GLOOMY SUNDAY: LA MELODÍA QUE INDUCÍA A LA MUERTE

|

¡Hola hola SINFONOLERS!! En este artículo, aprovechando que su publicación coincide con el día de todos los santos, mal llamado actualmente, Halloween, vamos a contar la leyenda oscura y siniestra que acompaña desde los años treinta del pasado siglo a la canción Glommy Sunday (domingo sombrío).


¿Es capaz una canción de inducir al suicidio?, ¿conseguir que escuchando su letra se pueda hacer perder la cabeza de esa manera?... a continuación, intentaremos contestar a estas cuestiones y sabremos algo más de esta antigua canción que ha hecho correr ríos de tinta.


1 (2)


La negra leyenda que se cierne sobre esta canción comenzó a fraguarse en la Hungría de los años treinta, en concreto en 1936, donde nada menos que diecisiete personas fueron encontradas muertas en distintos lugares con la circunstancia común que todas se habían quitado la vida y en sus notas de despedida figuraban versos de una canción deprimente. En otros casos directamente las manos de los cuerpos encontrados sin vida sostenían la partitura de esta melodía.


2 (3)

  (más de 100 personas se han suicidado después de escuchar esta canción)


Una leyenda urbana culpó a la canción por esta ola de suicidios que se dieron, según cuentan, al ser esta emitida por radio en la década del 40, cuando la cantante Billie Holliday la convirtiera en hit.


La canción fue compuesta en 1933 por el músico húngaro Rezső Seress y posteriormente la letra fue reinterpretada por su amigo, el poeta Ladislas Javor. En esta modificación por parte de Javor, la canción se presenta como un poema de duelo por un amado que ha muerto e invita a cometer suicidio a fin de volver a encontrarlo en el más allá. Pero la temática inicial de la composición de Seress se basaba en los horrores de la guerra y pretendía ser un homenaje a todos los caídos, su título original era “Vege a világnak” (El fin del mundo).


Llegó a decirse que la misma poesía escondía un mensaje subliminal que instaba a la audiencia a quitarse la vida. Tal dimensión adquirió esta idea que la canción, que pasó a ser denominada “la canción húngara suicida”, fue prohibida por la BBC y nunca más puesta en el aire. También se prohibió tocarla en teatros y bares. De hecho, el propio Seress cometió suicidio. Saltó desde un balcón, en Budapest pero, como en tantas otras ocasiones a lo largo de su vida, no tuvo tampoco aquí suerte y sobrevivió a la caída para terminar ahorcándose con un alambre mientras se encontraba recuperándose en el hospital.


En la década del 90, el cantante escocés Billy Mackenzie, que había grabado un cover de la canción, también se suicidó.


3


En los últimos años ha sido versionadas por artistas tales como Elvis Costello, Sara Brightman, Sinead O´conno o Bjork sin que el asunto haya pasado a mayores. Incluso la actriz Lucia Jiménez la interpretó para la promoción de la película “La caja Kovack” del director Daniel Monzón donde la escucha de Gloomy Sunday impulsa a matarse a gente a la que un malvado científico ha insertado un microchip para el control mental.   


5


Ahora SINFONOLERS dejo a vuestra elección si queréis escucharla o no….



Feliz día de todos los santos!!!!



   




Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

Montse Martínez
POR
Montserrat Martínez,
  1 feb

La semana pasada vimos que, para tener relaciones sanas es fundamental establecer unas “reglas de juego”, incluido poner límites. Esto supone todo un arte a la hora de dejar claras las fronteras en las relaciones, expresar a lo que estamos dispuestos y a lo que no, etc. (leer más)

Comenta