EL ESQUILEO EN EL ALTO JALÓN POR NECESIDAD Y NO POR RENTABILIDAD

|

WhatsApp Image 2021 05 26 at 16.32.38


La campaña de esquileo del ganado ovino ha comenzado en el Alto Jalón sin la incertidumbre del año pasado, cuando no pudieron llegar esquiladores extranjeros a causa de los confinamientos, pero con los precios por los suelos, tal y como lleva ocurriendo en los últimos años. En Monteagudo de las Vicarías, un equipo de esquiladores procedentes de Uruguay trabajaron durante la jornada de ayer en la granja de Manoli Pinilla, que posee un rebaño de 800 cabezas de Rasa Aragonesa.

Incluidos dentro de la I.G.P 'Ternasco de Aragón', la venta de carne se ha convertido prácticamente en la única actividad monetizable en explotaciones de este tipo que han visto como se desplomaba el precio de la lana un 84% en los últimos años impidiendo al ganadero rentabilizar la actividad del esquileo. Cooperativas como Oviaragón, a la que pertenece Pinilla, se ocupan de gestionar la contratación de los equipos de esquileo para ofrecer este servicio a sus asociados. "Decir que vendemos la lana es eso, un decir, porque no vale nada, se la llevan casi por quitárnosla de en medio", señala Pinilla, que a pesar de ello está muy concienciada en esquilar las ovejas "por sanearlas. Están más cómodas sin lana y se evitan enfermedades", explica.

La Cooperativa Oviaragón destaca que, "desde principios del 2000 se llegó a tocar fondo, cuando con la aplicación del Reglamento (CE) 1774/2002, la lana pasó a ser considerada un SANDACH (Subproducto de Origen Animal No Destinado Al Consumo Humano) y llegándose incluso a plantear, tener que pagar por retirarla de la explotación". Tal y como nos cuenta Manoli, "antiguamente la lana tenía mucho valor, mi abuela me decía que las ganancias de las ovejas eran las viejas y la lana". Sin embargo, ha visto con sus propios ojos como "cuando yo empecé con las ovejas, se pagaban todos los gastos del esquilo" e incluso actualmente "hoy en día la lana no vale nada. Los beneficios de las ovejas son solo la venta de corderos". Por ello, desde agrupaciones como Oviaragón se trabaja para poder darle valor a la lana. Pinilla nos indica que "ahora están haciendo estudios para aislamiento en edificios con lana, que es muy bueno pero resulta caro y aunque es mejor para personas alérgicas y en cuestión de incendios, todos nos vamos a lo fácil y barato".

Debido a esta circunstancia del mercado de la lana y al estancamiento de los precios de la carne, explotaciones como la de Manoli Pinilla de Monteagudo de las Vicarías quedan ,según nos cuenta, "casi como un hobbie o un complemento para otras actividades", estando la ganadería reservada como actividad económica de lucro a las grandes explotaciones. "Tenemos que cambiar mucho el chip para darnos cuenta de todas barbaridades que hacemos con la naturaleza", se queja Manoli.

En a penas una jornada de trabajo, un equipo de cinco esquiladores retiraron la lana de las 800 ovejas de Manoli Pinilla, trabajando a un ritmo de unos dos minutos por oveja, retirando cerca de 2.000 kilos de lana de las Rasas Aragonesas de Monteagudo de las Vicarías que ya están preparadas para la temporada estival.


Comentarios

EDITORIAL SEMANAL

Fran
POR
Fran Álvarez,
 10 oct

No nos dejemos engañar por discursos paternalistas que saben, desde su sillón en la ciudad, lo que queremos. Que nadie nos haga apartar el foco de que todavía no tenemos buena conexión a Internet, de que los transportes que nos unen son un desastre, de que los servicios que nos ofrecen cada día están peor y se agrandan las desigualdades con los entornos urbanos (leer más)

Comenta