LA GUARDIA CIVIL DE ALHAMA DE ARAGÓN DETIENE AL PRESUNTO AUTOR DEL ROBO DE UNA FURGONETA

|

Guardia civil


En la tarde del día 20 de enero, la Central de Emergencias de la Guardia Civil de Zaragoza (062), alertó a las patrullas de servicio en relación a una furgoneta que tras repostar en un área de servicio ubicada en el kilómetro 309 de la A-2, se había marchado del establecimiento sin abonar el servicio. Ante estos hechos, las patrullas de seguridad ciudadana de la Guardia Civil de La Almunia y de Alhama de Aragón fijaron diferentes puntos en la A-2 con la finalidad de localizar la referida furgoneta, logrando su detección a la altura del kilómetro 276. 


En el momento de su detención, la furgoneta iba circulando a alta velocidad y de forma negligente, comenzando los agentes un seguimiento de la misma hasta lograr desviar el vehículo por la salida del kilómetro 271, donde fue interceptado por la patrulla de Alhama de Aragón en un punto de verificación establecido a este fin. En el momento de verificar la identidad del conductor y la situación de la furgoneta, la Guardia Civil constató que había sido denunciada su sustracción el día anterior en dependencias del Cuerpo Nacional de Policía de Alcalá de Henares (Madrid).




Tras gestiones realizadas con la Comisaría de Policía citada, se comprobó que el día 19, cuando el conductor descendía de la furgoneta, encontrándose esta arrancada, el ahora detenido le había propinado un fuerte empujón, subiéndose al vehículo y abandonando el lugar. Además de la furgoneta, se logró recuperar el total de la carga que portaba, siendo todo ello entregado a su legítimo propietario. Ante estos hechos, el conductor, un varón de 37 años y vecino de Paracuellos del Jarama (Madrid), fue detenido como presunto autor de un delito de robo con violencia, siendo puesto a disposición judicial el día 21 tras la finalización de las diligencias.






Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

Montse Martínez
POR
Montserrat Martínez,
  1 feb

La semana pasada vimos que, para tener relaciones sanas es fundamental establecer unas “reglas de juego”, incluido poner límites. Esto supone todo un arte a la hora de dejar claras las fronteras en las relaciones, expresar a lo que estamos dispuestos y a lo que no, etc. (leer más)

Comenta