DOS DETENIDOS EN EL ÁREA DE SERVICIO DE LA A-2 EN CETINA POR ROBAR GASOIL A CAMIONES ESTACIONADOS

|

Material utilizado para sustracciu00f3n gasoil


La madrugada del 9 de agosto, efectivos del Destacamento de Tráfico de la guardia Civil de Calatayud que se encontraban prestando servicio por un área de servicio de la A-2, dirección Madrid, en el término municipal de Cetina, observaron cómo un camión con matrícula rumana se encontraba estacionado muy próximo a otro vehículo articulado polaco.

Ante la sospecha de que pudiese estar cometiéndose un hecho delictivo los agentes se aproximaron a los camiones y observaron cómo uno de los ocupantes del vehículo con matrícula rumana se apresuraba a retirar una manguera negra y la introducía en la cabina. Tras la identificación de los dos pasajeros de dicho camión y la inspección del mismo la Guardia Civil comprobó que tenían instalado un sistema de mangueras, conectadas a una bomba extractora ubicada en la cabina que, una vez accionada, extraía gasoil del vehículo polaco y lo trasladaba al depósito del camión de los sospechosos. Dentro del habitáculo también hallaron diversos útiles para forzar las cerraduras de los depósitos.

Una vez entrevistados con el chófer del camión polaco se verificó que le habían sustraído 300 litros de combustible sin éste haberse percatado de estar sufriendo dicho robo, comunicando al mismo tiempo que era la segunda vez que le ocurría este hecho en el mismo estacionamiento.

Por todo ello, la Guardia Civil procedió a la detención de estos dos varones por un delito de robo con fuerza en las cosas trasladándolos a dependencias oficiales de Ariza para la instrucción de diligencias.

Con estas detenciones se consideran esclarecidos otros 5 delitos de robo de gasoil cometidos con mismo modus operandi en la misma zona.


Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

4852234
POR
El Arriero,
 22 oct

Y no lo digo por el "jalogüín" que están preparando ya algunos pueblos de anglosajona tradición como Monreal y Monteagudo, sino más bien por el miedo que ha pasado más de uno. Y no lo digo por el susto en la redacción del periódico cuando ha sonado al otro lado del teléfono algún alcalde enfadado por publicar su sueldo (leer más)

Comenta