SI NO LE GUSTA A NADIE EL CAMBIO HORARIO...

|

Pues iba a hablar esta semana de fiscalidad diferenciada, pero ya me quitó el sábado la palabra El Arriero y suscribo cada una de ellas. Os lo dejo debajo enlazado para que quien quiera lo lea. De modo que arrinconado para no repetir opinión y no parecer un "copión", voy a elevar hoy mi queja más repetida año tras año cuando llega el mes de noviembre. ¡Este cambio de hora nadie lo entiende!

A las 3, son las dos, nos repiten cada año con la llegada de los Santos, y nos lo venden con la ilusión de que tenemos una hora más para emborracharnos el sábado. Me entra tal depresión que no soy capaz ni de contarlo. Anochece tan pronto y se echa tanto de menos la luz del verano... Como no hay sol, pues todos a casa y el contador sumando. La electricidad marcando máximos y nos llega el invierno y esta oscuridad vespertina que nos auto imponemos no dejando la hora de verano. ¿De verdad gastamos menos con el cambio horario? Gastarán menos en los centros de trabajo, que tampoco, porque ahí está todo encendido en invierno y en verano. 

Desde 2018 llevan estudiando en la Unión Europea anular este cambio de hora que me desespera. ¿Por qué no lo han aprobado? Yo no oigo, y que se exprese quien quiera, a nadie alabar el horario de invierno. Solo veo noticias de efectos en la gente tales como depresión, abstemia, fatiga, irritabilidad... ¿A quién le afecta bien esta mierda? Perdón, perdón, es que me enerva. El precio de la luz marcando máximos y nos tenemos que meter en casa a encenderlo todo a partir de las cinco de la tarde. Cualquiera que tenga de frente dos dedos, y sin hacer de inteligencia ningún alarde, ata cabos de por qué no se aprueba que la hora no se cambie, no vaya a ser que no les nombren consejeros cuando su vida política se acabe.


Feliz semana altojaloneras y altojaloneros

   ¿BENEFICIAN LAS VENTAJAS FISCALES A LA ESPAÑA RURAL?

Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

215 24 929 0
POR
Emilio Casado,
  7 dic

Valentín Millán, vecino de Pozuel y padre de 6 hijos, se enfrentaba al problema del reclutamiento de sus vástagos. (leer más)

Comenta