MIÑO DE MEDINACELI, SU ESTACIÓN Y UN FINAL DE TEMPORADA

|

IMG 20210626 WA0031


A pesar de nuestras firmes intenciones de ponernos el bañador en lugar de las botas, la semana pasada el tiempo no nos dejó mojarnos el culo entre las rocas del río Jalón o alguno de sus afluentes que bañan nuestra comarca. El termómetró obligó y, con mucho gusto y pasión, nos dimos una vuelta por Arcos de Jalón, cabecera del municipio más grande de la vertiente soriana del Alto Jalón y también de Castilla y León. En Arcos dimos una vuelta general y rápida por sus atractivos y su gente y por su historia reciente, en la que, ligados a la Renfe, la localidad sufrió una gran despoblación cuando quitaron los talleres. Centro de servicios, todavía mantiene un grueso de población que ve posible la salvación, más si cabe si nuestros políticos en el Congreso quieren.

IMG 20210626 WA0028


Esta semana, con tormentas anunciadas al final de la mañana, decidimos otra vez no llevarnos la toalla. Hacía días que en Instagram nos llamaba la atención un restaurante de la comarca que, pegado a un pueblo que todavía no conocíamos en esta sección, nos ponía los dientes largos y nos hacía salibar sin solución al ver los platos que en su cocina preparan. El Bar de Miño de Medinaceli nos esperaba para, tras una estupenda mañana de visita a esta población, disfrutar de una comida de la que todos hablan. En Miño de Medinaceli la despoblación se hizo patente en los años 60. Como toda la comarca, sufrió la mecanización del campo y el fenómeno posterior del cierre de su estación, en la línea Soria - Torralba. 


IMG 20210626 WA0036


El pueblo se divide en dos y, de la mano de Carlos Hernando, conocemos un poco más su historia. Este profesor de inglés, que ejerce en La Almunia de Doña Godina, es hijo del antiguo secretario del Ayuntamiento y nació y vivió en la casa en cuya pared se jugaba al frontón los domingos después de misa. Es presidente de la Asociación de Amigos de Miño de Medinaceli donde trabajan, gracias a las cuotas de sus más de 160 socios y a la colaboración con el consistorio, para mantener viva la memoria de las tradiciones que allí les arraigan. Están recuperando canciones, coplas de las que antes cantaban las madres y las abuelas y que, despoblado el pueblo, se vacían del imaginario popular. Desde la asociación ayudan a conservar la memoria de esta parte de la España Olvidada.

IMG 20210626 WA0024


Paseamos primero por la parte más antigua de este pueblo partido en dos entre la zona vieja y la estación, que otrora fuera centro neurálgico del comercio de la comarca. La historia de Miño de Medinaceli marca los albores de la humanidad en nuestra región. Un Centro Arqueológico, incluído dentro de www.museosvivos.com, nos muestra como allí se encontraron restos del Neolítico. Hace ya 6.000 años que en el Túmulo de la Sima enterraban a sus muertos los que allí habitaban y hoy en día quedan restos de las tumbas antropomorfas. Y allí, en recipientes de cerámica, aparecieron vestigios de la cerveza más antigua conocida en Europa. Aunque no podemos subir a verlas, pues el trayecto está impracticable con la hierba más alta que nuesras botas, Carlos nos lo explica perfecto, así como nos cuenta que el Castillo, roquedal que corona el cerro sobre el pueblo, era una atalaya califal de hace diez siglos que fue declarado Bien de Interés Cultural en 1949.

IMG 20210626 WA0023


Sí que podemos observar de cerca el relieve de las almenas de la espadaña de la Iglesia de San Miguel, que advierte del carácter de fortaleza que un día tuvo el pueblo. La existencia de unas antiguas escuelas, que ahora son consultorio médico, nos cuentan que aquí hubo niños suficientes como para mantenerlo. "Éramos al menos 50 niños cuando yo era pequeño, pero yo ya no di clases aquí porque hicieron otro colegio que, tras la marcha de todos, se convirtió en el Museo del Valle de Ambrona", nos cuenta Carlos, como advirtiendo sobre el futuro que pueden tener otros colegios. La advertencia no cesa en toda la visita en forma de narración de la pérdida de población a causa de la eliminación de servicios, pensando las administraciones en rentabilidades económicas más que en una rentabilidad para la vida. Y razón fue, la misma, para la pérdida de la parada del tren en su estación, que provocó el cierre de El Corte Inglés del Alto Jalón y de su fábrica de harinas.

IMG 20210626 WA0025


Los 700 metros que separan Miño de su estación dividen a su población, que veranea en ambas esquinas dejando ese espacio entre los dos, que les anima a coger el coche como si la distancia no fuera mínima. Allí, antes de los años 80, había fonda, panadería, carnicería, corral de comedias, talabartería, taller y la ya mencionada fábrica de harina y su particular gran almacén. En lo que ahora permanece rotulado como Supermercado Arturo, tenían desde ferretería hasta calzado e incluso un pequeño mostrador donde te servían vino y se podía pasar el rato. Gentes de todo el Alto Jalón, e incluso de más lejos, acudían a la Estación de Miño para comprar y vender mercancías en este establecimiento, que llenaba de vida a todo el pueblo. Ahora, no queda más que una casa rural, un bar y la estación de ferrocarril, abandonada sin parada, convertida en un albergue que forma parte de la red de alojamientos del Camino del Cid que nadie promociona y que podríamos vender para que todo el mundo lo haga. Todo lo demás, o es ruina, o se ha convertido en casa de veraneo de los descendientes de aquellos que en otro tiempo hicieron buenos negocios con toda la gente que por aquí pasaba.


IMG 20210626 WA0033


La sensación que nos queda tras la visita a Miño de Medinaceli, es la de haber estado en un pueblo donde el tiempo pasa sin que la prisa gane al gusto de disfrutar el momento. Mientras los pájaros cantan, los muros de piedras de sus construcciones y la tranquilidad que allí emana, lo hacen perfecto para pasar un fin de semana. El turismo podría funcionar en este pueblo si alguien lo promocionara. Es un lugar estupendo desde donde visitar los yacimientos de Ambrona y Torralba, la villa de Medinaceli, las salinas del Jalón, el valle de Arbujuelo y otras tantas cosas que nos ofrece el Alto Jalón a la altura del nacimiento del río que nos baña. Además, está su Bar, que ha sido uno de los atractivos que nos sirvieron para embarcarnos a esta visita que ha durado una mañana. Ya haremos, en otra ocasión, la crítica gastronómica, pero sí deciros que se come como en los más prestigiosos restaurantes que podamos reservar en la comarca. Sus postres... meteros mejor en Instagram y seguís su cuenta, o no lo hagáis si pretendéis cuidar la línea, pues son adictivos y no podrás marcharte sin meter la cuchara en el que pida tu acompañante. 


IMG 20210626 WA0021


Con esto hemos dado la última cucharada, de momento, a la comarca. La semana que viene NO volveremos a ponernos las botas resaltando los lugares que tenemos en el Alto Jalón merecedores de, en al menos una ocasión, ser visitados por toda persona con alma de explorador y con ganas de conocer lugares más allá de los que la publicidad nos 'manda'. Descansaremos el mes de julio de hacer nuestra excursión en favor de otras labores que el verano nos manda. Pero volveremos en agosto para seguir potenciando el turismo de la comarca. Esperamos que aprovechéis el mes de julio para visitar alguno de los lugares donde hemos dejado las huellas de nuestro calzado y que nos han calado en lo más profundo del alma. Hasta el mes que viene, disfrutad del verano altojaloneros y altojaloneras. Os espero.

Comentarios

EDITORIAL SEMANAL

POR
Fran Álvarez,
 13 sep

De las 'no fiestas de Ateca' nos vamos a las de Ariza y Arcos de Jalón, que todavía se prolongan hasta este martes, sin olvidarnos de Medinaceli TEATRO, que ha traído a la vertiente soriana a toda una "bestia" de la actuación como es Rafael Álvarez 'El Brujo'. (leer más)

Comenta