LA DESPOBLACIÓN Y SU MANIFESTACIÓN EN EL ARTE Y LA CULTURA PROTAGONIZAN LA SESIÓN DEL HAY FESTIVAL EN MEDINACELI

|

WhatsApp Image 2021 07 15 at 21.13.50


El poeta soriano, Fermín Herrero y el director de Relaciones Institucionales de El Norte de Castilla, Carlos Aganzo, protagonizaron ayer el evento del Hay Festival Segovia que tuvo lugar en Medinaceli. Una charla sobre la despoblación, la vuelta al contacto con la naturaleza y la expresión artística de todo ello reunión a los dos escritores, que mantuvieron un coloquio ameno en tono calmado y con vocación constructiva sobre la España Vacía, sus posibilidades y el papel de la cultura en la reversión del proceso de la despoblación.

Una decena de asistentes al patio del Palacio Ducal y miles de personas de todo el Mundo a través de la retransmisión en streaming  del festival recientemente galardonado con el Premio Princesa de Asturias, siguieron el evento organizado ayer por el área de Cultura de El Norte de Castilla y por la Fundación DEARTE Contemporáneo.

Medinaceli, escenario de este evento "gracias a que el festival y el área de Cultura de El Norte de Castilla coincidimos plenamente con el empeño de Miquel Tugores de dinamizar las zonas rurales a través de la cultura", señalaba ayer Aganzo, recibió ayer a una decena de visitantes ya que "todo el público presencial era de fuera del pueblo", explicaba Tugores, presidente de DEARTE.

Tras la charla, el público asistente pudo acercarse a los ponentes, momento en el que Fermín Herrero firmó algunos libros, y en el que se creó una tertulia entre asistentes y ponentes que se alargó cerca de media hora, con el patio renacentista del Palacio Ducal de Medinaceli como testigo, profundizado en lo hablado en la charla y creando un momento único para los que lo vivieron.


WhatsApp Image 2021 07 15 at 20.35.01


Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

Añadir un título
POR
Antonio de Benito,
 13 ago

A mi amigo Pepe Cabrera; el sol de cada amanecer y el viento, sea gélido o cálido, nos trae tu recuerdo, cariño y amistad. Los personajes de esta novela son totalmente ficticios y cualquier parecido con la realidad es mera asociación del lector. El lenguaje usado es el propio de las novelas del clásico género novela del oeste. No recomendado para menores de 16 años. (leer más)

Comenta