EL PUNTO DE PARTIDA

|

Portada



El indicador histórico más antiguo que posee el centro de Embid de Ariza se presenta ante nosotros cada día de San Juan, en lo alto de la Peña “el Ujero”, cuando los rayos del Sol atraviesan, en pleno solsticio de verano, para iluminar el centro de la villa. Ya desde la antigüedad esta confluencia entre dos ríos, el Barranco y el Argadir ha sido objeto de gran interés. En lo alto del cerro existiría una atalaya cilíndrica de origen árabe que dominaría la vista de los dos valles, el alto de la Dehesa de los Dules, el Estrecho y la Peña del Mediodía, después sería transformada en un castillo medieval, de suma importancia en la Guerra de los Dos Pedros, en el siglo XIV.


Pero entre estos dos momentos tan importantes, y gracias a la existencia del pórtico de la actual Iglesia de Nuestra Sra. de la Asunción, que se presenta ante nosotros como un reconocido estilo artístico, sabemos que probablemente del siglo XIII se erigiría una iglesia románica como símbolo de expansión de Alfonso II o Pedro II.


Acuarela

Pórtico románico de Embid, Acuarela, Jorge Mariscal


Una portada abocinada, compuesta de cuatro arquivoltas doveladas adornadas en sus aristas con molduras de baquetón y escocia la central. La más interior, así como el guardapolvo que orla el conjunto lucen decoración de diamantes perfectamente conservada. (*1)


Capiteles

Detalle de los capiteles del pórtico


Las arquivoltas apean en tres parejas de capiteles con sus correspondientes columnas y basas por medio de ábaco corrido con pequeño ornato de biseles. Su estilo decorativo es ya cisterciense, tardío, con motivos vegetales, algunos muy sencillos. Uno posee una tosca figura antropomorfa con una cabeza tremendamente desproporcionada junto al emparrado vegetal.


En el sillar exterior hay un motivo decorativo tallado representando dos serpientes entrelazadas toscamente trabajadas, bien podría tratarse de un anfisbena o un aspid. También en el interior de la iglesia podemos encontrar otro elemento románico, una pila bautismal monolítica, de sección ligeramente troncocónica, sin decoración y con un pie levemente insinuado. En las afueras del pueblo encontramos algún sillar original de la iglesia románica.



Pila

Pila bautismal de la Iglesia


En los libros de fábrica de la parroquia se menciona el mal estado de conservación de la vieja parroquia por lo que se decidió adosar un portal con un pretil en el año 1539 “de alto hasta la cinta con sus piedras hapadas encima, que defienda el agua que viene del barranco pa que no entre en la iglesia, y recalen muy bien la pared de la iglesia que está para caer y la entrada del portal sea por la parte del olmo qu’está más alto, e suban con dos gradas por amor de la dicha agua e defensión della”. (*2)


Sabemos que en 1590, cuando se decide construir la vieja ermita de Santa Quiteria, el Concejo se reunía debajo del portegado, en la plaza principal, lugar donde otras veces se juntaba para tratar semejantes actos y negocios. Bien podría tratarse del portegado adosado a esta iglesia, como lugar público para deliberar asuntos de la villa, y tal vez el desarrollo urbanístico de la plaza, con su actual portegado viniera después. Éste podría haberse construido con los pilares que quedan presentes en el portegado de las casas de la plaza, de estilo clasicista posiblemente de ésta época.



Portegao

Detalle de uno de los pilares


En el año 1601 una fuerte riada derribaría la torre de la iglesia y se plantarían los olmos de la plaza que en ella existieron. Por lo visto el estado de la iglesia y sus continuadas reparaciones, pese a la construcción de un pretil no pudieron hacer frente a las riadas y barrancadas por lo que en el año 1643 se proyectaría el derribo de la vieja capilla para afrontar una obra íntegra desde su base. Si bien es preciso indicar que las descripciones posteriores nos inducen a pensar que la nueva iglesia tuvo que situarse algo más alejada de su emplazamiento original, para tratar de ganar altura y espacio para un edificio mayor, cambiando también la orientación de la iglesia románica, dejando al descubierto el campo santo que sería rodeado por un pretil en 1675 “componer el pretil de el ciminterio poniendo las piedras que faltan y lavrar las piedras de encima y encarcelarlas con cal, que ya está amasada, que viene a ser cosa de dos varas y media”. También distribuyen el espacio para las tumbas del pavimento, organizándolo en 49 sectores y respetando las dos sepulturas que hay de piedra. Se subirían las tres campanas, dos grandes y la pequeña, hoy sólo vemos dos y donde debiera estar la pequeña ocupada por un reloj moderno. En 1679 el cementerio estaba dividido en dos partes, una cercada y la otra no, por lo que se utilizaba para usos profanos, como juegos de pelota y corridas de toros, debido a esto el obispo Tomás Carbonel mandaría ubicar todos los huesos de esta parte a la que estaba cerrada, finalmente este desaparecería y en 1801, se construiría el cementerio viejo en las Eras.


La actual Iglesia de Embid de Ariza se encuentra orientada con el altar en dirección estricta al Este-Oeste, cuando las iglesias románicas se orientan con el coro hacia el punto por donde sale el Sol, bien en los solsticios o el día del aniversario del santo a quien estuviera dedicado el santuario. (*3) En el caso de la iglesia románica análoga de Monreal de Ariza la orientación se rige por la festividad de Nuestra Señora de la Asunción, es decir, por la salida del Sol el 15 de Agosto. Aunque tampoco hay que ser tremendamente estrictos, pues hay muchas razones para variar el ángulo, como por ejemplo, la variación y la altura que ha de tomar el Sol hasta atravesar el alto del monte de La Veleta, que necesariamente obligaría a cambiar la orientación.


Son muchos los apuntes de las obras recogidas en los libros de fábrica hasta el año 1828, varias de éstas están recogidas en la revista Algadir por M.ª Elena Manrique muy detalladamente. Tal vez la obra más veces ejecutada y con más ímpetu sería el pretil del río, para tratar de proteger el templo de las bravas riadas que sucedieron.


No sabría precisar desde cuando existe el puente que cruza la actual carretera y que une las dos partes de Embid, sabemos sin embargo que existen dos zonas que la toponimia nos indica que eran zonas de paso, como “la vadera” en la zona del lavadero, y “el vado” o “vedao” en las inmediaciones del túnel, hay muchas otras por las que se puede cruzar el río, cuando tiene poco caudal, pero el desnivel que nos ofrece el centro de la población tiene mala solución sin un medio para cruzarlo.


Conocemos que en el año 1756 existía un puente que cruzaba el río, donde el actual, gracias a una anotación posterior al testamento de Domingo Ortega, donde se cita que posee unas casas en camino real que va a las Eras, al otro lado del puente.


Además podemos confirmar la presencia del puente en el año 1783, gracias al Mapa Geográfico de la Provincia de Soria de D. Tomás López, que aparece junto al nombre del río “Deza o Lerar”. En 1821, el Informe de la Comisión de División del Territorio Español encargada de proponer la división de las provincias tras la evacuación de los franceses en 1813 también lo nombraba como río Lerar al fijar los límites de la provincia de Calatayud, por tanto el nombre de Henar parece ser posterior, y éste procede directamente del árabe “Nahr” que significa precisamente “el río”. Los nombres de los lugares han pasado por la tradición oral y la memoria de forma fugaz, muchas veces se transfieren sonidos y fonemas sin recursos escritos, por lo que la variación de los nombres muy comúnmente varían.


Plano

Plano de la Provincia de Soria


“El día 8 de mayo de 1798, vino por este río de Embid tanta agua, que fue espanto de las gentes. Se llevó el puente, los azudes, el pretil de la Iglesia dejando un hueco que amenazaba caerse la nave. Los vecinos se retiraron a los cerros y dejando la obra de la Iglesia, fue acordado reparar el dicho pretil” (*4) .


El nomenclátor descriptivo, Geográfico y Estadístico del Obispado de Sigüenza de 1886 nos dice que Embid de Ariza está situado sobre la ribera del río Lerar y que éste divide el pueblo en dos barrios comunicados por un magnífico puente de sillería fabricado en el año 1882 que costó 36.000 reales. 


En 1880 el Diario de Avisos de Zaragoza nos confirma que se subastó simultáneamente en la Sala Consistorial de Embid de Ariza y en el Gobierno Civil de la provincia de Zaragoza la construcción de un puente sobre el río Algadir. A la vista de estos datos parece ser que tuvieron que pasar 84 años para volver a tener un puente en condiciones aceptables. Este maravilloso puente de sillería sufriría, a los ojos de este humilde relatador, otro gran ataque al patrimonio histórico, y esta vez no sería debido a la fuerza del agua, ya que a principios de los años setenta se procedería a la ampliación del puente, lo que ocasionaría la sustitución de los pretiles laterales por vallas metálicas y la eliminación del tablero apuntado.


PuentePUEBLO

Carta Postal de Embid de Ariza


Dibujopuente

Dibujo del puente original


No puedo negar que disfruto imaginando cómo estaba conformado especialmente el centro de la villa, pensar en que ese espacio lo pudo ocupar una iglesia románica, excepcional por su posición tan meridional, en un enclave misterioso, dominado por señales astronómicas, que durante siglos ha servido para calcular el tiempo. No dejo de pensar lo que encontraríamos bajo nuestros pies, que sucedería para que tantas culturas decidieran detenerse exactamente en ese punto, decidir quedarse y defenderlo, lo que me irremediablemente me lleva a pensar, Embid, ¿por qué nos fuimos?


Anfisbena: es una criatura mitológica representada como una serpiente con una cabeza en cada extremo de su cuerpo
Aspid: serpiente monstruosa con alas
(*1) La guía del arte románico, A. García Omedes
(*2) Revista Algadir, nº2 y nº4
(*3) La orientación en las iglesias románicas, Ederlina Viñuales, NASE
(*4) Libro de fábrica de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Embid de Ariza
Foto portada “Aspecto del pueblo en la zona de desembocadura de el Barranco en el valle del río Henar”, Fco.Hernández Pacheco, abril 1950”

Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

WhatsApp Image 2022 11 22 at 12.56.57
POR
Ana Rodríguez,
 23 nov

En los últimos años de mi experiencia profesional, las personas mayores que se trasladan a la Residencia, presentan una diversidad funcional severa, por lo que en muchas ocasiones, los residentes disfrutan poco tiempo de los servicios y actividades que se pueden prestar en los Centros y es muy importante ofrecerles unos cuidados dignos en el final de su vida (leer más)

Comenta