LA COMPLICADA TERCERA EDAD

|

Es muy complicada la tercera edad. 

Igual casi todos, 

comprueba y verás 

cómo, al que te quejes, 

aún le duele más. 

Toma algún calmante, 

más sin abusar. 

Distrae al dolor 

con algún recuerdo 

(si es bueno, mejor)


Empieza un trabajo

que te haga ilusión.

Habla con los hijos,

no de enfermedades.

Aunque no te quejes

ellos ya lo saben

y todos conocen

la edad de sus padres.

Seguro que tienen

ellos sus problemas.

Réstales, no sumes


y agraves sus penas.

Comentarios

EDITORIAL SEMANAL

Fran
POR
Fran Álvarez,
 10 oct

No nos dejemos engañar por discursos paternalistas que saben, desde su sillón en la ciudad, lo que queremos. Que nadie nos haga apartar el foco de que todavía no tenemos buena conexión a Internet, de que los transportes que nos unen son un desastre, de que los servicios que nos ofrecen cada día están peor y se agrandan las desigualdades con los entornos urbanos (leer más)

Comenta