SANTA QUITERIA, LA ROJA

|

Portada (2)


Embid de Ariza se caracteriza por tener en un espacio muy reducido una variedad de entornos muy dispares, pequeños collados, grandes y escarpadas montañas, campos de labor, carrascales, barrancos, ríos, vegas y fuentes. Y son estas últimas las que por alguna razón parecen funcionar como epicentro para el desarrollo de espacios muy interesantes. Este es el caso particular de la Fuente de Santa Quiteria, bien llamada Fuente de Ordules, situada bajo el Alto de la Muela, entre La Cañada y El Sabinoso.

            La Fuente de Ordules aparece por primera vez en un texto del año de 1590 para situar la ermita de Santa Quiteria. Esta palabra tiene diferentes orígenes, pero posiblemente el que más se acerque esté relacionado con la voz del árabe dawlah o ab-Daula, indicando la alternancia, rotación, turno o también ad-dula, que significa rebaño o manada de animales. Ambos están vinculados para destacar las porciones de terreno comunal donde pastan libremente o por turnos los ganados de los vecinos de un pueblo. Antiguamente existía también la figura del "dulero" que recogía los animales del pueblo para llevarlos a pastar sin perderlos de vista y devolverlos a sus dueños pasado un día.


FUENTE

Fuente de Ordules, A. Martínez


En el Diccionario Histórico Estadístico de Pascual Madoz, muy cerca de este paraje, apenas a 4 kilómetros, describe para Monegrillo, paraje del río Regatillo, en Ateca lo siguiente: "despoblado de Zaragoza, término de Ateca, queda un pequeño edificio para colmenar y una fuente encañada llamada de los Dules. Su despoblación tuvo lugar hará unos 500 años" Es evidente la sorpresa que lleva a este aficionado investigador al pensar en la relación de ambas fuentes, con el mismo nombre, y exclusivas en cuanto a topónimos que aparecen en todo el ancho y largo del Diccionario de España y sus posesiones en Ultramar se refiere.

            Pero la antigüedad de este paraje se remota muchos años más atrás, en el barranco de Santa Quiteria aparecieron en dos abrigos orientados al Sur, descubiertos por Artal-Domingo, próximos a la ermita, un núcleo, dos lascas y un microburil de sílex, lo que indica la presencia de un epipaleolítico geométrico en la zona, entre el 8.000 a.C. y el 6.000 a.C.  (1)7


Buril


Buril de Artal-Domingo


También existen dos yacimientos celtibéricos en este paraje, Siglo XIII a.C al siglo II a.C., que toman el nombre de la fuente, Dules I y Dules II. Celtíberos, así llamaron los romanos a quienes les parecían los celtas de Iberia, con una lengua celta, poblados en calle central, rituales de incineración con necrópolis de tumbas agrupadas, quién sabe lo que todavía está por descubrir. Santa Quiteria es una santa de incierto origen, muy popular en Aragón, la encontramos en Cetina, Bubierca y Alhama de Aragón, fronterizos con Embid de Ariza, y suele estar asociada a yacimientos arqueológicos, como la de Bubierca, enfrente de un poblado celtíbero.

            La primera referencia que tenemos documentada de esta ermita nos traslada al 18 de mayo de 1590, momento en que tuvo lugar el instrumento para obligar al municipio a la conservación de la ermita. “In dei nomine sea a todos manifiesto que llamado, convocado, congregado y adjuntado el concejo y universidad de los alcaydes, jurados y singulares personas vecinos y habitantes del lugar de Embid aldea de la villa de Hariza del obispado y diócesis de Sigüenza por mandamiento de Adrián de Vera, Infanzón, Alcaide del dicho lugar y de Pedro Assensio menor y García Sánchez jurados del dicho lugar y por tañimiento de campana tañida, voz y pregón público de Bartholomé García menor… para la hora y lugar presente y para el negocio infrascrito el juntado el dicho Concejo debajo del portegado que está en la plaza principal del dicho lugar donde otras veces el concejo y para tales y semejantes actos y negocios que el pretende llegar”

            Aquí hay una relación larga de nombres y cargos ya que se trataba de un momento oficial e importante, continúa “...movidos con buen celo de Dios Nuestro Señor y de su bendísima madre la Virgen María tomando y pusiendo por medianera a la bienaventurada Sancta Quiteria para que nuestra necesidades y trabajos interceda por nosotros y por todos los vecinos que de presentes son y serán del dicho lugar de Embid ante acatamiento haber fundado, erigido y levantado en los términos del dicho lugar de Embid en la partida llamada la fuente de ordules, una ermita so la invocación de la dicha bienaventurada Sancta Quiteria para acudir a ella con nuestras romerías y procesiones...” 

            En el instrumento se suplica la celebración de misas y otros sacrificios y divinos oficios a razón de las limosnas de los vecinos.  Nos deja ver también el detalle que la ermita tiene que acabarse de edificar y con el adorno y decencia que se requiere para sus celebraciones. Indica que la ermita fue hecha y edificada por los vecinos, con paredes, tejados, altar, retablo, lámpara, cera y aceite a semejanza de las ermitas del obispado de Sigüenza, y que además se obligan a sus reparaciones hipotecando diversos bienes.


Detalle

Restos de la ermita, año 2000


La ermita estaba construida con mampostería de piedra, con cuatro pilares de piedra unidos probablemente por un arco, sirviendo de apoyo a las vigas superiores del tejado de forma hastial. Cinco contrafuertes en pared sur con retranqueo en las esquinas, y al menos dos contrafuertes en la pared norte y otro frontal como se indica en la figura. Tenía una dimensión de 12 metros de largo por 6 de ancho aproximadamente.

Dibujo3

Representación de la Ermita de Santa Quiteria


El paraje de Santa Quiteria contiene un buen número de edificaciones rurales, además de ruinas y restos de antiguas construcciones. Desde la zona de la ermita se contempla el castillo de Embid al oeste y la Dehesa de Ordules al este hasta llegar al barranco de la Cerrada y la Puerta del Hocino. Es un territorio con una buena carga pastoril y agrícola por lo que no sería descabellado pensar en un fuerte asentamiento en esta zona.

            En el año 1899 más de trescientos años después, se edifica una nueva ermita al lado de la anterior, bendecida por el presbítero Miguel Morlanes Remacha, natural de Embid, el 21 de mayo de ese mismo año, festividad de la Pascua de Pentecostés. Se cambiaría su orientación, de la clásica dirección oeste-este con el altar vuelto hacia el este, típica orientación de las iglesias cristianas que miran al Oriente, cambiaría con un giro de 90 grados, el altar vuelto hacia el norte y la orientación sur-norte. Una de las paredes originales del templo anterior todavía continúa formando parte de la que ahora es la pared del retablo.

            En mayo de 1895, D. Mariano Plácido López Ortega, natural de este pueblo, penitenciario de Sigüenza, regala un manto a Santa Quiteria. En Mayo de 1901, Ángel Gómez y Juana Velázquez hacen donación de una imagen para la ermita, ésta porta la rama de palma y de la mano derecha una cadena que sujeta un perro con rabia, viste con prenda roja. Y el 21 de mayo de 1903 éstos mismos feligreses regalan una araña de bronce de seis candileros.

            La actual ermita de Santa Quiteria dispone de planta rectangular de 6 metros de ancho por 15 de largo, porticada con tejado de doble vertiente sobre maderos. En su interior al fondo se dispone un retablo y sobre esta una imagen de la virgen puesta en el año 2002 tras el robo de la anterior imagen de 1901. Sobre el arco de la entrada se puede leer “Santa Quiteria os Bendiga” 3-IV-1972, que corresponde a una reforma.


Antiguafigura

“Imagen de Sta. Quiteria en el año 2000”

Retablo

Retablo actual


El día 22 de mayo es la festividad de esta virgen, realizando una romería hasta la ermita desde la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, en Embid de Ariza, por el Barranco pasando por el peirón de Santa Quiteria que en tiempos contenía además de una imagen de la misma, una de la Divina Pastora, Santo Domingo y el Tránsito de San José en sus hornacinas. En la ermita se bendicen los campos y se subastan los cuatro palos para el año siguiente en el pórtico de la ermita.


Antiguablancoynegro

Foto de la Romería, Celia Latorre.


Me inclino a pensar que la edificación de la ermita de Santa Quiteria en 1590 estaba motivada por un culto anterior, que poco a poco fue transformándose. Hay algunos detalles que indican los distintos elementos de la historia de esta santa, como la existencia de “una fuente que no se agotará nunca y será bendita”, hasta la fecha nadie ha conocido la Fuente de Ordules secarse, cuando otras si lo han hecho, hasta en momentos de gran sequía. Pero lo que seguramente nos induce a pensar en un sacralización de un culto pagano, son los restos celtíberos, la ubicación en colina, dominando el paisaje a oriente y poniente, y los numerosos ejemplos que existen de esta práctica.

            Hoy ya nada queda de aquella primera ermita, los últimos restos, sus contrafuertes y pilares fueron derruidos en el año 2018 y ya sólo quedan unas pocas fotografías para su recuerdo. Mucho es el patrimonio histórico que posee Embid, y estas palabras se escriben confiando en que sirvan para proteger estos vestigios de nuestra historia, lamentablemente, para aquella ermita que fue promesa de los vecinos de Embid en el año 1590 ya llegamos tarde, lástima.


(1) Pilar Utrilla y Rafael Domingo, Yacimientos magdalenienses en Cetina, saldvie, 3, 2003

Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

WhatsApp Image 2021 10 23 at 17.56.28
POR
Redacción ,
 23 oct

Con motivo de la celebración de su 60 aniversario, acudimos a Restaurante Duque con nuestras mejores galas dispuestos a no mancharnos y disfrutar de un menú degustación que han diseñado específicamente para la ocasión. Antes de nada, voy a pedir perdón al lector. No pienso destripar nada, ni el número de platos, ni cuáles son, ni cuánto nos ha costado... (leer más)

Comenta