LOS JÓVENES DE LA VERTIENTE ZARAGOZANA PODRÁN OBTENER HASTA 250 EUROS MENSUALES PARA PAGAR EL ALQUILER

|

62f38deeb2392

Soro y Villagrasa en la presentación del Bono de Alquiler Joven esta mañana. Foto: Gobierno de Aragón.


El Boletín Oficial de Aragón (BOA) publica hoy la convocatoria para el acceso al Bono de Alquiler Joven en Aragón. Los menores de 35 años de la vertiente zaragozana del Alto Jalón tienen de plazo entre el 15 de septiembre y el 28 de octubre para solicitar unas ayudas de hasta 250 euros mensuales para sufragar gastos de alquiler de vivienda o habitación. Los interesados pueden obtener información presencial en Calatayud, el Punto de Información Joven de la Comarca Comunidad de Calatayud, o en la Oficina Municipal de Información Joven de Ariza, situada en el Ayuntamiento de la localidad zaragozana del Alto Jalón.


El Departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, y la directora general de Vivienda y Rehabilitación, Verónica Villagrasa, han presentado esta mañana los detalles de la convocatoria.


En total se destinarán 15,2 millones provenientes de financiación estatal en dos años. A finales del mes de julio se recibió el primer ingreso del Gobierno de España de los fondos destinados al bono de alquiler joven. A partir de este momento se ha podido concluir el proceso de tramitación de las ayudas. Las ayudas se podrán solicitar entre el 15 de septiembre y el 28 de octubre. Se estima que esta ayuda puede ayudar en el proceso de emancipación a 2.500 jóvenes de hasta 35 años en todo Aragón.


Para facilitar la incorporación de nuevos beneficiarios, se abrirá un nuevo plazo en el año 2023, desde el 1 de marzo de 2023, hasta el 28 de abril de 2023. Se valora la posibilidad de incluir un nuevo plazo posterior si las solicitudes ya resueltas no agotan el crédito disponible.

Tal y como ha explicado el consejero Soro “estas ayudas tienen carácter retroactivo desde el 1 de enero de 2022, garantizando un plazo máximo de 2 años de subvención, es decir, se reconocerá el derecho al Bono de Alquiler Joven o desde el 1 de enero de 2022 o desde la fecha de inicio del contrato”. La duración de la prestación es de 24 meses, con fecha límite de mayo de 2024 o en el momento en el que finalice el contrato.


El consejero ha explicado que, a diferencia de otras convocatorias, esta tiene en cuenta la dinámica de los jóvenes y la posibilidad de su movilidad por motivos laborales “se podrá mantener el derecho a la percepción de la subvención cuando se produzca, dentro del periodo subvencionable, el cambio de domicilio a otro municipio dentro de la Comunidad Autónoma de Aragón, a otro ubicado en una comunidad autónoma diferente a Aragón o a las ciudades autónomas de Ceuta o Melilla”.


El importe de la subvención fijado desde el Real Decreto estatal es de un máximo de 250 euros mensuales. Se establece el límite de la renta o precio del arrendamiento o cesión en 600 euros. En las ayudas se contempla la cesión de uso, junto al alquiler de vivienda y el alquiler de habitación.

Tal y como ha señalado la directora general de Vivienda y Rehabilitación, Verónica Villagrasa, las personas beneficiarias deberán demostrar que “cuentan con una fuente regular de ingresos, ya sea por tener un empleo por cuenta propia o ajena o disponer de una prestación social, entre otros supuestos”.


Para el acceso al bono se han establecido también unos límites máximos de ingresos “no podrán superar el triple de la cuantía del IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples) en cómputo anual para 14 pagas, que para el año 2021, como referencia de los ingresos evaluados para esta convocatoria, asciende a 23.725,80 euros” ha señalado Verónica Villagrasa.


Aumento del parque de vivienda, otra medida para favorecer la emancipación

Tal y como señala el Observatorio de Emancipación Juvenil del Consejo de la Juventud, solo uno de cada seis jóvenes menores de 29 años puede emanciparse. Entre las razones que se apuntan está la disminución de la oferta de viviendas, la precariedad y temporalidad de los contratos de trabajo y los requisitos para el contrato de arrendamiento son algunos de los obstáculos que se encuentran actualmente los jóvenes aragoneses a la hora de acceder a su primera vivienda de alquiler. La imposibilidad de acceder a una vivienda se experimenta tanto en las grandes ciudades como en el entorno rural, ya que, a pesar de que los precios se reducen a la mitad en los núcleos más pequeños, hay menos oferta de viviendas.


El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro ha destacado que desde la Dirección General de Vivienda y la empresa pública Suelo y Vivienda de Aragón, estamos impulsando una serie de medidas para ampliar el parque público de vivienda de alquiler y, en concreto, para generar alojamiento para los jóvenes. Soro ha destacado que “las ayudas puntuales como el Bono de Alquiler Joven sirven como plan de choque, pero necesitamos proyectos para ampliar el número de viviendas en alquiler existentes como fórmula para contener los precios”.

Entre los proyectos más inmediatos están las 10 viviendas de alquiler asequible cuya rehabilitación está a punto de finalizarse en la ciudad de Teruel, el proyecto de residencia para jóvenes en la avenida Pirineos que supondrá algo más de 300 alojamientos, o las 27 primeras viviendas en el solar de La Merced, en Huesca, cuyas obras comenzaron el lunes.


Respecto a iniciativas en materia de vivienda en el medio rural, Soro ha explicado que “estamos ultimando la resolución de ayudas para el acceso a la primera vivienda en localidades de menos de 5000 habitantes a menores de 35 años, resolviendo la adjudicación de ayudas dentro del Fondo de Cohesión Territorial para rehabilitación de viviendas o iniciando la tramitación para la rehabilitación de 22 viviendas en Graus así como preparando las nuevas convocatorias para las próximas anualidades para adquisición de viviendas a jóvenes menores de 35 años”.

Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

Foto tejar (1)
POR
Antonio de Benito,
  4 oct

Pegado al aparato de radio, subiéndolo o bajándolo, sintonizando para escuchar mejor, solo escuchar una voz profunda, incluso un silencio tentador, un silencio acompañado por el sonido de un cigarrillo que se consume, algún verso conmovedor con el que ya cerrabas los ojos rumiando su sentido. (leer más)

Comenta