CAMPAÑA PARA EL CONTROL DE LA POBLACIÓN DE GATOS FERALES EN ARCOS DE JALÓN

​Pilar Dorado, concejala de Educación y Cultura: “La colonia de gatos que viven en situación de libertad en la población está descontrolada y es nuestra obligación actuar para evitar problemas de salud pública”
|

El Ayuntamiento de Arcos de Jalón ha puesto en marcha una campaña de captación de voluntarios para paliar la situación de descontrol de la población de felinos en la localidad. El consistorio convoca a todos los interesados en ayudar a solucionar el problema, así como a todos los amantes de los felinos, a una reunión, el próximo 1 de diciembre, donde explicar los detalles del programa de control de población felina. La limpieza de los puntos establecidos de alimentación gatuna, la captura de especímenes y su transporte veterinario serán las principales funciones de los voluntarios.

GATOS 2

El número de gatos en régimen de libertad dentro del municipio de Arcos de Jalón ha experimentado un gran aumento en los últimos tiempos, provocando molestias e inconvenientes a numerosos vecinos, que exponen quejas por ruidos y suciedad.  La creciente colonia felina está causando ruidos por peleas y apareamiento, pero sobre todo quejas de situaciones poco salubres, debido tanto a los numerosos excrementos, como a los desperdicios y restos de comida que algunos vecinos dejan en la calle para alimentarlos. Es precisamente este hecho, alimentar a los gatos en la vía pública, el principal causante del incremento de población gatuna según Pilar Dorado, concejala de Educación y Cultura del consistorio arcobrigense. “Los vecinos nos envían fotografías de gatos comiendo macarrones en la vía pública, en la acera del Instituto o incluso en el césped del parque, donde juegan los niños”, nos cuenta Pilar mientras nos enseña en su smartphone las imágenes. Desde el Ayuntamiento aseguran que esta situación “no puede seguir así” y nos recuerdan la existencia de una ordenanza municipal que establece sanciones para aquellos vecinos que alimenten a los animales en la vía pública que oscilan entre los 151 y los 15.000 euros. “Desde el Ayuntamiento la intención no es multar a nadie, pero queremos recordar que este hecho no hace ningún bien ni a los gatos ni a la población”, apunta Pilar Dorado.

La población de gato feral realiza un papel importante dentro de las poblaciones rurales. Los felinos mantienen a raya las poblaciones de roedores e interactúan con el ser humano en condiciones de simbiosis. Alimentar a los gatos con sobras por parte de los vecinos es una práctica habitual, pero no por ello positiva. Además de ensuciar las calles y provocar la aparición de insectos y malos olores, estas actuaciones derivan en un mayor índice de supervivencia de la población gatuna, llegando a la situación actual de superpoblación. La alimentación por parte de los vecinos produce también que estas colonias realicen su función de control de plagas, ya que carecen de apetito para tener que alimentarse de roedores y otros animales.

GATOS

Para atajar el problema de la sobrepoblación, desde el Ayuntamiento se van a habilitar tres puntos de alimentación, aún por determinar, donde los vecinos podrán alimentar a los animales. “Es importante que sólo se alimente a los gatos en estos tres puntos y con alimentación seca. Así nos aseguramos de poder controlar su población y de mantener la limpieza y salubridad al no echarles sobras”, asegura una concejala que espera una buena participación ciudadana en el proyecto. Una vez habilitados los tres puntos de alimentación, se instalarán unas jaulas trampa en las que se irán apresando a los ejemplares, que serán trasladados a la clínica veterinaria para su esterilización y puesta en observación durante dos días. De esta manera garantizan, antes de la suelta de nuevo en el casco urbano, que el animal está en perfectas condiciones de salud. Antes de la suelta, el gato será marcado en su oreja para evitar volver a capturarlo. De esta forma se cumplirá con los requisitos marcados en el método de control de poblaciones felinas más aceptado, el método CES (Captura, Esterilización y Suelta).

Desde el consistorio se realiza un llamamiento a la participación ciudadana y al cumplimiento de la ordenanza municipal para no alimentar a los gatos con sobras en la vía pública y se recuerda a todos los vecinos que acciones como esta, o no recoger los excrementos de los perros provocan, no sólo molestias, sino también posibles problemas de higiene y salud públicas. “En todos está la responsabilidad de mantener limpio nuestro pueblo”, señala Pilar Dorado.

Comentarios

EDITORIAL SEMANAL - Fran Álvarez

De las 'no fiestas de Ateca' nos vamos a las de Ariza y Arcos de Jalón, que todavía se prolongan hasta este martes, sin olvidarnos de Medinaceli TEATRO, que ha traído a la vertiente soriana a toda una "bestia" de la actuación como es Rafael Álvarez 'El Brujo'. (leer más)

Comenta