UNA ARIZANA PARTICIPA EN UN PROYECTO EUROPEO PARA CREAR VACUNAS QUE PREVENGAN ENFERMEDADES REPRODUCTIVAS DEL GANADO

|


6358fb635b3dd

Chus de Miguel (segunda por la derecha) y el equipo del proyecto REPRODIVAC. Foto: CITA


Horizonte Europa, el programa de financiación de investigación e innovación de la Unión Europea hasta 2027, ha financiado el proyecto REPRODIVAC, del que forma parte una invetigadora natural de Ariza, María Jesús (Chus) de Miguel López. Un nuevo proyecto cuyo objetivo es desarrollar vacunas y pruebas diagnósticas mejoradas para patógenos reproductivos endémicos y zoonóticos del ganado con el fin de fortalecer la rentabilidad de los sistemas de alimentación animal, mejorar el bienestar animal, reducir el uso de antimicrobianos en la agricultura y, por último proteger la salud pública con una perspectiva de Salud Global o “One Health”. 


La arizana Chus de Miguel, descendiente de la también localidad del Alto Jalón de Monteagudo de las Vicarías, forma parte como especialista en zoonosis bacterianas, del equipo de REPRODIVAC, que durante los próximos cinco años, con los 16 socios que representan a 7 países europeos (Italia, Reino Unido, España, Francia, Holanda, Alemania y Suiza), trabajará para centrarse en cuatro de las enfermedades abortivas de ganado de mayor importancia económico: el aborto enzoótico de las ovejas (OEA), una de las causas infecciosas más comunes de aborto en pequeños rumiantes en todo el mundo, producida por Chlamydia abortus; la Fiebre Q, importante enfermedad zoonótica altamente contagiosa de impacto a nivel mundial causada por Coxiella burnetii; la brucelosis porcina causada por Brucella suis , una enfermedad olvidada con alto impacto zoonótico en países de América y Asia, y con el potencial de reemerger en Europa; y el síndrome respiratorio y reproductivo porcino (virus PRRS), responsable de importantes pérdidas en la industria porcina a nivel mundial.


Chus de miguel

Chus de Miguel en el laboratorio donde lleva a cabo sus investigaciones.


El proyecto REPRODIVAC se llevará a cabo de 2022 a 2027 con un presupuesto total de 6 millones de euros. El proyecto está parcialmente financiado (3.125.324 euros) por el programa Horizonte Europa de la Unión Europea. Los 16 socios son de Italia, Reino Unidad, España, Francia, Países Bajos, Alemania y Suiza formado por científicos de prestigio, y empresas que tiene una amplia experiencia en acercar la ciencia a las aplicaciones en la industria alimentaria. Pilar María Muñoz, investigadora del Departamento de Ciencia Animal del CITA, y el equipo del que forma parte la arizana de Miguel, especializado en el estudio de brucelosis animal, participan en este proyecto europeo con el objetivo de desarrollar una vacuna frente a la brucelosis porcina y mejorar las técnicas para el diagnóstico inequívoco de esta infección.


El consorcio abarca el mundo académico y la industria, con conocimientos complementarios que incluyen biología estructural, microbiología, inmunología y ciencias veterinarias. Esto permitirá abordar los trastornos reproductivos mencionados con un enfoque interdisciplinar: (1) aplicar la vacunología inversa y estructural para seleccionar y diseñar antígenos candidatos a vacunas y diagnósticos (2) explotar los sistemas de expresión de proteínas para la producción de estos antígenos; (3) producir de vacunas racionalmente atenuadas y vectoriales virales; y (4) desarrollar un conjunto de pruebas de diagnóstico molecular e inmunológico incluidos test in situ (POC) para distinguir los animales vacunados de los infectados (DIVA).


Las enfermedades infecciosas del ganado suponen una importante repercusión económica (el valor del mercado mundial de la sanidad animal equivale a unos 40.000 millones de euros) y de bienestar animal y amenazan la seguridad alimentaria y la salud pública. Por ejemplo, en el sector porcino, las pérdidas anuales por el virus del síndrome reproductivo y respiratorio (PRRSV) sólo en Estados Unidos y Europa están en más de 600 millones de dólares y 1.500 millones de euros, respectivamente.





Las nuevas vacunas y las pruebas diagnósticas serán desarrolladas y puestas a disposición de los usuarios por los socios industriales que participan en el proyecto. De este modo, mediante el uso de las últimas tecnologías en el desarrollo de estas vacunas y pruebas, REPRODIVAC mejorará la salud y el bienestar de los animales, la productividad y la sostenibilidad del sector ganadero, así como la salud humana.


El proyecto REPRODIVAC reforzará la capacidad y la competencia europeas mediante la creación de una red global de científicos europeos de primera fila, organizaciones internacionales y socios para avanzar en la investigación y promover los desarrollos tecnológicos. Además del CITA (Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón), participan en el proyecto de manera especial: ENEA (Italian National Agency for New Technologies, Energy and Sustainable Economic Development, Italia, Coordinador), ENSL (Ecole Normale Supérieure de Lyon, Francia, Socio), WUR (Wageningen University and Research, Países Bajos, Socio), UDL (Universidad de Lleida, España, Socio), CEP (Consorci Centre d’estudis Porcins, España, Affiliated Entity), CEVA (CEVA Animal Health, Francia, Socio), FLI (Friedrich-Loeffler Institut, Alemania, Socio), UON (Universidad de Navarra, España, Socio), UMU (Universidad de Murcia, España, Socio), EPFL (Ecole Polytechnique Fédérale de Lausanne, Suiza, Miembro asociado, GSP (Associacio Porcsa-Grup de Sanejament Porcì, España, Miembro asociado), CZV (CZ Vaccines S.A., España, Miembro asociado), GDX (Global DX Ltd, Reino Unido, Miembro asociado), TPI, The Pirbright Institute, Reino Unido, Miembro asociado), MRI (Moredun Research Institute, Reino Unido Miembro asociado).


   "EN MI GRUPO DEDICADO A LA INVESTIGACIÓN DE ZOONOSIS BACTERIANAS SOMOS MAYORÍA DE MUJERES"

Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

Montse Martínez
POR
Montserrat Martínez,
  1 feb

La semana pasada vimos que, para tener relaciones sanas es fundamental establecer unas “reglas de juego”, incluido poner límites. Esto supone todo un arte a la hora de dejar claras las fronteras en las relaciones, expresar a lo que estamos dispuestos y a lo que no, etc. (leer más)

Comenta