival de jotas, una exhibición de pelota a mano, un rosario vespertino y la primera de las tres verbenas con orquestas que hay cada noche, entre ayer y mañana, sábado, en Monteagudo de las Vicarías.


Todavía quedan dos días de fiesta en la localidad rayana del Alto Jalón. Aún restan por disfrutar verbenas, vermú, concurso de tapas, actividades infantiles, campeonatos, orquestas y el popular encierro del sábado... Puedes consultar la programación de las fiestas de Monteagudo de las Vicarías en la página web www.fiestasmonteagudo.com

Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

Foto tejar (1)
POR
Antonio de Benito,
  4 oct

Pegado al aparato de radio, subiéndolo o bajándolo, sintonizando para escuchar mejor, solo escuchar una voz profunda, incluso un silencio tentador, un silencio acompañado por el sonido de un cigarrillo que se consume, algún verso conmovedor con el que ya cerrabas los ojos rumiando su sentido. (leer más)

Comenta