UN BROTE DE TULAREMIA AFECTA A CUATRO PERSONAS TRAS PESCAR CANGREJOS EN EL JALÓN A LA ALTURA DE CETINA

|

3801399


Según informaba ayer la agencia EFE, cuatro amigos que habían pescado o manipulado cangrejos atrapados en el río Jalón, en el entorno de Cetina, han sufrido un brote de infección bacteriana, sospechosa de tularemia ulcero-ganglionar. 

Los cuatro infectados presentaron fiebre, afectación general y respiratoria en algún caso y lesiones ulcerosas con supuración en las manos y adenopatías axilares que empezó a los 3-5 días de la exposición a los cangrejos, aunque ninguno ha necesitado hospitalización y evolucionan bien y con tratamiento antibiótico. 

La tularemia es una enfermedad infecciosa normalmente asociada a conejos, liebres y pequeños roedores que se puede transmitir a los seres humanos por contacto directo con la piel. Consultada sobre este hecho ayer, Marisol Salinas, veterinaria de Vetjalón en Ariza, afirmaba que "a veces los roedores caen al agua y los cangrejos como son carroñeros se los comen y así adquieren la infección", por lo que sostenía que la enfermedad, que no tiene documentada su transmisión de persona a persona, puede contagiarse en humanos "manipulando los cangrejos infectados o incluso directamente del agua del río si está muy contaminada", produciéndose úlceras, inflamación de gángleos y fiebres en caso de transmisión por contacto con la piel o incluso si se produce vía inhalación, "lo que provoca es una especie de neumonía", señalaba Salinas.

No existe vacuna disponible para este tipo de infección, por lo que la única solución es intentar evitar la infección no bebiendo aguas superficiales no tratadas, protegerse de posibles picaduras de artrópodos, evitar el contacto con animales muertos y, tal y como indicaba ayer la veterinaria de Ariza, "manipulando a los animales con guantes", aunque bajo su recomendación "si ha salido un foco en el río lo mejor sería durante una temporada no coger cangrejos en esa zona".


Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

Emilio Casado
POR
Emilio Casado,
 27 oct

Roatta había establecido su cuartel general en Arcos de Jalón el 2 de marzo de 1937, en una fonda al pie de la carretera. Las escuelas del pueblo se convirtieron en centro de operaciones. Seis días después  empieza la batalla de Guadalajara (leer más)

Comenta