LA FALTA DE PERSONAL SANITARIO UN MAL ENDÉMICO DEL ALTO JALÓN

|

Centro salud de arcos de jalon


La falta de personal sanitario que afecta al conjunto del Sistema Nacional de Salud incide con más fuerza en el ámbito rural. Centros de Atención Primaria y Hospitales de referencia del Alto Jalón sufren las consecuencias del déficit de recurso humano. Tras año y medio de pandemia, la llegada de la época estival y el incremento de población en las zonas rurales, unido a la extrema dificultad para cubrir las vacaciones, provoca colapsos, largas esperas y mayor saturación si cabe al escaso personal existente.

En la vertiente soriana del Alto Jalón, al aumento de población y a las vacaciones de los sanitarios hay que sumarle la vacante de dos plazas que se produjo en el último concurso de traslados. Con una plantilla mermada, la Junta de Castilla y León ha decidido reasignar entre el personal existente a los pacientes de Arcos de Jalón que se quedaron sin médico de familia y desde el Centro de Salud cubren las vacantes y bajas eventuales del personal con el esfuerzo extra de los compañeros. El Ayuntamiento de Arcos de Jalón proponía soluciones a finales del año pasado, solicitando, a falta de más personal, la existencia en la zona de una unidad de Soporte Vital Básico, algo fundamental teniendo en cuenta la gran extensión de la zona básica de salud de Arcos de Jalón y su lejanía al hospital de Santa Bárbara de Soria.

Desde la dirección de Atención Primaria de Soria se aseguraba hace unas semanas que las vacantes existentes en la ZBS de Arcos de Jalón se cubrirán en el próximo concurso, por lo que no parece probable que desaparezcan estas plazas, mientras que desde la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado afirmaba querer acelerar la reestructuración del sistema sanitario regional para rentabilizar a los profesionales, lo que algunas voces críticas han tildado de ataque a las zonas rurales, entendiendo esto como una reconcentración de profesionales sanitarios entorno a los núcleos de población más grandes. Casado se defendía de esto insistiendo en que "ningún ciudadano se quedará sin médico de familia y enfermera de referencia".

Por su parte, en la vertiente zaragozana la situación no es diferente. A una problemática común derivada de la falta de recurso humano y la llegada del verano, se suma aquí también la campaña de vacunación, que ha tenido que ser asumida al completo por el equipo de los Centros de Salud de la comarca. La situación pandémica ha ayudado poco y un sistema de autocita digital, que creó confusión al principio, sobre todo entre los habitantes de mayor edad, incrementó también la carga de trabajo. 

Ciudadanos y PP han elevado críticas al Gobierno de Aragón ante la situación de desprotección de los pacientes y de los profesionales sanitarios. Los populares calificaban esto como un "mal endémico" que incide de forma especial en el medio rural y en los hospitales periféricos de la Comunidad. Un problema, según subrayó ayer Ana Martín, portavoz de Sanidad del PP en el Parlamento regional , que no es una cuestión coyuntural debido al periodo estival, sino a la "falta de iniciativas" por parte del Gobierno de Aragón para tratar de captar profesionales o de favorecer que permanezcan en Aragón tras su formación con incentivos y "contratos más atractivos". 

La consejera de Sanidad de Aragón, Sira Repollés, se defendía ayer diciendo que se están realizando las contrataciones "en tiempo y forma" y se está en situación de "normalidad respecto a las contrataciones", aunque el gerente del Salud, Javier Marión, ha reconocido que en verano "hay dificultades para encontrar profesionales". Una dificultad que se hace muy patente en el hospital Ernest Lluch de Calatayud, referente para la vertiente zaragozana del Alto Jalón, donde se denuncia como endémica la falta de personal en Pediatría, Cirugía, Traumatología, Otorrino, Dermatología, Hematología, Digestivo y Oftalmología, que habría llevado a cerrar varias consultas este verano.

“El medio rural ha visto como pequeños consultorios han cerrado y otros han tenido que reducir su horario de atención al personal porque los profesionales que cubren esos servicios necesitan descansar”, ha dicho la portavoz de Sanidad del Partido Popular en Aragón, Ana Marín, que instaba ayer al Gobierno de Aragón "a adoptar medidas urgentes ante un problema estructural". En el mismo sentido se manifestó Susana Gaspar, portavoz de Cs en temas sanitarios para Aragón, advirtiendo que "es esencial hacer frente a la falta de sanitarios, no solo con medidas a largo plazo, sino también a corto. Para hacer frente a la despoblación hay que garantizar servicios básicos a aquellos ciudadanos que quieren vivir en pequeños municipios". 

Algunas organizaciones ya están proponiendo medidas concretas. Es el caso del sindicato UGT, que solicitaba la semana pasada considerar a la provincia de Soria como 'Zona Desprotegida', lo que posibilitaría la llegada de más personal del sistema sanitario y que, a su vez, permitiría a estos trabajadores evolucionar en su carrera laboral y profesional. Ventajas fiscales, salariales, laborales... la rueda gira de nuevo en torno al déficit de servicios de las zonas rurales que esta vez influye también al ámbito urbano, donde debido a la falta de personal, se están incrementando las visitas a las urgencias de los hospitales tanto de Zaragoza como de Soria, donde este verano se han producido esperas de hasta siete horas en el servicio de Urgencias.


Comentarios

EDITORIAL SEMANAL

Fran
POR
Fran Álvarez,
 10 oct

No nos dejemos engañar por discursos paternalistas que saben, desde su sillón en la ciudad, lo que queremos. Que nadie nos haga apartar el foco de que todavía no tenemos buena conexión a Internet, de que los transportes que nos unen son un desastre, de que los servicios que nos ofrecen cada día están peor y se agrandan las desigualdades con los entornos urbanos (leer más)

Comenta