PIDEN SOLUCIONES PARA QUE ARCOS DE JALÓN NO SE CONVIERTA EN UN DESTINO 'CASTIGO' PARA LOS NUEVOS GUARDIAS CIVILES

|

Guardia civil arcos



Las algo más de treinta familias que residen en el cuartel de la Guardia Civil de Arcos de Jalón se preparan ya para vivir unas frías navidades en sus domicilios dentro del acuartelamiento arcobrigense. Los ya antiguos pabellones presentan deficiencias en los sistemas de calefacción que han obligado a los agentes, ante la inacción de la Comandancia de Soria, a presentar quejas y a manifestar su malestar ante los elevados costes que están teniendo que soportar para calentar sus casas, en muchos casos ocupadas por niños pequeños entre los que se ha contabilizado este otoño ya algún ingreso por problemas respiratorios.


Los edificios de viviendas del Cuartel de Arcos de Jalón cuentan con una caldera de gasoil comunitaria que no está adaptada a la nueva normativa que obliga a incorporar contadores en cada domicilio para controlar el consumo individual. Con una decena de viviendas vacías, las otras treinta familias inquilinas deben asumir el coste de calentar todo el edificio ante la negativa de la Comandancia de costear la parte proporcional de las diez dependencias desocupadas. "El 33% de la energía que consumimos se pierde en los pabellones vacíos", se quejan desde el acuartelamiento señalando que "eso solamente encendiendo la calefacción durante cinco horas al día", algo que obligaba a muchos a "tener además radiadores eléctricos para que los niños no pasen frío, sobre todo a primera hora de la mañana".


"Con la subida del gasoil, hemos llegado a pagar 200 euros al mes cada domicilio, cuando antes eran entre 80 y 100, a lo que hay que sumar el extra por la electricidad", nos expilcan para señalar que "es una situación insostenible de gasto para un sueldo como el nuestro". Por ello, han propuesto varias soluciones a la Comandancia de Soria, todas con la negativa como respuesta. "No nos dejan poner estufas de pellets ni bombas de calor en la fachada, aunque sí las haya en las oficinas, pero tampoco se quieren hacer cargo de adecuar la caldera a la normativa actual y del coste de los pisos vacíos, o de cambiar la caldera por una de propano", indican apesadumbrados ante el invierno que les espera preguntandose por qué en Arcos de Jalón "no nos dejan poner pellets cuando en Monteagudo o en Medinaceli sí les han dejado".


Todo comenzó a moverse a través de Telegram, en un grupo dedicado a expresar quejas de los agentes con respecto a su situación laboral. "A partir de poner dos quejas ahí, nos prestaron algo de atención, pero seguimos igual", nos dicen. Desde El Alto Jalón nos hemos puesto en contacto con la Comandancia de Soria , a través de la Subdelegación del Gobierno, también sin respuesta, aunque esta misma mañana emisarios de la Comandancia han mantenido una reunión en Arcos de Jalón con los agentes y según fuentes próximas a este periódico, mañana hará lo propio el subdelegado del Gobierno en Soria, Miguel Latorre, que conocerá personalmente la situación dentro de la gira que está realizando estos días con motivo de la Navidad por los acuartelamientos sorianos.


Desde Arcos de Jalón esperan que Latorre pueda tratar el tema e intentar buscar alguna solución que afecta no solo a la situación de los agentes destacados en Arcos de Jalón, sino también al futuro del destino. "Los nuevos que vienen preguntan por la situación de los pabellones", nos cuentan los agentes advirtiendo de que "con estas cosas Arcos seconvierte casi en un sitio de castigo para los que venimos. Está muy apartado de nuestras casas, pues la mayoría somos de lejos, pero al ser un sitio tranquilo, la gente empezaba a querer venir. Ahora sin embargo, con esto solo van a venir los que no puedan elegir otra cosa".


Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

IMG 9633
POR
Bar Xaloon,
  4 feb

Como haremos que sea tradición, os ofreceremos cada fin de semana en nuestro establecimiento poder hacer una degustación, pero os dejaremos por escrito la lista de ingredientes y su elaboración, para que podáis prepararlos también vosotros en casa. (leer más)

Comenta