CASINO

|


CASINO 2021 SRGB WEB


Los casinos y los juegos de azar en general no siempre han estado permitidos, pero actualmente son uno de los sectores económicos que más dinero mueven.

La palabra “Casino” en su origen italiano viene a significar “casa” en referencia a las casas de campo donde se reunían las clases más destacadas para dedicarse al juego entre otras actividades. Fue en aquel país donde surgió el primero de los casinos, concretamente en Venecia en 1638, convirtiéndose en una de las principales actividades del país y por ello expandiéndose al resto del mundo.

Tiempo después, a principios del siglo XX, debemos nombrar el auge que tuvieron los casinos en la zona de Estados Unidos, destacando Las Vegas, que acabó convirtiéndose en la capital del juego, pese a que estados como Nevada prohibieron su actividad durante varios años hasta que se vieron obligados a legalizarlo por el gran boom de moda que alcanzó.

Los casinos que encontramos de una forma más similar a los que conocemos hoy en día llegaron a España alrededor del siglo XIX, siendo algo distintos de los que surgieron en Italia o Francia, ya que el concepto que se utilizaba en España era el de casino cultural o recreativo correspondiendo más con clubes privados abiertos únicamente para la burguesía, clases altas o gente de grandes influencias. Se jugaban juegos como el ajedrez, el dominó o las cartas.

También se prohibió el juego en nuestro país con la llegada de la dictadura de Primo de Rivera en 1923, provocando el cierre de todos estos establecimientos que no volvieron a abrirse legalmente hasta poco tiempo después de la muerte de Franco con la llegada de la democracia por el año 1977, aprobándose 30 años más tarde La Ley del Juego y uno cuantos años después comenzando la aparición de distintos casinos online.

En general, los casinos en España han supuesto un gran sector económico que conforma un gran porcentaje de la actividad económica del país, por lo que era algo que beneficiaba al pueblo enormemente. Con su existencia en Arcos de Jalón se convertía en un punto de interés al que podían acudir las personas más adineradas a invertir en dicho local y por consecuencia, sacar otros beneficios a los establecimientos de alrededor o algún negocio que surgiera entre distintas personas por boca a boca tras una partida.

Como en la gran mayoría de casinos físicos fue menguando su importancia y con el tiempo y las nuevas opciones que han ido surgiendo como los casinos online actuales fue muy difícil mantener algo así en un pueblo, aunque todavía se conservan casinos en grandes superficies como capitales de provincia.

Concretamente, en este casino y antes de la guerra, lo que se solía hacer era jugar “Timbas”, juegos de cartas como si fuera un casino de apuestas a las que acudían madrileños en el tren de la noche para jugar y que se marchaban en el siguiente, saliendo sobre las seis de la mañana de vuelta a Madrid, aunque también venían personas de otras provincias.

Fue un casino bastante concurrido debido a que en el momento en el que el juego estuvo prohibido después de la guerra civil había un gran control en las capitales y sin embargo en algunos pueblos se podía hacer algo más la vista gorda, atrayendo a mucha gente de ciudad en viajes exprés como os comentaba anteriormente.


Con los años el casino se fue convirtiendo más en un bar. Destacando sus deliciosas tapas y siendo muy famosos sus bailes de carnaval, San Blas y de fiestas entre otros, dedicándolo más a parejas de casados a diferencia de por ejemplo La Pista, dedicada más a los jóvenes en aquel momento.


Podéis encontrar más sobre mi trabajo en:

Instagram: https://instagram.com/noeliamartinezgarijo?utm_medium=copy_link

Página web: http://noeliamartinezfotografia.es/






Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

WhatsApp Image 2021 10 23 at 17.56.28
POR
Redacción ,
 23 oct

Con motivo de la celebración de su 60 aniversario, acudimos a Restaurante Duque con nuestras mejores galas dispuestos a no mancharnos y disfrutar de un menú degustación que han diseñado específicamente para la ocasión. Antes de nada, voy a pedir perdón al lector. No pienso destripar nada, ni el número de platos, ni cuáles son, ni cuánto nos ha costado... (leer más)

Comenta