PROYECTAN IMPLANTAR UNA UNIVERSIDAD PRIVADA EN CALATAYUD CON CAPACIDAD PARA 3.000 ALUMNOS

|

Azucarera


La Società delle Scienze Umane proyecta implantar en Calatayud una universidad privada para poder albergar a 3.000 alumnos de forma presencial y simultánea. La futura Universidad NCI Aragón se construirá en los terrenos de la antigua Azuqueca Labradora, donde el nuevo campus universitario contará con tres facultades: la Escuela de Ingeniería, la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas, y la Facultad de Ciencias de la Salud, en los que se impartirán doce grados, ocho másteres y tres posgrados.


El nuevo proyecto universitario fue presentado ayer en rueda de prensa en Calatayud por Stefano Ranucci, vicepresidente de la Università Niccolo Cusano Roma; el abogado de la Società delle Scienze Umane, Paolo Indolfi; y el alcalde de Calatayud, José Manuel Aranda. El complejo universitario bilbilitano contará, entre otras cosas, con aulas de diferentes tamaños y características entre las que destacará un Aulla Magna de 700 metros cuadrados, todas ellas provistas de instalaciones multimedia de última generación. El campus contará también con varios laboratorios par las actividades de investigación y prácticas curriculares, y lo completarán una biblioteca, un teatro y una emisora de radio y televisión.


El proyecto, que se presentará al Gobierno de Aragón en 2023 para obtener la autorización, se llevará a cabo en las instalaciones de la Azucarera Labradora, patrimonio industrial de la ciudad. Se construirá allí un nuevo complejo para el que aseguraron que se conservará parte de la edificación actual, destacando su chimenea. Una emblemática construcción de 4.300 metros cuadrados en tres naves y un área exterior de más 30.000 metros cuadrados para cuya elección ha sido vital la presencia en Calatayud de una estación de AVE, que hará accesible la Universidad a estudiantes de otras ciudades que deseen trasladarse fuera a realizar sus estudios.

Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

Montse Martínez
POR
Montserrat Martínez,
  1 feb

La semana pasada vimos que, para tener relaciones sanas es fundamental establecer unas “reglas de juego”, incluido poner límites. Esto supone todo un arte a la hora de dejar claras las fronteras en las relaciones, expresar a lo que estamos dispuestos y a lo que no, etc. (leer más)

Comenta