DAVID LEE ROTH - JUST A GIGOLO / I AIN'T GOT NOBODY

|

Hola hola SINFONOLERS , sería muy atrevido por mi parte pensar que todo el mundo reacciona igual ante cualquier estimulo, que todos nos emocionamos de la misma manera al conocer un hecho que nos impacta, que todos sentimos lo mismo al leer algo  o que la mayoría responde igual al ver imágenes que en ocasiones nos pellizcan  por dentro; sí, sería un osado si creyese que todos somos iguales emocionalmente hablando. Es por eso, por no generalizar, que en este último artículo de la temporada, en esta última introducción, voy hacer un mini repaso de las sensaciones que a mí, repito, a mí, me han causado las historias que se ocultaban tras las canciones que sonaron en nuestra sinfonola a lo largo de estas semanas. Seguramente coincidamos en muchos de los estados de ánimo por los que yo he pasado escribiendo estos artículos sábado tras sábado. 

Los primeros cinco duros que echamos a la máquina de discos  fueron para escuchar el “libre” Nino Bravo, personalmente me impacto sobremanera conocer la historia tan dura que se escondía en esa canción que había cantado en muchas ocasiones a pleno pulmón, principalmente  en momentos de gran jolgorio.




Más de una lágrima he dejado caer en varias ocasiones al conocer los acontecimientos que ocultaban las letras de algunas canciones como por ejemplo en esta de Imagine Dragons y la vida, corta vida de Tyler Robinson (1995-2013) ,a cuya memoria está dedicada este “demonds”.






También emborroné el folio la semana de mi aniversario de nacimiento.  Es un día el de mi cumpleaños que año tras año espero con una mezcla de sensaciones, esa fecha es el 11 M. En un día tal, en el año 2004,  la sinrazón terrorista nos dejó el corazón encogido. Esos actos criminales sirvieron de inspiración para que  La Oreja de Van Gogh publicara esta preciosa historia hecha canción cuyo guion transcurre en unos de esos tristemente famosos trenes. La historia era esta.





Algún que otro lio de faldas hemos tenido también como con Clapton y su Layla. Homenajeamos con bonitas canciones a nuestras madres, conocimos el lado obsesivo del señor Sting líder del grupo Police con su “Every breath you take”,  supimos que la única española del club de los 27 fue Cecilila. Que me decís de los hechos históricos que  pudimos refrescar como el del avión llamado Enola Gay , el primero en lanzar una bomba atómica. Han sonado pasodobles, rock, jotas, pop , indie …. Música, música y más música que es para lo que habíamos venido. Y no puedo ni quiero ni pretendo olvidarme de ese tardeo virtual que fue tan bien acogido por vuestra parte, unas cervezas on line que nos tomamos con Javi, Rafa y Jesús, con LOS CALLEJONES.





En definitiva, un gran número de emociones diversas que la música nos puede generar, alegría, nostalgia, tristeza….siempre hay una canción para cualquier momento. En este último artículo he querido volver a escuchar por enésima vez para mí y para muchos otros el `Just a Gigolo´. Seguro que para los lectores de esta sección, contemporáneos míos, de mi generación  de anteriores y posteriores generaciones, habitantes o visitantes habituales del alto jalón no les es extraño que me haya decidido por esta canción de las decenas que podía haber elegido para un día tan especial como este de cierre de temporada, ¿verdad? Pero si una cosa he descubierto después de estas semanas asomándome al abismo del papel en blanco, es que tras acabar cada artículo y publicarlo en el periódico es , utilizando esta metáfora que me viene que ni pintada, como, lanzar una botella al mar. No sabes quién la va a recoger. Hablando de esta sección, como ahora todo deja su huella digital, sé que no solo se limita su lectura a este territorio del alto jalón que tanto amamos, conozco fehacientemente que hemos cruzado provincias, países, incluso continentes relatando nuestras historias, entrevistas e investigaciones. Es por esto, para que podáis entender todos los lectores de todos los lugares donde pueda recabar esta botella que lanzo al mar de internet en forma de artículo, que os voy a explicar porque me he decidido por esta canción para terminar esta temporada. Me he tomado la licencia de analizar hoy esta canción porque ha sido para mucha gente, entre la que me incluyo, la última canción que sonaba noche tras noche, sábado tras sábado, noche vieja tras noche vieja, fiestas tras fiestas en nuestra querida pista `El Rosalar´, de Arcos de Jalón en el pueblo en el que vivo y desde el que todas las semanas escribo esta sección. Esta canción y encenderse las luces de la pista eran todo uno, y cada mochuelo a su olivo en mejor o peor estado pero normalmente nos retirábamos a la piltra más a gusto que en brazos. Este último artículo es un homenaje a todos esos que gracias a Julio y Cesar (djs de la pista por entonces) nos fuimos a casita tantas noches silbando esta dulce melodía, dedicado a vosotros este último capítulo de La Sinfonola. Después de esta aclaración  vamos al análisis que tiene su miga, ya veréis, es muy curiosa la historia de estas dos canciones en una. 


81uYvWp6EjL. SL1300


Así es, esta canción es el primer caso conocido de corta pega en la historia musical, fue Louis Prima quien en 1954  hizo este copy and paste musical uniendo dos canciones distintas que una vez juntas encajan a la perfección tanto en la musicalidad como, una vez traducida su letra, en el mensaje. Un trabajo muy fino para la época, las cosas como son.


La primera canción tiene su origen en la Europa entre guerras y es un tango tristón que narra la decadencia de una nación. Esta canción en su origen fue adaptada por Irving Caesar en 1929 de una canción  Austriaca-  “Schöner Gigolo”  “solo un gigoló” .Es una canción triste que habla sobre los héroes de guerra que quedaron desempleados al finalizar la primera guerra mundial y que tuvieron que prostituirse con mujeres ricas que habían perdido a sus maridos. Esta es una versión de la orquesta de Dajos Béla.





Y aquí parte de la letra de esta triste melodía con este no menos triste mensaje en sus líneas traducidas.


Sólo un gigoló y adónde voy

la gente sabe el papel que me toca

pagar por cada baile, vendiendo cada romance

¡Oh, es lo que dicen!

Llegará el día cuando la juventud pase

que dirán de mí

cuando llegue el final: “Él era sólo un gigoló”.

La vida seguirá sin mí.



Para llegar a la versión final nos vamos a 1954, cuando Louis Prima remata la faena de esta historia. Toma “Sólo un gigoló” y la une a otra canción, que no tiene nada que ver con la anterior sobre el soldado austríaco, esta otra canción es el  “I Ain't Got Nobody” (No tengo a nadie), un tema escrito en 1915 por Spencer Williams. Otra letra depresiva que sorprendentemente va como anillo al dedo para unirse al “just a gigoló”. Lo dicho, copia y pega en toda regla. Adjunto pedazo de versión de 1964 con el inigualable Louis Armstrong del “I Ain't Got Nobody”.





A Prima  se deben estos inmortales versos de transparente significado que aparecen en esta versión final de ambas canciones unidas que ya serán conocidas para siempre como "Just a Gigolo/I Ain´t Got Nobody".


Hummala bebhuhla zeebuhla boobuhla

hummala bebhuhla zeebuhla bop



Aquí lo podéis ver junto a su cuarta esposa haciendo una performance al alcance solo de los grandes de la interpretación. Comprobar por vosotros mismos en la traducción que estás dos canciones unidas por este “Hummala bebhuhla zeebuhla boobuhla hummala bebhuhla zeebuhla bop” estaban hechas para ser una sola.





Fue el gran Louis Prima quien lo vio claro y al él le damos las gracias por esa visión y por dejarnos esta gran canción que para nosotros significa tanto. Esta composición  ha sido versionada hasta la saciedad, pero para mí es esta de David Lee Roth, cantante original de Van Halen, la que nos ha dado grandísimos momentos, seguro que a muchos de nosotros nos trae a la memoria muy buenos recuerdos. No os perdáis de vista el video con esta versión, no sabría como calificarlo, lo dejo a vuestro criterio.





Y con esto, encendemos las luces de nuestra pista de baile mientras suena el “just a gigoló” otra vez más, para despedirme no sin antes daros mil gracias a todos por estar ahí detrás, por los comentarios tan bonitos que por todos los medios me habéis hecho llegar. Gracias y más gracias por semana tras semana darle un clic a la sinfonola y dedicar unos minutos a leer esto que hago con todo el cariño del mundo con la simple intención de entreteneros un  ratito cada semana hablando de algo que es mi pasión, la música.  Sin vosotros al otro lado esto no tendría ningún sentido. Muchísimas gracias a tod@s. Espero volver a veros aquí a la vuelta, ya hemos remado mucho  y casi podemos tocar la vegetación de la orilla con la punta de los dedos, ya estamos llegando, así que con toda la cautela del mundo, con toda la precaución espero y deseo que disfrutéis del verano y que la música siempre os acompañe. 

Como dicen los profesores, “nos vemos en septiembre”.

Feliz verano SINFONOLERS!!!!


Podéis leer si tenéis mucho mono de sinfonola durante este verano todos los artículos escritos esta temporada a través del periódico  Alto Jalón en la sección “La Sinfonola”. 


Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

WhatsApp Image 2021 10 23 at 17.56.28
POR
Redacción ,
 23 oct

Con motivo de la celebración de su 60 aniversario, acudimos a Restaurante Duque con nuestras mejores galas dispuestos a no mancharnos y disfrutar de un menú degustación que han diseñado específicamente para la ocasión. Antes de nada, voy a pedir perdón al lector. No pienso destripar nada, ni el número de platos, ni cuáles son, ni cuánto nos ha costado... (leer más)

Comenta