CLAVELITOS

|

Hola hola SINFONOLERS, en los artículos que restan para llegar a esa fecha marcada ya en rojo en nuestro calendario festivalero, hasta ese 30 de Julio donde volveremos a disfrutar de la mejor música de todos los tiempos en el SINFONOLA FEST II, vamos a ir rescatando historias o anécdotas de canciones que sonaron en el anterior festival allá por el 2019. Canciones que vosotros seleccionasteis y que como casi todas las composiciones musicales, algo esconden entre sus pliegues, habitualmente las melodías, así como sus letras, nacen y se crean a partir de hechos o situaciones más o menos curiosas que desde nuestra SINFONOLA seguiremos descubriendo como lo venimos haciendo ya desde un tiempo a esta parte. 


Dar un sorbito al café que empezamos. No hay tuna universitaria que se precie, de las pocas que se ven ya en estos tiempos, que no tenga en su repertorio esta canción, los “clavelitos”.  Es poca la historia que se conoce de una canción tan famosa como esta. Conocemos la existencia de un cuplé con distinta letra, pero coincidiendo en el título interpretado por Consuelo Vello, "La Fornarina", que se hizo muy popular hacia 1910. Ella por lo que he podido averiguar fue la mujer que enloqueció a nuestros tatarabuelos. El sonido es bastante mejorable, pero para ser de principios del siglo XX no se puede pedir más.






 El “Clavelitos” moderno parece una melodía de toda la vida pero fue escrita en 1949 por el famoso dibujante ecijano Federico Galindo Lladó,  que la dedicó a su novia y después esposa, Rosita Calonge. El maestro Monreal le puso música a ritmo de vals pero tardó nueve años en estrenarse. Posteriormente la fama de la canción fue enorme y se incluyó en varias películas entre ellas  sonó en, Escucha mi canción del año 1959 donde Joselito la interpreta, previa mascletada, tal que así.







Imagen1


Por aportar algo de historia y curiosidades al artículo, me parece destacable señalar que el origen de los claveles, esa flor tan “made in Spain”,  tan flamenca y andaluza que adorna infinidad de balcones, jardines y patios en el sur de la península no es tan producto nacional como pensamos y su implantación en España se debe a una romántica historia. Nos vamos a trasladar al año 1526, año en el que se casaron el Emperador Carlos V con Isabel de Portugal, ellos son los cónyuges.


Imagen2


Como era habitual en la época se había pactado el matrimonio de antemano sin que ambos se conocieran de nada, pero mira tú por donde en esta ocasión estos tuvieron suerte porque lo suyo fue un flechazo absoluto. El destino para su luna de miel fue la Alhambra de Granada. Carlos V pensó en la manera de impresionar a su reciente esposa y en la forma de demostrarle su amor y le trajo desde Oriente una flor desconocida en España: el clavel. Parece ser entonces que fue Isabel la primera mujer en recibir un clavel por estos lares y Granada la primera ciudad española a la que llegó la conocida como flor persa hasta entonces. Como era de esperar a Isabel el detalle le encantó y su esposo ordenó que se plantaran claveles por todos los jardines de la Alhambra. Con el tiempo esta flor se fue extendiendo por todo el sur de la Península, entre otras partes, creando ese paisaje andaluz típico que a todos nos viene a la mente. Y por supuesto, adornando los moños de las mujeres vestidas de flamencas.


Imagen3


Una flor que dio lugar a una tonadilla eterna que hoy en día es reconocible para cualquiera. Ha sido tal la popularidad del “clavelitos” que hasta este grupo polaco de “Mazowsze” se atrevieron con ella, me parece admirable ver a estos polacos cantando en español con lo difícil que debe ser para ellos, además lo hacen muy bien y con mucho sentimiento.





Vamos a empezar a descontar meses, semanas, días, y horas para el día D, el día D el SINFONOLA FEST II. Ya se van cerrando actuaciones y ultimando detalles que poco a poco en semanas venideras iré desgranando a través de esta sección. Permanecer atentos. Quedan solo 77 días!!!!, ir calentando que lo vamos a dar todoooooo!!!.




Feliz semana SINFONOLERS!!!

Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

Montse Martínez
POR
Montserrat Martínez,
 24 may

Recuerdo, hace años, cuando Antonio Gala presentó su libro “El pedestal de las estatuas” dijo en una entrevista: “Los pedestales son para las estatuas y también se caen…” (leer más)

Comenta