"CON ESTAS MEDIDAS EL VIRUS NO SE VA A ERRADICAR"

|

WhatsApp Image 2021 08 16 at 00.55.30


José Ángel Carretero es jefe de Neumología en el Hospital Royo Villanova de Zaragoza, donde lleva trabajando más de cinco años tras pasar por el Hospital Servet de Zaragoza y por el Hospital de Santa Bárbara de Soria. Descendiente de Valtueña, lugar donde nació su abuelo, y con su mujer nacida en Pozuel de Ariza y criada en Monteagudo de las Vicarías, siente que "Monteagudo es mi pueblo" y nos explica que "yo soy de Zaragoza y no tenía pueblo, por lo que lo asumí como mío". 

El pasado 7 de agosto, Carretero impartió una conferencia en el patio del Castillo de Monteagudo de las Vicarías sobre el coronavirus y la evolución de la pandemia. Desde su posición como sanitario asistencial, ha vivido de primera mano las consecuencias de la enfermedad y observa con incredulidad las decisiones que se toman desde las diferentes administraciones para gestionar la pandemia, sentenciando que "con estas medidas el virus no se va a erradicar".

El doctor Carretero, que se queja de que "se nos ha preguntado muy poco a los sanitarios sobre las medidas a tomar para que la incidencia no suba", advierte que "lo importante no es doblegar la curva cuando la situación es mala, sino que no suba cuando estamos en mejores situaciones" y achaca a "una mala comunicación de la enfermedad" la dificultad para controlar la expansión de la misma. "Mientras no se corte la transmisión, el contagio seguirá, pero eso no lo consigue la vacuna, sino el aislamiento", explica el neumólogo, que señala que "el virus se sige contagiando y cada vez que se transmite es susceptible de mutar". Por ello, lanza una advertencia al decir que "existe la posibilidad de que las mutaciones produzcan más contagio o más mortalidad" y nos cuenta que "las vacunas parece que por ahora cubren las mutaciones que se han dado, pero hay una variante nueva en Inglaterra, que todavía no tiene nombre, con una mortalidad del 35%", por lo que señala que "no se puede celebrar una final de la Eurocopa con un estadio lleno de gente porque pasan estas cosas".

"No se ha informado adecuadamente a la gente", explica José Ángel, que ha vivido en primera persona casos como "el de un chico que era positivo y se marchó al pueblo con sus padres sin decirles que tenía la enfermedad". Lanzando el mensaje a la población de que "no es tan difícil entender que tienes que estar confinado", señala que "no hay medios para vigilar que todo el mundo que se contagia se quede en casa". Por ello, medidas como "la creación de hospitales donde mandar a la gente que tenga que hacer cuarentena" resultan para él fundamentales a la hora de controlar la transmisión, insistiendo en que "a la población se le han mandado mensajes contradictorios abriendo la mano con acciones como quitar la obligatoriedad de llevar mascarillas", poniendo el ejemplo de otras gestiones como la de Australia, donde "han sido capaces de confinar todo Sidney, una ciudad de cuatro millones y medio de habitantes, con 250 contagios. Mientras aquí, con índices de más de 250 contagios por cada 100.000 habitantes, lo hemos abierto todo".

Carretero se muestra muy disgustado con la situación actual porque "con un virus que provoca muerte no se puede pretender convivir". Mientras advierte de que "en la segunda quincena de septiembre habrá una nueva ola", el doctor se pregunta: "¿por qué no se adoptan las medidas necesarias estando tan claro lo que hay que hacer?", y pone como ejemplo las erradicaciones de epidemias anteriores por coronavirus como el de la Gripe Aviar y el del Síndrome Respiratorio del Oriente Medio, donde "se aplicaron unas medidas de contención tan estrictas que no hizo falta ni vacuna, pero este parece que no se ha tomado en serio", indica.

Desde su casa de Monteagudo de las Vicarías, el jefe de neumología del Hospital Royo Villanova ve en la vacunación "un elemento clave para evitar la gravedad de la enfermedad" y opina que "el personal socio sanitario debería estar obligado a vacunarse". Sin embargo, tiene claro que "el uso de la mascarilla, el cumplimiento de las normas en la hostelería y otras medidas que evitan la transmisión, como el distanciamiento social, son lo único que puede acabar con el virus", destacando que "llegamos a tener una incidencia de 8,9 contagios por cada 100.000 habitantes para empezar la desescalada tras la primera ola, mientras ahora con la incidencia en 250 ya estamos abriendo todo". Insistiendo en que "mientras siga habiendo transmisión, nunca acabaremos con el virus" y en que "no se han hecho las cosas bien", el neumólogo advierte que la solución está en "un buen sistema de detección, un buen rastreo, confinar a la gente contagiada o pendiente de saber si tiene PCR positiva, medidas rigurosas de ventilación en locales cerrados y obligatoriedad de la mascarilla si no se puede mantener la distancia". 

Antes de despedirnos, deja para todos una reflexión: "No se ha propuesto erradicar el virus y parece que hay un número determinado de muertos asumible, pero tú pon en una balanza lo que se está perdiendo de dinero por los confinamientos, y en otra el coste que supone la pérdida de vidas y la salud de las personas. Yo no sé quién gana, pero la prevención siempre es más rentable en todos los sentidos, también en el económico".


Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

Montse Martínez
POR
Montserrat Martínez,
 19 oct

Por eso en algunas ocasiones, cuando somos conscientes de que nuestra opinión no es la de la mayoría o no es “políticamente correcta”, de manera inconsciente tendemos a callarnos, dejando de ser asertivos, incluso en el peor de los casos, a renunciar a decir nuestras opiniones o a decir lo contrario… (leer más)

Comenta