VOLVEREMOS A ABRAZARNOS POR SAN PASCUAL

|

5F923557D8BA456D86A90041703AD982


Pese a los extraños tiempos que nos han tocado vivir, más próximos a una distopía cinematográfica que a nuestra realidad, ya es mayo otra vez. Mayo es el mes de las flores en la cultura popular, pero para un torremosino mayo es algo más.
Cada año al acercarse los albores de abril no hay ni un alma en Torrehermosa que no haya contado ya los días que faltan para el 17 de mayo. No son solo días en el calendario, es un aire de alegría que circula en cada esquina. Todo el mundo se prepara para el día grande y engalana las  calles y sus balcones. Llena sus neveras con comida deliciosa para recibir a familiares y amigos. Renuevan sus armarios para lucir sus mejores galas, porque la ocasión así lo merece, porque celebrar San Pascual así lo requiere.
Pero desde hace ya dos años nuestras vidas se han paralizado, congeladas a la espera de que pasen como ya dije antes estos tiempos raros. Y aguardando se encuentran también las celebraciones en honor a nuestro santo. Porque todos sabemos que siendo pacientes, sosteniendo nuestra alegría, también le rendimos culto y pleitesía.
Todos somos conscientes  que nuestra espera valdrá la pena. Porque la ansia que nos invade cada mes de mayo por celebrar nuestras fiestas regresará y lo hará con más fuerza, la energía guardada durante dos primaveras. También lo hará la alegria, esa que invade nuestras calles y nuestros ánimos cada 17 de mayo. No será menos nuestra hospitalidad que asimismo retornará y abriremos nuestros brazos para recibir a todos los que como nosotros quieran celebrarlo. 

Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

4852234
POR
El Arriero,
 22 oct

Y no lo digo por el "jalogüín" que están preparando ya algunos pueblos de anglosajona tradición como Monreal y Monteagudo, sino más bien por el miedo que ha pasado más de uno. Y no lo digo por el susto en la redacción del periódico cuando ha sonado al otro lado del teléfono algún alcalde enfadado por publicar su sueldo (leer más)

Comenta