"SOMOS AMANTES DE LA NATURALEZA Y LA MAYORÍA DE NOSOTROS SOMOS ECOLOGISTAS"

|

2977392 (1)


La mayor parte de los cotos de caza de los municipios de la vertiente soriana del Alto Jalón eran gestionados, hace diez años, por la Sociedad San Saturio de Soria. -"En mi opinión, esta sociedad hacía un mercantilismo de la caza y esto es algo que se quería evitar"-, nos explica Román Montalvillo, presidente del coto de caza de Arcos de Jalón. -"La única forma de sacar de la gestión a la Sociedad San Saturio era que la propiedad así lo quisiera. En el caso de Arcos son los agricultores y el Ayuntamiento"-, nos explica Román para contarnos los inicios de la Asociación de Propietarios y Fincas Rústicas y Forestales de Arcos de Jalón, cuya creación fue impulsada -"por José Huertas, que es el promotor de todo. Él y otros propietarios de terrenos formaron la sociedad para ser la propiedad quien se quedase con el coto motivados porque la gestión cinegética estaba siendo mala. No había caza menor y se estaba haciendo un uso abusivo de los recursos de caza mayor"-.

En la directiva actual hay cinco personas -"de muy diferentes edades. Esto es algo que tenemos en la sociedad, nos juntamos gente de diferentes generaciones, compartimos salidas al monte, comidas..."-. Las primeras acciones de la Asociación una vez se hizo con la gestión del coto fueron, según nos detalla Román -"poner bebederos, hacer balsas, controlar las lindes para evitar entrada de furtivos, mantener agua en balsas y bebederos... esto lo hace la directiva en un principio y ahora tenemos un responsable de vigilar el suministro de agua para los animales. Hay socios como Carlos Fernández que también lo hacen porque tienen corzos y lo vigilan"-.

-"Lo que queríamos al coger el coto era que subiera la población autóctona de perdices y no introducir otras con otra genética"-, nos cuenta Román que añade, -"por eso al principio sólo se podía cazar una perdiz y un conejo o una liebre. Conejo y liebre hay muy poca población y eso sigue así, pero hemos conseguido que haya más población de perdiz y ahora se pueden cazar dos"-. Y es que una de las principales funciones cinegéticas es controlar la población de la zona para evitar desequilibrios ambientales tanto por sobre población como por riesgo de desaparición de las especies. -"Entiendo que la gente hable de los accidentes de tráfico de los corzos, pero dan los precintos limitados desde la Junta de Castilla y León y eso es lo que se puede matar, diez machos y diez hembras"-.

Román Montalvillo defiende la actividad de la caza como una parte más de la vida rural: -"Aquí no tenemos teatros, cines ni eventos deportivos. Nos gusta salir al monte y hacer esta actividad. Somos amantes de la naturaleza y la mayoría de nosotros somos ecologistas"-. Para Montalvillo -"el término ecologista está prostituido. La ecología es querer mantener el equilibrio ecológico. La caza está integrada dentro del ecosistema desde que existe el ser humano. El hombre siempre ha sido depredador. Evidentemente tiene que haber limitaciones y control para mantener ese equilibrio"-. 

-"Para nosotros colaborar con el SEPRONA y los Servicios Forestales de la Junta de Castilla y León es fundamental y consideramos primordial que se vigile el cumplimiento de las normas. La mayoría de los cazadores lo respetamos"-. El pasado mes de enero fueron detenidos unos furtivos por cazar liebres con galgos durante los días más duros de Filomena. El presidente del Coto de Arcos nos comenta que -"nosotros estuvimos yendo al campo a echar grano para que comieran las perdices y no se murieran de hambre para que la población no se mermase"-.

Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

Montse Martínez
POR
Montserrat Martínez,
 19 oct

Por eso en algunas ocasiones, cuando somos conscientes de que nuestra opinión no es la de la mayoría o no es “políticamente correcta”, de manera inconsciente tendemos a callarnos, dejando de ser asertivos, incluso en el peor de los casos, a renunciar a decir nuestras opiniones o a decir lo contrario… (leer más)

Comenta