"JUGÁBAMOS AL FÚTBOL EN EL VALLE DEL CEMENTERIO O EN EL CORRALÓN"

|

WhatsApp Image 2021 02 21 at 20.51.55

Fernando Chaguaceda dibujando en Añavieja.


Fernando Chaguaceda tiene una ocupación muy especial. Decidió dedicar su tiempo a viajar por la provincia de Soria a pintar todos los pueblos mientras pulsaba la situación social de cada uno de ellos. –“Dibujo todos los pueblos de Soria. Empecé a finales de 2019 visitando todos los pueblos, pinto alguna acuarela, viene la gente, te cuentan, les cuentas…-, nos explica Fernando añadiendo que –“El dibujo es algo mágico. En pueblos donde pasan pocas cosas, te pones a pintar con toda la parafernalia y la gente se acerca y pregunta, estableciéndose relaciones e intercambios de información muy interesantes”-.

La pandemia ha provocado que el proyecto de Chaguaceda tenga que llevarse a cabo dejando de lado la interrelación con las gentes de los pueblos que visita. –“Me encontré carteles en algunos lugares que rogaban no entrar en el pueblo, sobre todo en los que hay poca gente y muy mayor”-, comenta Fernando, que ha tenido que conformarse con –“hacer fotos y pintar en casa”-.

-“Desde pequeño he tenido cierta facilidad y desde siempre he tenido afición al dibujo”-, explica el pintor de los pueblos sorianos, que tiene un gran arraigo en la comarca del Alto Jalón. Sus años vividos en Arcos de Jalón permanecen en su memoria. –“Los mejores tomates de mi vida los he comido de chaval en Arcos”-, detalla mientras recuerda aquellos años en este pueblo: -“Jugábamos al fútbol en el valle del cementerio o en el corralón, por la carretera de Maranchón, en un descampado al lado de una taina. Medio partido lo pasabas cogiendo la pelota en el puente de los lobos”-.

Tras sus años -"de muchacho"- en Arcos de Jalón, en los que estudió -"en 'La Academia' que nos preparaba el bachiller elemental"- y examinarse en Calatayud con otros chicos de Arcos, con los años terminó como profesor, dando clases en Santa María de Huerta. –“Allí estuve cuatro años a principios de los años 80”-, nos comenta Fernando. Recuerda que en el colegio –“venían internos de toda la zona. Había chavales de Utrilla, Aguaviva, Monteagudo, Torrehermosa, Alconchel, Layna, Iruecha… Sólo de un curso había 50 niños. A muchos niños les abrió muchos horizontes estar con gente de toda la comarca”-.

Fernando Chaguaceda es, por su trayectoria profesional y por su actual ocupación, testigo vivo de la despoblación. –“No le veo solución a la despoblación a no ser que pase algo. De todos los pueblos que llevo dibujados, como mucho en 3 he visto niños. Hay gente que llevaba dos días sin ver a nadie cuando aparecí yo”-, explica el pintor, que añade una frase que lo detalla todo: -“ Soy testigo de una realidad, que es la decrepitud de los pueblos. Veo la diferencia de cómo están los pueblos de hace 30 años a ahora y se me cae el alma al suelo”-.

En su proyecto de pintura de la España vaciada dentro de la provincia de Soria, Chaguaceda –“había pasado dibujando por pueblos sin orden ni concierto y esta vez pensé en hacerlo de forma organizada, pero por hacer turismo interior. No podía ser vivir en la provincia sin conocer sus pueblos”-. Gracias a esto ha conseguido ya pintar muchos de ellos, aunque, según nos comenta, de nuestra zona todavía tiene algunos pendientes: -“ Me faltan Esteras, Benamira y Ambrona, Lodares… Podría haber dado lugar a muchas cosas este proyecto, pero se vio truncado por el coronavirus”-.


WhatsApp Image 2021 02 21 at 21.15.47



WhatsApp Image 2021 02 21 at 21.25.29



Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

Emilio Casado
POR
Emilio Casado,
 27 oct

Roatta había establecido su cuartel general en Arcos de Jalón el 2 de marzo de 1937, en una fonda al pie de la carretera. Las escuelas del pueblo se convirtieron en centro de operaciones. Seis días después  empieza la batalla de Guadalajara (leer más)

Comenta