ABIERTO EL PLAZO DE SOLICITUDES DEL PLAN DE VIVIENDA JOVEN PARA LA VERTIENTE SORIANA

|


Ayudas jovenes alquiler compra


Todos los jóvenes menores de 36 años censados en la provincia pueden acogerse al Plan de ayuda a la vivienda joven con el objetivo de colaborar en la compra de su primera vivienda, tienen de plazo un mes para presentar las solicitudes, hasta el 27 de octubre

La convocatoria está centrada en la adquisición por parte de jóvenes de su primera vivienda en alguno de los municipios de la provincia, menos en la capital. No contempla limitaciones en cuanto a los ingresos de los solicitantes ni en cuanto al coste de la adquisición. El objetivo es hacer atractivo el mundo rural para los jóvenes que apuestan por vivir en los pueblos de la provincia.

Esta línea de subvenciones, dotada con 120.000 euros, va destinada a aquellos jóvenes de la provincia que decidan comprar o edificar su vivienda, ayudando con una subvención de 5.000 euros tanto para la compra de terreno, como de vivienda, como de proyecto, en caso de que sea suyo el solar.

El compromiso que se adquiere con esta subvención es convertir la vivienda subvencionada en la residencia habitual y lugar de empadronamiento del beneficiario en el plazo de 24 meses desde la resolución de la subvención, y mantenerla por lo menos durante cinco años.

Se contemplan cinco modalidades: suscribir un contrato de compra-venta de vivienda, suscribir un contrato de compra-venta de suelo urbano, suscribir un contrato de compra-venta de vivienda para su rehabilitación, suscribir un contrato de anticipo por la adquisición de una vivienda en construcción y por último y en caso de que el terreno sea de propiedad del solicitantes, disponer de un proyecto de ejecución visado por el colegio profesional correspondiente para vivienda unifamiliar.

Enlace a la publicación en el BOP de Soria

Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

4852234
POR
El Arriero,
 22 oct

Y no lo digo por el "jalogüín" que están preparando ya algunos pueblos de anglosajona tradición como Monreal y Monteagudo, sino más bien por el miedo que ha pasado más de uno. Y no lo digo por el susto en la redacción del periódico cuando ha sonado al otro lado del teléfono algún alcalde enfadado por publicar su sueldo (leer más)

Comenta