ARAGÓN TENDRÁ UN PRESUPUESTO RÉCORD DE 8.250 MILLONES Y ESTARÁ PROTAGONIZADO POR LA REFORMA FISCAL

|

636e278b3be13


El presupuesto de 2023 del Gobierno de Aragón alcanzará la cifra récord de 8.250 millones, de los que 6.902 corresponden a los ingresos no financieros y 1.348 a los ingresos financieros. Representa un crecimiento del 10,82% respecto a 2022. El Presidente de Aragón, Javier Lambán, junto con el resto de representantes del Gobierno cuatripartito compuesto por PSOE, Podemos, PAR y CHA, ratificará el acuerdo sobre el proyecto de presupuestos de la Comunidad Autónoma para el ejercicio 2023, el más alto de la hitoria de Aragón, además del acuerdo de reforma fiscal alcanzado.


Las cuentas de 2023 están protagonizadas por la actualización fiscal. Se trata de una modernización del sistema fiscal que ha huido de una bajada generalizada de impuestos. La propuesta fiscal que ha presentado el Gobierno de Aragón es la más ambiciosa de las planteadas en la Comunidad Autónoma, afectará a 720.000 personas, que representan el 99% de los contribuyentes y supondrá un ahorro de 50 millones de euros.


La iniciativa que defiende el cuatripartito actúa sobre el IRPF, pero desestimando la deflactación y centrándose en la reducción de los tipos vigentes hasta el quinto tramo (50.000 euros). El efecto de esta decisión se dejará sentir de manera especial en las clases medias, aunque también tendrá repercusiones graduales y descendentes hasta el tramo octavo (90.000 euros) para no penalizar las declaraciones conjuntas.


La rebaja aragonesa hace que los tipos del impuesto desciendan en los cinco tramos más bajos y se pongan al mismo nivel que los que rigen en la parte estatal, salvo el que se aplica a las bases liquidables de 50.000 euros, que se sitúa en el 20,5. Más alto que el estatal, pero más bajo que el que regía hasta ahora en el tramo autonómico.


A partir de 60.000 euros de base liquidable sube el tipo en todos los tramos por encima del que regía en la actualidad y por encima del tramo estatal. Esta opción convertirá la fiscalidad aragonesa en una de las más progresivas de España, --se calcula cuantificando la diferencia de tramos que existen entre el más bajo y el más alto-- solo por debajo de Valencia, Canarias y La Rioja y al mismo nivel que Cantabria. Esta medida, que se incorporará en los presupuestos de 2023, tendrá efectos desde el 1 de enero de 2022.


De esta manera, una persona que declara una renta de 25.000 euros brutos (sueldo medio en Aragón) tendrá una reducción de alrededor de 100 euros. Una declaración conjunta de 50.000 euros tendrá una reducción de casi 250 euros. Y una persona que cobra 200.000 euros tendrá que pagar unos mil euros más al año. A estas reducciones habrá que añadir el impacto de las medidas aprobadas por la parte del Ministerio de Hacienda en su última reforma, que serán efectivas en las retenciones de las nóminas a partir del 1 de enero de 2023. Aunque son medidas estatales, la mitad del coste lo sufragarán las arcas autonómicas. 


Otras figuras fiscales

Junto con la propuesta de actualización de la fiscalidad directa que beneficiará a la economía de las familias, se amplían las reducciones en donaciones a favor del cónyuge y los hijos incluso para compra de vivienda habitual. Además, se incide en medidas de impulso al emprendimiento y la iniciativa empresarial y se actúa en un paquete de fiscalidad medioambiental, incrementando la tributación sobre grandes superficies, agua embalsada y transporte de energía eléctrica de alta tensión.


Crear riqueza y proteger

El próximo presupuesto, como todos los habidos en la legislatura, será poco comparable a otras cuentas de la serie histórica de la Comunidad, tanto por su grado de flexibilidad como la incorporación de los fondos Next Generation. 62 millones de React-Eu y 411 de MRR, dedicados a la recuperación económica de la Comunidad. Además, es el último que se elabora con las reglas fiscales suspendidas, aunque con una tasa de referencia del 0,3%, que supone una capacidad de endeudamiento de 131 millones y con una cifra récord de entregas a cuenta, 4.429 millones que Aragón recibe del Estado, que proyecta al alza las cifras globales para 2023.


Esta vocación queda reflejada en el incremento que experimentan los departamentos implicados en la creación de riqueza en el territorio, que acumulan una subida de 330 millones sobre lo destinado en el presupuesto de 2022. Esta cifra representa el 41% de la subida que incorpora el presupuesto. Hablamos, por lo tanto, de los fondos asignados a Presidencia y Relaciones Institucionales, Vertebración, Agricultura, Economía e Industria, que son los que de manera más estrecha se relacionan con las palancas que impulsan el desarrollo.


Evidentemente este empeño en generar un nuevo modelo productivo en Aragón, al que llegan inversiones de sectores pujantes, no debilita la atención que concentra la parte eminentemente social, conformada por Sanidad, Educación y Ciencia y Derechos Sociales que aglutinan el 51% del crecimiento en 2023, lo que supone un aumento de 411 millones.


En números absolutos, Sanidad seguirá siendo el departamento que más recursos pone al servicio de la ciudadanía con 2.549 millones, que establecen un nuevo récord de disponibilidad.

Y como viene siendo habitual en las cuentas de la Comunidad Aragonesa, la Educación es el segundo departamento con más peso en el presupuesto que alcanza los 1.196 millones en 2023. Cerca de los mil millones (928) gestionará también Agricultura, donde el sector primario, la agroindustria y el ámbito rural se dan la mano.


El crecimiento más importante en términos absolutos y atendiendo exclusivamente a los fondos propios lo experimenta Sanidad con 287 millones más, un 13,6%, seguida de Educación, 55 millones, y Ciencia que registra una subida de 20 millones. También, Presidencia y Relaciones Institucionales experimenta un notable crecimiento en el que se refleja el convenio económico con el Ayuntamiento de Zaragoza.


Con el efecto de los fondos europeos, se observa que el mayor incremento en términos porcentuales corresponde a Industria con un 116% más que en 2022, lo que subraya las intenciones de este presupuesto de propiciar el crecimiento y el desarrollo de la región. También Vertebración se eleva un 32% y Economía un 28%.


Los ingresos

Las aportaciones más importantes llegan a través de los Ingresos No Financieros, que suponen 6.535 millones (6.032 millones de euros sin la suma de los React-EU –62 millones- y de los MRR –441millones-).


En este apartado se encuadra el Sistema de Financiación Autonómica, que supone 4.429 millones de euros y representa un crecimiento de casi un 25%; es decir, 863 millones más que en el actual ejercicio.


Los Tributos Propios y Cedidos, que totalizan una cantidad de 585 millones, con un incremento del 23%; los Fondos Finalistas, integrados por fondos europeos y conferencias sectoriales, que suponen 807 millones y una variación al alza del 9%; la Dependencia, que totaliza 81 millones, un 20% e Ingresos varios de la Comunidad (tasas, precios públicos, cánones, arrendamientos, etc) alcanzarán los 130 millones, cifra que también refleja la mejora del comportamiento económico de Aragón.


A este bloque hay que añadir el Déficit, (tasa de referencia) se sitúa en el 0,3%, que permitirá a Aragón una capacidad de endeudamiento de 131 millones de euros y los Ajustes de Contabilidad Nacional, que se efectúan una vez que se ha realizado la evaluación de nuestra contabilidad presupuestaria y que incluye la previsión de las inejecuciones, las recaudaciones inciertas y los aplazamientos de liquidaciones negativas, que supondrán 235 millones.


Los gastos

Los gastos tienen siempre gran relevancia en la parte que afecta al capítulo I, que tiene que ver con el personal directo. De hecho, esta parcela tiene un peso del 33% en el total de gastos (un 39% si atendemos exclusivamente a los gastos no financieros). De esta manera, alcanza los 2.687 millones, es decir, 182 millones más que el año anterior.


Los gastos en Bienes Corrientes y Servicios son aquellos vinculados con la adquisición de materiales y suministros necesarios para el funcionamiento de la Administración, que desde el inicio de la pandemia se ven afectados por fuertes subidas. Tienen un peso en la estructura del gasto del 14% y alcanzan los 1.169 millones.


En el capítulo III, los Gastos Financieros, experimentan, al igual que ocurrió el año pasado, un descenso del 4%, dejando la cifra en 151 millones. En este apartado se reflejan las operaciones de refinanciación que han conseguido mejores condiciones.


Las Transferencias Corrientes que se ubican en el capítulo IV tienen un peso interno del 22%. Incluyen transferencias a empresas públicas y otros entes, enseñanza concertada, transferencia económica a la Universidad de Zaragoza, a entidades locales, incluyendo los acuerdos con Zaragoza, ayudas a la dependencia, el mantenimiento de la farmacia extrahospitalaria etc. Y se sitúan en los 1.819 millones.


El Fondo de Contingencia, exigido por la Ley 5/2012 de Estabilidad Presupuestaria de Aragón, se ha dotado un año más de manera adecuada con 32 millones para hacer frente a cualquier imprevisto que se pudiera generar durante el ejercicio. La Airef ha valorado la corrección en la presupuestación de este apartado.


Los capítulos VI y VII contienen la previsión de los gastos vinculados a las inversiones y suponen un aumento de 267 respecto de 2022, superando la barrera de los mil millones, 1.043. La ejecución de los MRR sigue teniendo relevancia en este capítulo.


El capítulo VI inversiones reales alcanza los 431 millones de euros. La actividad inversora de la Comunidad Autónoma para el ejercicio 2023 supone un incremento de 58,8 millones respecto a 2022. Su desarrollo alcanza significativamente a la mayoría de los Departamentos, siendo los de mayores cifras: Sanidad (a través del organismo autónomo Servicio Aragonés de Salud); Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente; Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda; Educación, Cultura y Deporte; Ciudadanía y Derechos Sociales; y Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento.


Atendiendo al peso de las inversiones, cabe hacer referencia en primer lugar a las infraestructuras y equipamientos sanitarios, seguidas de las mejoras de estructuras agrarias (modernización y transformación de regadíos, concentraciones parcelarias...), actuaciones de descontaminación de espacios contaminados por HCH y de las previstas en materia de carreteras, o las destinadas a las aulas digitales, ente otras.


El Capítulo VII alcanza los 612,5 millones de euros, con destino fundamentalmente, a transferencias para la prevención y extinción de incendios, PAC, apoyo del sector agroalimentario, transferencia para planes de sostenibilidad del Sector Turístico, y para las últimas actuaciones del proyecto urbanístico de Canfranc, entre otras.


Por lo tanto, el total de gasto financiero y no financiero totaliza 8.250 millones y se ve afectado por los criterios de contención y prudencia que preside todo el presupuesto.


La Deuda

El nivel de deuda de la Comunidad a 31 de diciembre de 2021 se situaba en 8.974 millones de euros. En cuanto a su composición por tipo de instrumento, el 90% estaba instrumentalizado en préstamos y el resto, 10%, en valores de deuda pública. Respecto a la moneda, la totalidad de deuda estaba contratada en euros. Atendiendo al plazo, el 87% de la deuda tenía vencimiento a largo plazo, mientras que el 13% lo tenía a corto plazo. Finalmente, respecto al tipo de interés, un 94% estaba a tipo fijo y el resto (6%) a tipo variable.


En cuanto a la previsión de cierre para 2022, se estima que a 31 de diciembre la deuda de la Comunidad Autónoma se situará en torno a 8.876 millones de euros, lo que supondrá una reducción de 98 millones de euros con respecto al año 2021, es decir, un 1,1% menos.

Además, señalar que en el año 2022 el Gobierno de Aragón ha llevado a cabo la refinanciación de 570 millones de euros del préstamo del Fondo de Liquidez Autonómico de 2019, al objeto de reducir costes financieros, lo cual supondrá el ahorro de 9,4 millones en el pago de intereses hasta el año 2029. No obstante, hay que recordar que por este sistema se han renegociado ya 3.200 millones de euros, habiendo conseguido un ahorro de 100 millones en intereses.

En cuanto a 2023, se prevé que el nivel de deuda de la Administración General de la Comunidad Autónoma a final de año alcance un saldo total de 9.046 millones de euros, importe todavía inferior al del cierre de 2021.


Sin embargo, Aragón ha sido hasta ahora, y se espera que continúe siendo en el futuro, una de las regiones endeudada por debajo de la media de las comunidades autónomas en relación con el PIB regional. De hecho, la deuda viva del Sector Público Consolidable de esta Comunidad Autónoma a finales de 2021 equivalía al 23,9% del PIB regional, 2,0 puntos porcentuales por debajo de la media de las Comunidades Autónomas.

Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

IMG 9633
POR
Bar Xaloon,
  4 feb

Como haremos que sea tradición, os ofreceremos cada fin de semana en nuestro establecimiento poder hacer una degustación, pero os dejaremos por escrito la lista de ingredientes y su elaboración, para que podáis prepararlos también vosotros en casa. (leer más)

Comenta