Y YO ME PREGUNTO...

|

Se presenta hoy lunes en Arcos el nuevo Bono Rural de Transporte de la Junta de Castilla y León. Desde ya, los habitantes de la vertiente soriana del Alto Jalón podrán disfrutar de un servicio a la demanda, tanto para jóvenes como para mayores, que conecta a los pueblos con sus cabeceras y con la capital de la provincia. Las nuevas tecnologías serán la base para acceder a este servicio. A través de una app para el móvil, los usuarios podrán solicitar y registrar el servicio. Hasta aquí todo suena perfecto, casi idílico, pero... si no tenemos cobertura como es el caso de Sagides y muchos otros pueblos, ¿cómo accedemos a esto?.

La semana será clave para nuestra juventud. El martes en Calatayud y a partir del miércoles en Soria, los alumnos y alumnas del Alto Jalón se examinarán para obtener nota que les permita entrar en la Universidad. Estudiar en un instituto rural tiene muchas ventajas. La mayor de ella, la enseñanza personalizada y la baja densidad de alumnos. Para el que quiere aprovecharlo, en muchos casos, son clases particulares. Estamos dispuestos a permitir a las ciudades que amontonen menos en clase a sus alumnos con tal de que nos cedan algunas de sus oportunidades y que devuelvan a alguno de los estudiantes rurales que se marchado a iniciar una nueva vida fuera del pueblo y que ahora podrían desarrollar aquí sus habilidades. ¿Trato?.

La cultura en nuestra tierra y en casi todos los ámbitos rurales resulta para los jóvenes tediosa y poco moderna. Hay un conflicto de intereses entre programadores culturales y el futuro de la comarca. Los ayuntamientos, principales promotores de la cultura en los pueblos, se deben a sus votantes, muy mayores casi todos ellos, y organizan eventos culturales de jotas, dulzainas, zarzuelas y encajes de bolillos. Sin desmerecer a ninguna de ellas, interesan a nuestros jóvenes lo mismo que a un león un pepinillo. Si queremos que nuestro futuro se quede, no solo necesitamos darles trabajo o empujarles al emprendimiento, sino que también a que ofrecerles entretenimiento y despertar sus inquietudes culturales. ¿Lo estamos haciendo?.

Otro banco que nos cierran, esta vez en Medinaceli y Arcos de Jalón, y nos dicen que no tiene repercusión pues pondrán a un Agente Financiero a darnos servicio. Digo yo que si no es negocio para una entidad como Unicaja, difícilmente podrá serlo para nadie salvo que alguien pague lo que a otros les parece poco beneficio. Veremos qué pierde alguien para mantener abierto el servicio. De momento, en Medinaceli el miércoles nadie abre y la oficina de Arcos cerrará en un tiempo y ¿abrirá alguien?

Pasamos a Fase 2 de desconfinamiento. Ya solo nos quedan dos escalones para ser normales de nuevo. Las vacunas cada vez llegan a más gente y ya los cuarentones estamos atentos a que nos llamen o a autocitarnos, según la vertiente en la que nos movemos. El verano se atisba 'bueno' y quizá haya eventos en alguna fiesta de nuestros pueblos, sobre todo si seguimos siendo responsables. ¿Podremos?

Las cosas han cambiado tanto en veinte años... Hoy en día no hay chavales que quieran llevar los bares de las piscinas. En mis tiempos, era un gran trabajo de verano para sacarte un dinero y divertirte a partes iguales con los amigos y amigas. ¿Qué ha pasado? Me debo estar desfasando. ¿Ya no trabajan los universitarios en verano para sacarse unas 'perrillas'?.


Feliz semana altojaloneros


Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

215 24 929 0
POR
Emilio Casado,
  7 dic

Valentín Millán, vecino de Pozuel y padre de 6 hijos, se enfrentaba al problema del reclutamiento de sus vástagos. (leer más)

Comenta