AARÓN CASADO: “LA NECESIDAD DE ESTAR UNIDOS PARA CONSEGUIR LO QUE QUEREMOS ES LA RAZÓN DE QUE EXISTAMOS”

|

Foto5Aarón Casado es un joven de 23 años originario de Sagides, población en la que actualmente residen 13 personas y que pertenece al municipio de Arcos de Jalón. Está terminando sus estudios de Ingeniería Informática y da rienda suelta su pasión por la música, en concreto por la percusión, dentro de la Agrupación Musical Alto Jalón. Nos dedica un poco de su tiempo para hablarnos de esta agrupación y de las dos pasiones que les unen: La música y nuestra comarca.

P- ¿Quiénes sois?

R- Somos la agrupación musical del alto jalón. La unión de dos bandas musicales de la comarca, la de Ariza y Alhama de Aragón

P- ¿Qué tipo de música tocáis en la banda?

R- Tocamos de todo. Nuestro repertorio contiene desde pasodobles, hasta rock, bandas sonoras o valls. Hacemos conciertos, pero también pasacalles, desfiles, procesiones…

P- ¿Cuánto tiempo lleva funcionando la banda?

R- La agrupación es longeva, llevamos más de 25 años dando la nota.

P- ¿Cuántos músicos sois?

R- Actualmente más de 30 músicos. Principalmente vientos de madera y metal como flautas, saxofones, tubas, clarinetes… y también percusión, que es mi caso.

P- ¿Ensayáis mucho para poder estar tantos músicos compenetrados?

R- Ensayamos todas las semanas, cada semana alternando de población.

P- ¿Cuánto tiempo llevas en la agrupación?

R- Aproximadamente 8 años, desde los 15.

P- ¿Cómo llegaste a la banda?

R- El anterior director, Jaime, era también director de la de Arcos de Jalón y me dio la oportunidad de venir aquí. Cuando la de Arcos se disolvió al jubilarse Jaime, yo ya me quedé aquí con el nuevo director, Ángel Moreno.

P- ¿Hacéis muchos conciertos?

R- Nos contratan para pueblos de la zona bastante, sobre todo para fiestas, verano, navidad… También hacemos de promotores en algunos casos. En total hacemos entre 4 y 6 conciertos propios al año.

Foto7


P- ¿Cómo os ha afectado la pandemia a vuestra actividad?

R- La pandemia nos ha cortado de lleno la actividad. Al no haber festividades nos hemos quedado sin bolos. De primeras decidimos cancelar conciertos y ensayos. Después retomamos la actividad ensayando Online.

P- ¿Cómo llega un chico de Sagides a tocar la batería?

R- Llevo tocando la batería desde niño. Unos vecinos de Sagides me regalaron una siendo muy pequeño y me dediqué a destrozar una tras otra, hasta un total de 3, cuando ya me regalaron una de buena calidad al ingresar, a la edad de 7 años, en la banda de Arcos de Jalón, donde aprendí las nociones básicas hasta llegar a hoy.

P- ¿Cómo puede un músico de la zona pertenecer a vuestra banda?

R- Somos una agrupación que nos dedicamos a formarnos musicalmente, disponer de lugares de ensayo, instrumentos y generar conciertos. Con el dinero que pagamos de cuota mensual, unos 15€, más lo que sacamos de los bolos, mantenemos el sueldo del director y el resto de necesidades, como los instrumentos o la formación. Sólo tienes que venir y apuntarte para aprender a tocar el instrumento que te guste.

P- ¿Y para contrataros?

R- Tenemos muchas ganas de volver a tocar, nos da mucha alegría y estamos practicando para que en cuanto se pueda hacer un conciertazo. A través de nuestras redes sociales en Facebook e Instagram pueden ponerse en contacto con nosotros.

P- ¿Es el caso de esta banda un ejemplo de unión entre poblaciones de la comarca para juntos ser más fuertes?

R- Así es, la necesidad de estar unidos para poder hacer lo que queremos es la razón de que esta banda exista.

P- ¿Cómo de diferentes somos los “altojalonenses” de Soria y los de Zaragoza?

R- Somos idénticos. Siempre me hacen bromas porque soy “el soriano” de la banda, pero la realidad es que nos parecemos mucho más a ellos que a la gente de la provincia de Soria.

Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

Foto tejar (1)
POR
Antonio de Benito,
  4 oct

Pegado al aparato de radio, subiéndolo o bajándolo, sintonizando para escuchar mejor, solo escuchar una voz profunda, incluso un silencio tentador, un silencio acompañado por el sonido de un cigarrillo que se consume, algún verso conmovedor con el que ya cerrabas los ojos rumiando su sentido. (leer más)

Comenta