TEMPORADA DE SETAS

|

83 Setas de cardo


     Septiembre, octubre e incluso noviembre y diciembre, si vienen  bonanzosos los días, son los grandes aliados de las setas, ese manjar tan apreciado por los buenos gastrónomos. Coger setas exige patear el monte durante largas horas. Y es que, con excepción del champiñón, la seta de cardo y la trufa negra que pueden cultivarse, el resto de las setas no pueden encontrarse más que en su hábitat.


     Las setas son un alimento sano y exquisito. Tienen un porcentaje de agua hasta de un noventa por ciento, lo que hace que su aporte calórico sea prácticamente nulo. Dadas las condiciones apropiadas de humedad en el suelo y agradables temperaturas, entre dieciocho y veinticinco grados, se pueden producir en abundancia.


     Los boletus edulis pueden crecer en tres o cuatro días, otras como el Coprinus Comatus se desarrollan y estropean en horas, algunas especies pueden estar en la tierra sin parasitarse hasta diez o doce días.


85 Cesta y boletus


     Tienen múltiples aplicaciones culinarias, rebozadas, fritas o revueltas con huevo. Los níscalos, hechos a la parrilla con el solo aditamento del ajo y de perejil son exquisitos.


     Después de unos días de lluviosos, a los que siguen otros templados de sol, puede ser una jornada propicia para salir al monte.


     Pero recuerda, no comas lo que no conozcas perfectamente y por si acaso, lleve dinero ¡ en algunos lugares hay que pagar por recoger setas !

Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

Montse Martínez
POR
Montserrat Martínez,
  1 feb

La semana pasada vimos que, para tener relaciones sanas es fundamental establecer unas “reglas de juego”, incluido poner límites. Esto supone todo un arte a la hora de dejar claras las fronteras en las relaciones, expresar a lo que estamos dispuestos y a lo que no, etc. (leer más)

Comenta