SIN PAUSA Y CON PRISA

|


Comenzamos semana altojaloneros. Este término, cada vez que lo escucho, me gusta un poco más. Como cada vez me gusta más nuestra comarca. Descubrirla es un privilegio y todavía lo es más que me dejéis contarla cada semana, abriéndoos una ventana hacia los infinitos lugares y personas que llenamos esta parte de la España despoblada que jamás ha estado vacía ni vaciada. Solamente se marcharon las personas, muchas por desgracia, pero aquí quedan algunas otras con grandes ideas y muchas ganas. Además contamos con los recursos necesarios para ser la España Repoblada. Pongámonos a ello...

Poco a poco y con mucho cuidado, vamos volviendo a cierta normalidad. Vuelven actividades al aire libre, eventos culturales, conciertos, ensayos, reuniones... Abren negocios que fueron cerrados por la pandemia. A medio gas y con horarios limitados, empiezan los hosteleros a respirar después de un año en el que todo ha sido aguantar y aguantar. Avanza la vacunación, aunque la vertiente soriana ahora parece que va a sufrir un pequeño frenazo porque ya se ha vacunado gran parte de su población, todos los de edad avanzada (uno de 60 tampoco es tan mayor), tal y como dicta el Plan Nacional de vacunación. Esperamos la llegada de vacunas para todos y que alcancemos el verano con el pinchazo en el hombro. 

Lo que ya nos han pinchado, y de esto hace mucho tiempo, son las ruedas del tren que une nuestros pueblos. Nos han quitado horarios, cerrado estaciones, eliminado puestos de trabajo para nuestros vecinos en favor de contratas que vienen de ciudades y construido un AVE que cruza nuestros campos, que tan solo nos ha dejado puentes y viaductos enormes. Este sábado nos hemos manifestado y lo haremos también el domingo que viene. Exigimos que nos devuelvan lo necesario para restaurar aquello que nos robaron durante todos los años anteriores.

Y esa restauración de la vida rural pasa por activar de una vez las ventajas fiscales que Europa ha aprobado para las zonas despobladas. La declaración de Albarracín, firmada por los presidentes de Castilla, Aragón y La Mancha, exige que esta demanda se extienda a las zonas adyacentes. No entra en la cabeza de nadie que no llegue la discriminación positiva impositiva a la vertiente zaragozana del Alto Jalón, por hacer Calatayud que no sea considerada esta zona como despoblada. No llega el tren, no se conecta bien Internet, nos van a cobrar peajes por la autovía que necesitamos para hacer nuestros negocios y gestiones... si no aceleran ya para cambiar todo esto y ofrecer ayudas mejores, cuando los políticos quieran llegar a hacerlo, no habrá nadie ya en nuestros pueblos. Démonos prisa señores, es el momento. Tabajemos, peleemos, solicitemos y exijamos, con prisa y sin pausa, que nos devuelvan lo que nos han quitado.

En el Día Mundial de Internet tenemos que volver a alzar la voz ante la falta de conectividad de nuestros pueblos. En todo el mundo se pide hoy en favor de hacer accesible Internet de Banda Ancha de Nueva Generación a todo el mundo, mientras en localidades como Sagides no llega ni la cobertura de móvil y en nuestras poblaciones mejor conectadas, cuando en un fin de semana como el pasado viene todo el mundo a vistarnos, notamos cómo se resiente sin remedio el acceso a los datos. Hablamos de revertir las despoblaciones y seguimos con un atraso de más de diez años con respecto a las ciudades. La rentabilidad económica nunca debe de ser la única de las rentabilidades. Debemos darnos cuenta de otras necesidades para mantener vivo este planeta, o miremos para otro lado, aunque no sepamos a quién le interesa que así lo hagamos.


Feliz semana altojaloneros.

Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

WhatsApp Image 2021 10 23 at 17.56.28
POR
Redacción ,
 23 oct

Con motivo de la celebración de su 60 aniversario, acudimos a Restaurante Duque con nuestras mejores galas dispuestos a no mancharnos y disfrutar de un menú degustación que han diseñado específicamente para la ocasión. Antes de nada, voy a pedir perdón al lector. No pienso destripar nada, ni el número de platos, ni cuáles son, ni cuánto nos ha costado... (leer más)

Comenta