LA BAMBA

|

Hola hola SINFONOLERS!‼ Que levante la mano quien no haya bailado, cantado o silbado alguna vez “la Bamba”. Como me imaginaba yo, pocas manos veo arriba; y es que esta canción que hoy vamos a tratar nos lleva acompañando desde hace muchos años atrás, que digo años, esta canción lleva siglos conformando y transformando su contenido hasta llegar a nuestros días tal y como la conocemos actualmente. Si con la copla de la Dolores la investigación nos llevó a mitad del siglo XIX, ahora batimos ese record con holgura ya que “la Bamba” tiene su origen, según varias fuentes consultadas, en el siglo XVII en el puerto de Veracruz (México) en la entonces Nueva España en plena época colonial.


Sifo1


En contadas ocasiones prestamos atención a las letras de nuestras composiciones musicales favoritas; pero si atendiésemos con mayor detenimiento, podríamos darnos cuenta que algunas de las canciones populares que se bailan y cantan en fiestas, verbenas o eventos sociales varios, tienen en realidad poco que ver con la alegre música que las acompaña. Este es el claro ejemplo de la canción que hoy analizamos. Por ello, cuando a mediados del siglo XX el joven cantante y guitarrista de rock Ritchie Valens –Ricardo Valenzuela- popularizó La Bamba, pocos  podían imaginar que lo que escuchaban no era precisamente una composición basada en algo alegre y jovial, sino que muy por el contrario, en ella se narran  aterradores hechos acontecidos en las costas mexicanas de Veracruz allá por el siglo XVII.


Vamos a escuchar a Ritchie Valens en 1958 en la versión original. Más adelante escucharemos alguna de las muchas versiones que de esta canción se han grabado.






La Bamba suena desde hace más de trescientos años y se nutre de varios eventos reales aderezados con la inventiva y la tradición popular pero manteniendo intacto su origen con frases como “para subir al cielo se necesita una escalera grande y otra chiquita”, o bien “Yo no soy marinero, soy capitán”, estrofas estas que nacen de un hecho histórico y dramático con origen en el puerto de Veracruz, que a continuación paso a relataros.


Durante muchos años, en las costas del Caribe se encontraban los  puertos comerciales más importantes de las potencias coloniales, donde frecuentemente llegaban enormes navíos cargados de increíbles riquezas; este hecho atraía a todo tipo de criminales, sobre todo los más sanguinarios piratas. Solo ver el hondear de la bandera negra en algún mástil aproximándose al puerto era suficiente para encoger de miedo al más valiente de los capitanes así como a los inocentes residentes de estas tierras. En uno de estos ataques, concretamente el 16 de mayo de 1683, apareció en el horizonte marino jarocho (Relativo a Veracruz o a sus habitantes) una flota de barcos, al frente de ellos  11 barcos llenos de piratas, 1300 en total cuentan las crónicas. Estos, al siguiente día de su llegada rodearon la ciudad, y la atacaron saqueando cada una de las casas. Los habitantes eran encerrados en la iglesia parroquial, quienes después de varios días, sin comer y sin agua, si intentaban salir eran asesinados sin piedad.  Era tal la  desesperación que buscaban la forma de subir al techo y llegar a la azotea de la iglesia, para lo que requerían “una escalera grande”; pero de ahí, hasta el campanario todavía necesitaban “otra  chiquita”. Así, llegarían “arriba y arriba”, lo que significaba que para “subir al cielo” y, antes de terminar en manos de los piratas, se lanzaban al vacío suicidándose. Para poder conseguirlo habían necesitado “una escalera alta y otra chiquita...”.


Assassins Creed IV 1024x579


Durante tres días y medio hombres, mujeres y niños sufrieron torturas indecibles, fueron privados de alimento y agua, amenazados con matarlos a todos, a la vez que las jovencitas más hermosas del lugar fueron apartadas de sus familias y gravemente ultrajadas por los bandidos. Tras saquear el pueblo y hacerse con un gran botín,  los piratas pusieron rumbo a la Isla de Sacrificios que se encuentra a pocos kilómetros de las playas veracruzanas, allí llevaron a muchas de estas jovencitas así como a otros hombres secuestrados para utilizarlos y venderlos posteriormente como esclavos.  Días después un nutrido grupo de furiosos padres, novios y esposos, se hicieron a la mar  para rescatar y vengar a sus amadas, entonando durante el viaje el corillo “Yo no soy marinero, por ti seré, por ti seré, por ti seré”, para darse ánimos. Una versión menos romántica de esta estrofa cuenta que el verso “Yo no soy marinero, soy capitán… por ti seré…”  se refiere en realidad a la discusión suscitada entre los oficiales del Ejército y los soldados quienes eran obligados a embarcarse, en viaje seguramente sin retorno, para perseguir a los piratas. Tanto como si os decantáis por la versión romántica o la meramente narrativa, lo cierto es que La Bamba, pieza de son jarocho, sigue siendo hasta el día de hoy una canción muy conocida.


La palabra “Bamba”, se dice, viene de “Bambarria” que alude a una persona “tonta o boba” justo como se veía a las autoridades del virreinato mexicano en concreto al virrey de México por no tener la capacidad para defender a su pueblo, particularmente al puerto, que por el comercio era un lugar estratégico.


Descarga (1)


Hacer que esta canción fuera mundialmente conocida se debió , entre otros a Ricardo Valenzuela - Ritchie Valens- que en 1958 con 16 años la publicó en su único álbum de estudio. Artista este de vida corta y que desde ahora mismo me comprometo a contaros en algún próximo artículo. La Bamba por el éxito que obtuvo sirvió  para que Richie Valens fuese invitado (contratado) en una gira que se llamó “Winter dance Party” y que incluía los artistas del momento como Buddy Holly and The Crickets; Big Bodpper, Dion and The Belmonts… quedaros con estos nombres que formarán parte para siempre de la vida y muerte de Richie Valens, pero esto lo conoceremos en otra ocasión. 

Winter Dance Party e1545925603871


El 29 de agosto de 1987, la banda de rock chicana “Los Lobos” fundada en California, grabaron una versión de La Bamba que se convirtió en la primera canción en español en ocupar el lugar número uno en los Billboard y que acompañó a la película biográfica de Ritchie Valens estrenada ese mismo año.

Y con esta versión que seguramente es la más conocida, ponemos punto final a nuestra investigación, espero que os haya resultado interesante y curiosa la historia que hay en el interior de esta conocida canción; a mí personalmente me sorprendió descubrirlo.


Feliz semana SINFONOLERS‼‼







Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

Fran
POR
Fran Álvarez,
 23 ene

Tenemos que promocionar canales de venta directa entre productor y consumidor que ofrezcan un precio justo a la cadena alimentaria, sin que tanto intermediario contamine y se reparta los beneficios que otros genera trabajando. Tenemos que proteger a nuestro campo, a aquel que trabaja y vive en nuestros pueblos y busca ser sostenible, tanto en el bolsillo como en el medio ambiente. (leer más)

Comenta