NO IRÉ A MADRID

|

WhatsApp Image 2021 10 16 at 09.43.32

Hablo a nivel absolutamente personal, no pretendo que esto se tome como un intento de desconvocatoria, pero el 16-O yo no iré a Madrid: me niego a peregrinar a la Metrópolis a suplicar sobre lo que es nuestro; con una vez vale.

El argumento de la convocatoria es impecable desde el punto de vista ecológico, pero olvida la parte económica: la administración de las energías renovables además del desprecio absoluto a nuestro patrimonio y a nuestro paisaje muestra también un evidente demerito de la inteligencia de la población; población fácil de comprar sobre todo cuando el propietario del terreno ve aumentar su renta con facilidad y los ayuntamientos, pobrísimos, multiplican su presupuesto. Un honesto secretario rural se ufanaba de haber duplicado los ingresos por medio del parque eólico, no fue lo mismo cuando se le pregunto si hubiera sido lo mismo si hubieran sido pozos de petróleo. Comprar energía barata, el gran chollo de la Metrópolis.

Ahora también nos amenazan con los fondos europeos, estructurales, de equilibrio o como quieras que le llamen esta vez. Amenaza porque otra vez significará una competencia de la que los más pequeños saldrán con alguna migaja y mucha decepción. Los dineros de Europa ayudan, pero no resuelven. No resuelven mientras la Metrópolis no se haga responsable de las deficiencias de la Colonia e insista en vampirizarla con fiscalidades que la segunda no se puede permitir.

No iré a Madrid a pedirle a un gobierno que pone el “bien común”, por delante de los derechos básicos de una parte de la población porque cuando el peso de las mayorías se impone sobre las minorías no es democracia, es abuso.

Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

Toñete
POR
Antonio de Benito,
 26 nov

Un año, día tras día al pie de los cañones informativos. A veces, con chaleco antibalas y otras, a pechos descubiertos. Unos días coloridos, algunas tardes grises y, sobre todo, muchas horas de trabajo. Un año en el que Fran, “el del Alto Jalón”, nos ha regalado su esfuerzo y talento a partes iguales. (leer más)

Comenta