ANTONIO DE BENITO: "YO SIEMPRE HE VIVIDO EN ARCOS"

|

487999 1

Llegamos al sábado estrenando cuatro libros suyos esta semana: ‘Evita’, ‘El no viaje a la Alcarria’, ‘El Tardío’ y ‘Ken y Ana hasta las estrellas’. - “Fran, no es que no quiera que me publiques, ocurre que estreno tanto que no quiero aburriros”-. Esta es su respuesta cuando, medio en broma, medio en serio, le recrimino que me tengo que enterar por Facebook de sus novedades. Hablamos un poco de los libros que presenta esta semana. Y me insiste: “De verdad Fran, que no quiero vendértelos”.

Los cuatro libros, y prácticamente todas sus obras, han estado - “fabricados”-, me dice, para hacer crecer y construir. De manera - “consciente o inconsciente”-, pues no lo sabe ni él, ha adquirido en la madurez una forjada conciencia social. Antonio es profesor, además de escritor, ¿cómo le dará tiempo? - “Estoy siempre con tres o cuatro libros a la vez, te lo confieso”- me dice avergonzado de poder trabajar a ese ritmo, como si fuera malo hacerlo. - “Tiro de oficio de escritor. Más que escribir, que eso dirán otros si lo hago bien o mal, yo lo que sé es batir, y eso hago, bato ideas”-.

La infancia en Arcos de Jalón para él era - “jugar al fútbol en el Callejón del Agramadero, o en la Plaza del Pueblo, o en la Plaza del Tostadero”-. Porque ser futbolista para él era pasión, tanta que le he pedido fotos de joven y sólo tenía del Arcóbriga. Ha jugado en todos los - “campos de piedras, cemento, hierba de las eras o tierra del campo viejo de la carretera”-. Siempre ha tenido amigos con los que se ha divertido de verdad. De niño ya apuntaba maneras - “Me acuerdo de que ‘el Ramón’ de Orense, que los de tu generación lo conocéis como el Ramón del Pabellón, nos contaba historias de dragones, y yo le seguía. Nos contábamos cuentos, no escribía, pero ya ahí…”-.

Foto equipo arcu00f3briga


El - “chico de la Pascuala”- recuerda poco del colegio. - “Los dictados de Don Alfredo y su ‘vara de medir’ y que leíamos Don Quijote sin parar porque no había otro libro”-. Y ahí debió de sembrarse el germen en “el Toñete”, del que surgió su necesidad de crear literatura infantil. Y quizá también de ser profesor, para cambiar el método de aprendizaje con el que – “sólo aprendí a tener buena ortografía”-. Pero el recuerdo que más se fijó, por lógica crudeza, es el de – “un 25 de octubre negro, cuando las vecinas a la salida del colegio montaron un revuelo en el pueblo y me decían ‘ay, tu padre ha tenido un accidente’, y falleció”.

WhatsApp Image 2020 12 11 at 21.27.53


Irse y volver a su pueblo – “en el que yo siempre he vivido”- ha creado en Antonio de Benito un sentimiento de pertenencia muy especial, que se nota en su literatura, salpica. Me atrevo a compararlo con Almodóvar en este aspecto. Su libro ‘El Tardío’, que ahora estrena en Amazon, refleja a las personas de un pueblo. Cualquiera que lo lea, pondrá nombres y apellidos a todos los personajes. Antonio se marchó a estudiar a Sigüenza, y posteriormente se hizo maestro. Poder volver a Arcos para hacer las prácticas de su carrera fue para Antonio - “un gustazo. Conocí un colegio diferente al que dejé. No tenía nada que ver con lo que viví de niño y ya se trabajaba en equipo y de otra manera. Le di clase al Alfredito de la Ferretería por ejemplo”. La distancia física que luego le impuso su vida y su profesión, lo instaló en Logroño - “pero yo siempre he vivido en Arcos”-. Sin embargo, nos confiesa que - “escribo mucho mejor en Logroño. Quizá la distancia me ayuda a escribir”-.  

Efectivamente Antonio de Benito vive en Arcos. Lo vemos casi todas las semanas. O le leemos, o vemos una foto suya, o un post, o como esta semana, estrena cuatro libros y sale en todos los medios de media España. Por eso le pregunto si se siente famoso. – “El reconocimiento, sobre todo el de mi pueblo, me llena de orgullo. Pero yo creo que no lo soy. En Arcos soy el Toñete, el que va con sus amigos de toda la vida a tomar el vermut y a bailar en la Pista”-. Pero no puede negar que la fama y la popularidad en su pueblo es algo de lo que goza. Recordamos su poemario ‘Haikus del Jalón’ y aquella presentación del libro – “a la que vino todo el pueblo yo creo. Se vendieron 200 libros, estuve toda la tarde firmando, fue muy emotivo. La verdad es que, aunque esté físicamente fuera, cada vez me acerco más con la cabeza al pueblo. De esa necesidad de no querer desligarme, nació el libro”.

Nos empezamos a despedir ‘del Toñete’ y antes de colgar le guiño:

– “Toñete, no hemos nombrado ‘al Agus’ ni una vez, ni hablado del color negro”

- “El negro lo absorbe todo amigo. Este año sin fiestas…”

- “Cuídate Toñete”

- “Muchos besos a todos, amigos”

   DESCARGA EL PDF DEL CUENTO "EVITA" DE ANTONIO DE BENITO

Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

37 Final del Verano
POR
Juan Carlos Soriano,
 25 sep

Se terminaron las vacaciones y la mayoría de las fiestas estivales de nuestros pueblos. Se terminan las congestiones de vehículos, y las colas en los comercios por la compra, las terrazas de los bares repletas y el aumento de población en todas las pedanías, se cierran las piscinas, se inician los nuevos cursos en los colegios, se reabre la guardería y esperamos al otoño. (leer más)

Comenta