EL HIJO PRÓDIGO -SOMAÉN 1812

|


Processed 221a8f0c 76aa 4aed 803e ddf3bd3e88fd qyAok0Xl


El 6 de agosto de 1812, era día de júbilo en Somaén. D. Lorenzo García, cura párroco del pueblo, procedía a bautizar a una niña a la que pusieron por nombre María. El nacimiento de un niño/a durante aquellos duros años de la Guerra de Independencia, era una de las pocas alegrías en los pueblos del Alto Jalón.

Pero el bautismo de María no era un bautizo al uso. Dejemos que el párroco D. Lorenzo nos cuente la historia.

“…Según declaración de Francisca, soltera, y fue delante de su padre Nicanor Pascual, José Laguna, Justa García, Caledonia Cebolla y de mi el párroco, dijo que era hija de Antonio García soldado en la tropa de Juan Martín, el Empecinado".

Juan Martín, conocido como “El Empecinado", fue el azote de las tropas francesas durante la Guerra de Independencia, a tal grado que el mismo Napoleón puso precio a su cabeza, empleando a sus mejores generales para su captura.

En agosto de 1811, la Junta de Guadalajara llama al Empecinado para que reorganice su tropa, pero dado su delicado estado de salud, la tropa del guerrillero no se pone en marcha hasta abril de 1812. Seguramente es en ese momento cuando recluta a Antonio, el padre de María.

La pequeña María era hija “ilegitima” ya que, aunque se conocía el nombre de los padres, estos no estaban casados. En muchos casos, ante la ausencia de la figura paterna se optaba por poner el apellido de la madre.

La tropa del Empecinado volverá a poner contra las cuerdas a los franceses a partir de 1812, con la toma de Alcalá y Guadalajara, así como otros hechos épicos en los que,  sin duda, participará Antonio. En 1814, la guerrilla se disuelve cuando la guerra está prácticamente acabada.

En Somaén,  María  ya tiene un año y medio, y sin rastro de su padre, Antonio. ¿Habría muerto en alguna acción de guerra? ¿Quizás es una niña ilegitima y ahora huérfana?

A principios de enero de 1814, Antonio, cual hijo pródigo, vuelve a pisar las calles de Somaén, ahora como héroe de guerra, al servir junto al guerrillero más mediático del conflicto bélico.

El 29 de enero de 1814, Antonio y Francisca se casan en la iglesia de Somaén, sellando su amor y legitimando a la pequeña María.

Desconocemos que fue de la feliz pareja, lo que sí sabemos es que en 1815, seguían viviendo en el pueblo, donde nacería una segunda hija. Seguramente, Antonio falleció sin ser consciente que fue un héroe de guerra, al participar con una guerrilla y un jefe, que marcarían la historia militar española. Hoy, doscientos años más tarde,  rescatamos al guerrillero somaenero del anonimato.

En cuanto a D. Lorenzo, el párroco, falleció el 18 de febrero de 1817, y quiso ser enterrado en Somaén, en la capilla Mayor, rodeado de sus vecinos y en olor de multitudes.


Cuando hace un año Fran me pidió aportar mi granito de arena a este gran proyecto que hoy está   de aniversario, recuerdo que le comenté que, en principio, al ser pueblos pequeños, no se cuantas historias encontraríamos. Ya llevamos unas cuantas recordando a esas gentes que han hecho grandes nuestros pueblos. Hoy, alto jaloneros, sois vosotros los dignos sucesores. Lamento no haber podido estar con mis queridos paisanos en este aniversario, pero no quisiera terminar este artículo sin felicitar a Fran y a los premiados por su gran labor y a todos los que cada día. Con vuestro trabajo y esfuerzo, hacéis grande la tierra que tanto quiero, esa tierra que vio nacer a la mayoría de mis ancestros y que siento como mía...¡¡¡Gracias paisanos!!!

Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

Fran
POR
Fran Álvarez,
 23 ene

Tenemos que promocionar canales de venta directa entre productor y consumidor que ofrezcan un precio justo a la cadena alimentaria, sin que tanto intermediario contamine y se reparta los beneficios que otros genera trabajando. Tenemos que proteger a nuestro campo, a aquel que trabaja y vive en nuestros pueblos y busca ser sostenible, tanto en el bolsillo como en el medio ambiente. (leer más)

Comenta