RESIDENCIA

|

RESIDENCIA



Nuestra residencia, como muchas otras, ha sufrido determinados cambios con el paso del tiempo y gestionándose de distintas maneras. Antiguamente, todos estos espacios eran llevados y utilizados por órdenes religiosas que se encargaban de ayudar en los cuidados de estas personas de avanzadas edad.

Normalmente los cuidados los hacían grupos de monjas, en este caso en Arcos concretamente, con un uniforme blanco inspirando paz y pureza para la tranquilidad de sus fieles ancianos. Eran tareas que se realizaban normalmente de manera voluntaria, echando una mano a las familias de los más mayores en todos sus cuidados, gracias al sustento de la iglesia, de donaciones particulares y, en ocasiones, mediante obras sociales de distintas entidades que reducían las cuotas pagadas por el servicio recibido. Estas residencias dirigidas por monjas existieron mucho antes de lanzar la primera normativa y aparecer el primer empresario del sector.

Actualmente cada vez son menos los lugares en los que aún continúa la dirección de estas residencias de ancianos por parte de monjas, pero en un registro del 2004 se conoce que todavía existen unas 1393 entidades religiosas dedicadas a ello, siendo estas de tamaño medio y grande, aunque como he mencionado antes, con un descenso a lo largo del tiempo provocando actualmente la disminución de estas entidades en los años actuales respecto al último registro conocido.

Años atrás las monjas que frecuentaban estas tareas tenían distintos rangos de edad, siendo algunas bastante jóvenes y otras más mayores. Hoy en día este rango de edades se ha visto también más reducido concluyendo en que las monjas que aun frecuentan estos lugares normalmente son de avanzada edad, en ocasiones siendo más mayores que algunos de los ancianos que allí residen, dedicándose a tareas más de recepción, costura o cocina, que no requieren tantos esfuerzos. 

Las residencias como empresa actual que aun resisten en estas zonas rurales son espacios muy apreciados que permiten que los más mayores puedan disfrutar su vida en el lugar en el que vivieron o regresar donde nacieron para recibir los cuidados necesarios en un entorno conocido o acogedor al pertenecer a una zona rural, disfrutando de las vistas cercanas al monte y respirando el aire puro que en otras residencias de ciudad no pueden experimentar.


Podéis encontrar más sobre mi trabajo en:

Instagram: https://instagram.com/noeliamartinezgarijo?igshid=15tlktuu58kxg

Página web: http://noeliamartinezfotografia.es/






Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

WhatsApp Image 2021 10 23 at 17.56.28
POR
Redacción ,
 23 oct

Con motivo de la celebración de su 60 aniversario, acudimos a Restaurante Duque con nuestras mejores galas dispuestos a no mancharnos y disfrutar de un menú degustación que han diseñado específicamente para la ocasión. Antes de nada, voy a pedir perdón al lector. No pienso destripar nada, ni el número de platos, ni cuáles son, ni cuánto nos ha costado... (leer más)

Comenta