ENTRE LUCES Y SOMBRAS, ORGULLOSO DE MIS PUEBLOS

|

Entre luces y sombras nos movemos por la vida en un verano en el que uno no sabe ya qué pensar. La pandemia nos ha venido a golpear tanto los esquemas que las certezas se nos escapan entre las manos como si quisiéramos coger el agua del Jalón a puñados. Me gustaría ofrecer alguna verdad en mis letras, pero creo que, como todos, estoy desconcertado. 

La realidad me golpea con los datos. Seguimos teniendo contagios, los expertos nos alertan sobre la transmisión a pesar de estar vacunados y, lo que más me preocupa, sobre la aparición de nuevas cepas a causa de seguir contagiándonos. Por otro lado, nos dejan... Sí, nos dejan montar espectáculos, conciertos, teatros, toros y, si me apuras, hasta verbenas... Nos dejan no llevar mascarillas y nos dejan olvidarnos del peligro de la pandemia. Vemos imágenes de Barcelona con la gente de fiesta sin mascarilla y aglomerados. Recibimos mensajes de "si vamos a trabajar en metro, por qué no vamos a salir de fiesta a emborracharnos". Vivimos botellones en nuestros pueblos con los jóvenes, como todos los veranos y en correspondencia con su edad, desbocados con la mezcla que el calor y las feromonas hacen con el alcohol. Vemos, otra vez, la operación 'salavar el verano'. ¿Tendremos las mismas consecuencias? Uno no sabe ya qué pensar ni en qué sentido hablaros.

Así que hagamos cada uno lo que nos dé la gana. Somos todos mayorcitos para cuidarnos y los que no, tendrán padres o familias para educarlos. Yo, si a mi hija algún día se le va de las manos una reunión con los amigos en mitad de una pandemia, deriva en botellón, y por ejemplo, tira cristales de madrugada a una piscina... Entenderé que es un error y, probablemente, la culpa no sea solo de ella sino de todo un grupo que no lo detuvo o que incluso que lo alentó. Pero no hará falta que venga la Guardia Civil a preguntar a casa, ni que nadie haga pesquisas para culparla, porque ya la llevaré yo y asumirá las consecuencias de su falta. Y el test de antígenos, y a los abuelos ni cerca, ni en su casa... Se están muriendo ancianos en residencias vacunados, ¿nos olvidamos de que esto pasa?.

Por otro lado me alegro de la actividad cultural del Alto Jalón de esta última semana. Está siendo de locos seguir el día a día de los espectáculos y eventos de la comarca. En todos los municipios ha habido eventos y todos con buen comportamiento, gran respuesta del público y resultados estupendos. Destacaré el tremendo esfuerzo de Monteagudo de las Vicarías por enseñarnos su encanto y por qué es uno de Los Pueblos más Bonitos de España a través del arte, la gastronomía, las nuevas tecnologías y el patrimonio del municipio de la raya. También la capacidad de Medinaceli como escenario patrimonio para la música, el teatro, el arte... Culturalba en Bordalba, Bubierca es un no parar, Ariza y su Verano Cultural, Ibdes, Alhama de Aragón que ha hecho hasta un documental, el rock en Arcos de Jalón, Pozuel, Torrehermosa... no voy a nombrar más pero me estoy dejando a todos.

Estoy orgulloso de nuestro pueblo, el del Alto Jalón, y de cómo estamos llevando y viviendo, cada uno con lo suyo, este momento tan difícil de nuestra historia. Ánimo, que ya queda menos. Salvo casos aislados de los que nadie está exento, lo estamos haciendo de lujo. Sigamos estando vivos, sin miedo, pero con respeto y con la mente puesta en superar esto. Nos vamos viendo, altojaloneras y altojaloneros. Gracias por seguirnos y leernos.


Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

4852234
POR
El Arriero,
 22 oct

Y no lo digo por el "jalogüín" que están preparando ya algunos pueblos de anglosajona tradición como Monreal y Monteagudo, sino más bien por el miedo que ha pasado más de uno. Y no lo digo por el susto en la redacción del periódico cuando ha sonado al otro lado del teléfono algún alcalde enfadado por publicar su sueldo (leer más)

Comenta