NUEVAS AYUDAS DE LA DPZ PARA CREAR TIENDAS MULTISERVICIOS RURALES

|

EVpKWKRX0AEPce1

Mostrador de la tienda multiservicios de Monteagudo de las Vicarías. Foto: Diputación de Soria.


La Diputación de Zaragoza ha lanzado por primera vez una línea de ayudas para apoyar la puesta en marcha de tiendas multiservicio en los pequeños municipios de la provincia. Estas nuevas subvenciones están dotadas con 500.000 euros y van destinadas a aquellos ayuntamientos en cuyo municipio no haya ningún otro comercio. 


Estas ayudas, similares a las ya existentes de la Diputación de Soria gracias a las que municipios del Alto Jalón como Monteagudo de las Vicarías disponen de este servicio, pueden solicitarse hasta el próximo 12 de agosto. Con los fondos que reciban, los consistorios beneficiarios podrán financiar tanto gastos de adquisición del inmueble en el que se instalará el multiservicio rural como obras de mejora y/o acondicionamiento del local o el coste de los equipamientos necesarios para el funcionamiento del nuevo establecimiento.


Los multiservicios deberán ser de titularidad municipal o uso municipal mediante el correspondiente contrato de arrendamiento. La subvención cubrirá actuaciones que se hayan realizado entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2022 y el plazo para justificarlas finalizará el 28 de febrero de 2023. 


La cuantía de la subvención no podrá exceder los 40.000 euros. En el caso de que la ayuda sea para adquirir un local que será destinado al multiservicio, el importe máximo a conceder por dicho concepto no podrá exceder los 20.000 euros debiendo, en este caso, solicitar adicionalmente ayuda para acondicionar el local y adquirir equipamiento necesario para prestar el servicio. En caso de que el importe total solicitado por todos los ayuntamientos que cumplan los requisitos establecidos supere los 500.000 euros con los que está dotada la convocatoria, el importe concedido a cada consistorio se reducirá de forma proporcional.

Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

Fernando benamira
POR
Fernandito Nano,
  9 ago

Pues sí, aquí estamos, con un día o dos de retraso escribiendo esto y diréis: serás desgraciado no tenerla a tiempo, ¡zángano! Pues lleváis razón, a parte de un zángano, es que esta semana hemos tenido las fiestas de verano del pueblo, que las llamamos así porque ponerle “acabar como un piojo party” se nos hacía muy largo. (leer más)

Comenta