GONZÁLEZ ROMERO ATRAE TURISMO A TRAVÉS DE UN TALLER DE ELABORACIÓN DE EMBUTIDOS TRADICIONALES

|

WhatsApp Image 2021 06 12 at 21.00.08


Suenan las campanas dando las diez de la mañana en Ariza y en la carnicería González Romero esperan a unos clientes muy especiales. Son nuevos tiempos y con la caída en el consumo de la hostelería toca reinventarse y volver la mirada hacia el turismo. Hoy tiene lugar el primer taller de elaboración de embutidos con un grupo de viajeros procedente de Zaragoza que acuden curiosos, para vivir una experiencia inmersiva en la carnicería.

Camila, de Aganza Travel nos cuenta cómo surgió la idea: “somos un proyecto de agroturismo especial. Ofrecemos conectar a las personas con la esencia real del territorio, lejos de los destinos masificados. Aunque soy colombiana también tengo conexión con Pozuel de Ariza y buscando en los pueblos de alrededor experiencias diferentes que pudiésemos ofrecer a nuestros clientes, hablamos en Ariza con Julio Yagüe, de Lares Miel y éste, a su vez, nos puso en contacto con Enrique Romero. Trabajar con los productores locales es una de nuestras premisas, así que todo encaja”.

Tras recibir a los miembros del grupo y presentarse, toca vestirse con gorro, batas y calzas para poder adentrarse por todos los rincones de la carnicería con las necesarias medidas de higiene. “Nosotros somos totalmente transparentes” dice Enrique “no tenemos secretos para los visitantes, les explicamos todo lo referente al proceso de elaboración de nuestros productos”. Después de conocer la historia de la empresa y recorrer las instalaciones, viene el momento en el que los invitados puedan elaborar su propio embutido. Son instantes de decidir qué tipo de elaborado se desea, pero el pequeño Andrei, dentro de su bata y mientras lucha con el gorro que se le baja dice “yo quiero chorizo” así que, dicho y hecho. Enrique va explicando el procedimiento mientras se van mezclando los ingredientes. “Yo voy orientando en cuanto a la proporción de especias, pero es el cliente el que decide en base a sus gustos: si lo quiere más o menos picante, para comer curado, para freír...” El proceso de embutir el picadillo es hipnótico y una vez preparadas todas las vueltas termina la visita, aunque no la experiencia, que concluirá cuando los visitantes reciban el chorizo ya curado en su domicilio y puedan saborear su propio embutido personalizado. Seguro que entonces, Andrei y el resto del grupo, volverán a recrear la mañana tan diferente que hoy han pasado en González Romero.


WhatsApp Image 2021 06 12 at 21.00.09


Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

Toñete
POR
Antonio de Benito,
 26 nov

Un año, día tras día al pie de los cañones informativos. A veces, con chaleco antibalas y otras, a pechos descubiertos. Unos días coloridos, algunas tardes grises y, sobre todo, muchas horas de trabajo. Un año en el que Fran, “el del Alto Jalón”, nos ha regalado su esfuerzo y talento a partes iguales. (leer más)

Comenta