CUANDO NOS DEJEN DE TRATAR COMO A PALETOS...

|

Arrancamos semana en el Alto Jalón con el invierno comenzando a pisarnos los talones. Empiezan a bajar las temperaturas y nos enfrentamos en la comarca al reto de mantener llenos de actividades nuestros pueblos. Con el Covid todavía acechando tras la esquina, las relajaciones de medidas y la situación de calma actual nos permiten programar de nuevo actividades y volver a una normalidad que ansiamos desde hace ya casi dos años. Sin miedo y con ánimo debemos enfrentarnos a este "de nuevo salir" que a más de uno le crea sentimientos encontrados. El miedo es libre y no podemos remediarlo, pero yo creo que debemos perder el temor a vivir, que el miedo a la muerte ya nos ha hecho bastante daño. Porque vivir no es solo que nuestro corazón siga latiendo, sino que lo haga emocionado, ilusionado, a ritmos diferentes a veces lentos y otras intenso. Y eso solo lo hace salir, relacionarse, tener actividad y riqueza de experiencias. Estoy convencido de que todos lo vamos a lograr, cada uno a su ritmo y con paciencia.

Esta paulatina vuelta a la actividad nos ha llevado el sábado en Benamira a inaugurar la recuperación del humedal del nacimiento del río Jalón. No exento de polémicas con sus vecinos de Esteras, que reclaman suyo el nacimiento y denostan al de Benamira llamándolo "calcillo", la Confederación Hidrográfica del Ebro dice que en Benamira nace nuestro río. Digamos lo que digamos, lo certifique quien lo certifique, como bien dijo el alcalde pedáneo, Esteban García, en el evento, este río es de todos a los que baña a su paso y también de los que aportan agua de otros ríos afluentes que hacen grande el Jalón. Más allá de polemizarnos, quiero romper una lanza en favor de la unidad vecinal. Eso y nada más que eso ha conseguido lograr que Benamira, y muchos de nuestros pueblos, se mantengan llenos de vida, limpios, cuidados y que tengan actividad. Pasando de viejas rencillas, vecinas y vecinos se unen para aportar cada uno su granito de arena y conservar el patrimonio de todos. No podemos más que alabar actos como estos que nos ayudan a todos a comprobar que unidos, seremos eternos.

Nada más Alto Jalón, otra semana que nos miramos a los ojos y comprendemos el valor de nuestro entorno y las posibilidades de mejorarlo para que dejen de mirarnos desde fuera como a esa España rural que de nada se entera porque vive aislada. Aquí, aunque parezca que nunca pasa nada, hacemos incluso más que en muchas ciudades, solo que a los que viven en Madrid, Zaragoza o Barcelona y ven la televisión, les enseñan realidades rurales que nada tienen que ver con la nuestra. Sí, alguna abuela habrá que no sepa lo que es un smartphone y algún abuelo que no haya visto nunca un PC o una Tablet, pero somos tan modernos como cualquiera, trabajamos como cualquiera, creamos como cualquiera... lo único que no tenemos como cualquiera son los servicios y las conexiones. Cuando dejen de tratarnos como a paletos, lo mismo nos las ponen.


Feliz semana altojaloneros y altojaloneras.

Comentarios

EDITORIAL SEMANAL

Fran
POR
Fran Álvarez,
 10 oct

No nos dejemos engañar por discursos paternalistas que saben, desde su sillón en la ciudad, lo que queremos. Que nadie nos haga apartar el foco de que todavía no tenemos buena conexión a Internet, de que los transportes que nos unen son un desastre, de que los servicios que nos ofrecen cada día están peor y se agrandan las desigualdades con los entornos urbanos (leer más)

Comenta